POCOS CAMBIOS EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA

Resultados elecciones Galicia: el PP recupera la 'mayoría absoluta'

El PSOE deshace el 'sorpasso' de diciembre y recupera el segundo puesto frente a En Marea. Ciudadanos pierde su único diputado gallego

Foto: El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

A cuatro meses de las elecciones autonómicas en Galicia, según la previsión generalizada de una cita con las urnas en octubre, las noticias son buenas para el PP: la formación liderada por Rajoy recupera el pulso en Galicia, e incluso cumple con el objetivo que se marcó pero no pudo cumplir el 20-D, que no es otro que lograr la mayoría absoluta de los diputados gallegos. De los 23 en juego suma 12, dos más que en diciembre pasado. Lo consigue a costa de Ciudadanos, que pierde su único escaño gallego, y de En Marea, que con sus cinco asientos pasa a tercera fuerza política por detrás del PSOE, que suma seis.

[Consulte aquí los resultados de las elecciones generales]

Los resultados en Galicia son un perfecto termómetro de la situación política interna de los cuatro grandes contendientes. La absoluta tranquilidad que ha vivido el PP gallego en estos últimos seis meses, en los que el ritmo lo ha marcado su presidente, Alberto Núñez Feijóo, con su incontestada decisión de repetir como candidato en las autonómicas, ha sido premiada por los ciudadanos con dos diputados más. Pasa de los 10 obtenidos en las últimas elecciones a esos 12 que le permiten recobrar el optimismo de cara a las autonómicas. Lo consigue con un 5% más de apoyos que en diciembre, lo que le sitúa en un 42% que, eso sí, probablemente no le llegaría en unas autonómicas para alcanzar la mayoría absoluta. Pero el PP lo confía todo a su mejor comportamiento electoral en las elecciones gallegas.

El 'sorpasso' de diciembre se deshace. En las últimas generales, En Marea, la coalición de Podemos, Esquerda Unida y Anova, empató a seis escaños con los socialistas, pero les superó en votos en cuatro puntos. Han perdido 4,5 puntos respecto al 20-D, lo que les hace quedar casi un 1% por detrás de los socialistas y, sobre todo, con menos escaños. Se quedan con cinco frente a los seis del PSOE. Ese segundo puesto recuperado por los socialistas sería fundamental en las autonómicas, ya que les permitiría encabezar la coalición que apartaría a Feijóo de la Xunta en caso de perder las elecciones. Y ese pacto en Galicia se presenta mucho menos complejo que en el conjunto del Estado.

Los gallegos han castigado por lo tanto los problemas internos de En Marea, que abrió un debate interminable desde que hizo historia con su 'sorpasso' del 20-D. Con el líder de Anova, el nacionalista Xosé Manuel Beiras, enfrentado abiertamente con la coordinadora de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, con una crisis interna en Podemos que motivó la renovación de su líder gallego y con un áspero debate sobre la posibilidad de presentarse a las generales como partido instrumental, entre otros frentes, En Marea ha perdido fuelle, y ha recibido lo que en diciembre hubiera sido un resultado fantástico como un jarro de agua fría.

[La jornada del 26J, en imágenes]

De su hundimiento se ha aprovechado directamente el PSdeG, que aunque se mantiene en los mismos seis escaños, recupera casi un punto en porcentaje de votos. El electorado ha sido más benévolo con los socialistas, a pesar de que en estos meses han vivido la dimisión de su líder, José Ramón Gómez Besteiro, implicado en distintos casos judiciales de presunta corrupción. La sensación en la gestora provisional del partido es que los gallegos han encajado como un síntoma de normalidad las elecciones primarias que semanas atrás permitieron elegir a Xoaquín Fernández Leiceaga como aspirante a la presidencia de la Xunta.

Xosé Manuel Beiras. (EFE)
Xosé Manuel Beiras. (EFE)

Para guerra interna, la de Ciudadanos, que se queda sin el único diputado gallego que obtuvo en las últimas generales. Tras sustituir sin primarias al candidato de A Coruña, lo que provocó una dimisión en bloque de distintos dirigentes comarcales, pierde la representación en esa provincia, y se queda como estaba en las otras tres: es decir, en blanco. Con todo, su pérdida de apoyos es de apenas medio punto, pero muy concentrada en la única circunscripción en la que triunfó en las generales de diciembre.

En Galicia se da la circunstancia de que las cosas han quedado como estaban en la provincia en donde más opciones de cambio daban las encuestas, y en donde centraron sus esfuerzos las cuatro formaciones que obtuvieron representación parlamentaria en diciembre. En Pontevedra, donde Ciudadanos se había quedado a solo 5.000 votos de su segundo escaño gallego, y según el CIS la única provincia gallega en la que se movería el reparto, las cosas quedan como estaban: tres para el PP, dos para En Marea y otros tantos para el PSOE. Eso sí: en esa provincia la alianza de Podemos, Esquerda Unida y Anova mantiene el segundo puesto, ahora con menos ventaja.

g
g

La otra provincia donde las cosas quedan como estaban es Lugo, donde el PP repite con dos diputados y el PSOE y En Marea se reparten otros tantos, con los socialistas por delante en votos. Los cambios se producen en Ourense y en A Coruña. En esta última, el diputado perdido por Ciudadanos se lo lleva el PP, que suma así cuatro de los ocho en juego, mientras que En Marea y el PSOE se quedan con dos cada uno, igual que en diciembre. En esa provincia, en la que se concentran los principales ayuntamientos logrados por las Mareas en las últimas elecciones municipales -A Coruña, Santiago y Ferrol-, la coalición rupturista sigue por delante del PSdeG. Pero si antes la diferencia era de seis puntos, ahora es de poco más de uno (22,9% frente a 21,8%). Es en Lugo donde En Marea pierde un escaño, que se quedan los populares. De los cuatro asientos en juego en esa provincia, tres son para el PP y uno para el PSOE.

Quien no ha aprovechado la oportunidad que le daba esta repetición de las elecciones es el BNG. El frente nacionalista, que en las generales de 2015 se quedó sin representación en el Congreso por primera vez desde 1996, vuelve a fracasar, con unos resultados peores incluso que los de diciembre. El Bloque Nacionalista Galego queda por debajo del 3% en el conjunto de Galicia, cuando en las pasadas generales estuvo por encima del 4%.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios