EL SEGUNDO TIEMPO DE DIÁLOGO TRAS EL FRACASO DE RAJOY

Sánchez y Rajoy hablan diez minutos y se reafirman en sus posiciones

Los dos charlan telefónicamente en tono "cordial". El presidente repite al secretario general que persigue una gran coalición y Sánchez le reiterá su no y la apertura de la ronda de diálogo

Foto: Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, poco antes de su última reunión pública, el pasado 29 de agosto en el Congreso. (Reuters)
Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, poco antes de su última reunión pública, el pasado 29 de agosto en el Congreso. (Reuters)

Primera conversación entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez después de la segunda investidura fallida de la democracia. Y el resultado es el esperado: reafirmación de las posiciones respectivas de ambos y la promesa de que "seguirán hablando". Ninguna novedad en el horizonte.

La conversación telefónica entre los dos dirigentes se produjo este martes, a instancias del secretario general del PSOE, como estaba previsto. La charla, informaron fuentes socialistas, fue "cordial" y duró "unos diez minutos".

Rajoy explicó a Sánchez "cómo había transcurrido la reunión del G20", celebrada en Hangzhou (China), y le reiteró su posición gran conocida de formar una gran coalición. A su vez, el secretario general de los socialistas le reiteró el no, el voto en contra de su reelección ahora y después del 25-S y le confirmó lo ya sabido: que abrirá de forma inmediata un diálogo con el resto de fuerzas políticas para buscar una salida al bloqueo actual, como acordó ayer la permanente de la ejecutiva federal. Ambos quedaron en "seguir hablando".

[Consulta el comunicado de La Moncloa]

Sánchez quería conocer los "planes" del presidente en funciones una vez fracasada su reelección. Pero no sacó mucho más en claro de lo que el propio Rajoy había dicho a los periodistas, que pretendía "perseverar" en su estrategia. La Moncloa sacó posteriormente un comunicado en el que abundaban en la misma explicación. Rajoy, comentaba, le repitió "los mismos argumentos que expuso reiteradamente la semana pasada a lo largo del debate de investidura sobre la necesidad urgente de que España cuente con un Gobierno que pueda dar respuesta a los compromisos que tiene ante sí y que mantenga el empuje de la recuperación económica y el ritmo de creación de empleo". A saber: la "urgencia" de presentar los Presupuestos Generales del Estado, la "imperiosa obligación" de cumplir antes del 15 de octubre con las exigencias de Bruselas para "suavizar" la senda de corrección del déficit público, o la "amenaza gravísima" contra la unidad territorial de España.

El presidente en funciones le recordó, como recogieron los socialistas, que en diciembre ya planteó un Gobierno de gran coalición con los partidos constitucionalistas, oferta que mantuvo en pie tras los comicios del 26-J, en el que amplió su victoria.

"Reflexionar sobre el bloqueo"

Rajoy invitó a Sánchez a "reflexionar sobre el bloqueo político y la desconfianza y el malestar" que la parálisis está "provocando en el conjunto de la ciudadanía. También le apremió, según La Moncloa, a "reconsiderar su postura y plantearse la conveniencia de alcanzar grandes acuerdos de Estado para hacer frente a la amenaza independentista, para negociar un nuevo sistema de financiación autonómica, para abordar un pacto sobre el modelo educativo, sobre las pensiones, la violencia de género o sobre las reformas institucionales pendientes" y "cumplir" con los compromisos con Europa. El líder socialista no se ha negado a trenzar pactos en materias de Estado, pero siempre que estos discurran al margen de la investidura.

Sánchez y Rajoy hablan diez minutos y se reafirman en sus posiciones

Por último, el jefe del Ejecutivo en funciones ofreció a Sánchez "abrir negociaciones sectoriales" sobre esas cuestiones de Estado y otras tantas que surgieron durante el debate de la semana pasada. A su juicio, el entendimiento entre las formaciones constitucionalistas -PP, PSOE y Ciudadanos- es lo que exige la "situación excepcional que vive España" y lo que daría "tranquilidad" dentro y fuera del país.

"Lo que no va a hacer Sánchez, es sentarse a arrancar hojas del calendario hasta llegar a unas elecciones que nadie desea", defiende Antonio Hernando

Sin embargo, estas últimas y teóricas ofertas de Rajoy "son falsas", según apuntaron fuentes del entorno de Sánchez: "La única propuesta fue la de la gran coalición. Incluyeron todo eso en el comunicado para hacer ver que Mariano no está en el inmovilismo".

Sánchez y Rajoy hablan diez minutos y se reafirman en sus posiciones

Ferraz defiende que su jefe haya retomado la iniciativa, porque sería irresponsable, a su juicio, no hacer nada, esperando que los nuevos comicios se echen encima. "Lo que no podemos hacer los responsables políticos y, desde luego, lo que no va a hacer Sánchez, es sentarse a arrancar hojas del calendario hasta llegar a unas elecciones que nadie desea", aseguró el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, en declaraciones a los medios.

Hernando también se lo decía a los críticos de su partido, y en especial al PSOE andaluz, cuyo secretario de Organización y hombre fuerte de Susana Díaz, Juan Cornejo, pedía ayer que no se "engañe" a los ciudadanos creando falsas expectativas con una ronda de contactos abocada al fracaso. El dirigente señaló que a fin de cuentas lo que hace el secretario general es tirar de una herramienta básica, el diálogo, la misma por la que apostaron los barones socialistas tras las autonómicas de 2015, recordó. "Eso es lo que va a hacer Sánchez, hablar con el resto de formaciones para ver si entre todos podemos buscar una solución. ¿Va a ser difícil? No, va a ser dificilísimo", admitió ante los periodistas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda