algunos dirigentes no se fían del psoe

Podemos espera que el PSOE mueva ficha tras el 25-S para buscar salidas "prácticas"

Aunque Pedro Sánchez iniciará el diálogo en breve, desde la formación emergente están convencidos de que nada se concretará hasta después de las elecciones vascas y gallegas

Foto: Pablo Iglesias, este viernes en el Congreso
Pablo Iglesias, este viernes en el Congreso

Nadie quiere terceras elecciones. Todos lo repiten. Y tras la esperada y fallida investidura de Mariano Rajoy todas las posibilidades se vuelven a interpretar. Pablo Iglesias volvió este viernes en su breve discurso a lanzar una nueva llamada a Pedro Sánchez para que se decida y sea capaz de liderar una alternativa viable a Mariano Rajoy. Fuentes de la dirección de Podemos creen que habrá que esperar a después del 25 de septiembre (cita de las elecciones vascas y gallegas) para que el PSOE mueva ficha y presente propuestas para buscar soluciones "prácticas". Todos insisten: hay que evitar las terceras elecciones.

Podemos, no obstante, es cauto. Algunos diputados de la formación morada están convencidos de que el PSOE seguirá con el "paripé" y de que a Pedro Sánchez le interesa, en clave interna, una nueva cita electoral, pero en cierta forma se muestran esperanzados de que algo se va a mover, no hay más remedio, y de que todas las posibilidades están abiertas. El PSOE iniciará el diálogo con Podemos y Ciudadanos antes incluso del 25-S, ya que los socialistas no quieren cargar mediáticamente con la culpa ni con la penitencia de ser los únicos responsables de abocar al país a que vote de nuevo en Navidades, pero desde Podemos están convencidos de que nada se empezará a concretar hasta después de la cita electoral de finales de septiembre. ¿Por qué? En las gallegas si el PP saca mayoría absoluta "dobla la mano" al PSOE; y en las vascas el PNV puede necesitar a los populares. Podemos sabe que las dos citas electorales jugarán un importante papel en el reposicionamiento político.

"Hay que dejar de un lado las emociones y pasar a los hechos prácticos", señalan en Podemos. La verdad es que en su discurso de este viernes Sánchez ha abierto nuevas puertas que hasta ahora permanecían cerradas: "Los grupos del cambio tenemos la responsabilidad de dar una solución al país", señaló el dirigente socialista, un mensaje críptico, nebuloso, pero que muchos interpretaron (a pesar de aclaraciones posteriores) que intentará ensayar una alternativa o, cuando menos, liderar una hoja de ruta para dar una salida al atasco político.

Podemos espera que el PSOE mueva ficha tras el 25-S para buscar salidas "prácticas"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, recalcó después en los pasillos tras su intervención que no tiene ningún problema en llamar a Sánchez, pero entiende que ahora mismo la iniciativa le tiene que corresponder al secretario general del PSOE, "que es quien estaría llamado a liderar ese Gobierno". Para Podemos la dinámica del partido ha cambiado y las piezas del tablero se deben empezar a mover en nuevas direcciones. Cualquier acuerdo entre Ciudadanos y Podemos es inviable. Pero ¿un Gobierno socialista en solitario con 85 diputados que cuente con el apoyo solo de investidura de Podemos y Ciudadanos? "Es menos viable pero no descartable". Una difícil solución que no saldría gratis. Podemos insiste en hablar de políticas, hechos concretos, acuerdos programáticos. 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en su escaño junto al diputado Antonio Hernando.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en su escaño junto al diputado Antonio Hernando.

A día de hoy no hay ningún canal abierto entre el PSOE y la formación más emergente más allá del parlamentario, del habitual. Podemos, no obstante, sabe que el propio Sánchez tiene el enemigo en casa. Iglesias agradeció a Sánchez en sus dos intervenciones (la del miércoles y este viernes) que haya sido capaz de derrotar a los sectores de su partido que le pedían un pacto con el PP. Iglesias puso en práctica su estrategia. Aunque la investidura era la de Rajoy, su interlocutor era Sánchez. El mantra era claro: la alternativa es viable, Pedro. Hay que decidirse. "A lo mejor es la última posibilidad de liderar un Gobierno decente", le espetó Iglesias desde la tribuna del Congreso.

Lo que está claro es que Podemos espera que el mensaje que Sánchez lanzó este viernes (que algunos diputados de la formación emergente insisten en señalar que es de difícil interpretación) se concrete y que no termine siendo una maniobra para ganar tiempo. "Se acabó el tiempo del paripé y del teatro. Hay que dejar de lado las emociones y trabajar por hechos prácticos". Los próximos días serán claves para concretar esas posiciones, en un tablero en el que la confianza de los jugadores está en entredicho. Muchos barones del PSOE no se fían de Podemos, y muchos dirigentes de Podemos no se fían del PSOE. De momento, el escenario de terceras elecciones es el más cercano.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios