ELECCIONES 26 DE JUNIO

Lo que esconde el programa-catálogo de Podemos: hegemonía, recortes y estrategia, a lo Ikea

El envoltorio guarda en su interior una multitud de guiños, metáforas, matices y cambios en algunas de las medidas que se presentaron el 20-D, así como una calculada estrategia

Foto: Portada del programa-catálogo de Podemos, en el que se ha retratado la casa de Carolina Bescansa.
Portada del programa-catálogo de Podemos, en el que se ha retratado la casa de Carolina Bescansa.

Podemos ha vuelto a demostrar que su maquinaria comunicativa está perfectamente engrasada. La publicación del programa de la formación para las elecciones del 26 de junio en formato de catálogo, al estilo Ikea, pretende hacer llegar sus propuestas al público menos politizado, de una forma atrevida pero atractiva. Sorprender, captar la atención del espectro sociológico más alejado de la formación (mujeres y mayores), disimular los defectos y, en definitiva, vender. La idea no lleva la firma de ninguna agencia de publicidad, surge de distintas contribuciones de los miembros del equipo de campaña, según explican fuentes del partido.

[Fotogalería: 'Las fotos del catálogo Podemos-Ikea']

Los cargos públicos y orgánicos han contribuido prestándose para las fotos, utilizando como decorado sus propias casas. “No nos ha costado nada”, aseguran, más allá del coste de imprenta. Se han tirado 10.000 ejemplares, principalmente para repartir en mítines y actos de campaña, y pretende venderse a 1,80 euros, poco más de su precio de coste. No solo quieren acabar con el estigma de que el electorado no se lea los programas, sino que pague por hacerlo.

Lo que esconde el programa-catálogo de Podemos: hegemonía, recortes y estrategia, a lo Ikea

El envoltorio guarda en su interior una multitud de guiños, metáforas, polémicos matices y actualizaciones en algunas de las medidas que se presentaron el 20-D y una calculada estrategia que no tiene reparos en admitir cuál es el talón de Aquiles de la formación: el público mayor y las mujeres, principalmente amas de casa. A este público va dirigida la campaña. La feminización del logo de Unidos Podemos fue solo el principio.

[Consulta el programa-catálogo de Podemos en PDF]

Un catálogo de referentes teóricos

En el capítulo de guiños, destacan las lecturas de los candidatos y cargos públicos de la formación que aparecen en las fotografías. El más letrado, sin duda, el secretario político, Íñigo Errejón. El número dos de la formación es fotografiado leyendo un ensayo en catalán, lengua en la que se desenvuelve perfectamente, titulado 'Camins per l'hegemonia'. Su autor es Xavier Domènech, el cabeza de lista de En Comú Podem, que plantea las oportunidades presentes para irrumpir en el panorama político “desde abajo”. En otra de las imágenes aparece leyendo 'La Circular', la revista que edita el 'think tank' de Podemos desde una óptica basada en la transversalidad y el populismo que tanto se ha encargado de teorizar el número dos de la formación.

Íñigo Errejón, leyendo 'Camins per l'hegemonia', de Xavier Domènech.
Íñigo Errejón, leyendo 'Camins per l'hegemonia', de Xavier Domènech.

El intelectual marxista Antonio Gramsci tampoco podía faltar a la cita. El “genio sardo”, como se refiere a él Pablo Iglesias, y sus teorías sobre la hegemonía han tenido una fuerte influencia en los impulsores de Podemos, hasta el punto de moldear las bases de su proyecto político. 'Antología de Antonio Gramsci' es el ensayo elegido por el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández. Un programa de cambio político en un catálogo de Ikea como mejor metáfora de la nueva hegemonía cultural.

La lista de referencias literarias continúa con un título del filósofo Slavoj Zizek sobre Robespierre, que sostiene en sus manos el diputado Pablo Bustinduy. Destaca también el libro más famoso de la activista feminista y próxima al autonomismo Silvia Federici, 'Calibán y la bruja'. La secretaria general de Podemos en Navarra, Laura Pérez, es quien reivindica a la autora marxista. Su homólogo en Asturias, Daniel Ripa, elige en cambio 'Memorias de un beduino en el Congreso de los Diputados', en donde José Antonio Labordeta relata sus vivencias como diputado en Madrid y con las que a buen seguro se identificarán muchos de los representantes de la formación emergente.

En un segundo plano, formando parte de la biblioteca de Juan Pedro Yllanes, destaca el lomo de un libro: 'No Logo', de Naomi Klein, como un mensaje oculto del 'hackeo' político-cultural al que ha sido sometido el catálogo de Ikea. Este ensayo de cabecera para el movimiento antiglobalización analiza la deriva colonizadora de las grandes corporaciones. Tanto Klein como Zizek encabezaron un manifesto internacional de apoyo a Podemos tras las elecciones europeas junto a otros intelectuales posmarxistas. Ahora han tenido su simbólico homenaje, al igual que Syriza, formación a la que ya no hacen referencia en sus discursos los dirigentes del partido, aunque Pablo Iglesias mantiene en su móvil la pegatina con el lema: 'Syriza, Podemos, venceremos'. 

Corresponsabilidad en las tareas del hogar

Si imitar un catálogo de mobiliario de hogar para atraer la atención de las amas de casa parte de una concepción machista de la sociedad, las imágenes cotidianas que recoge tratan de contrarrestarlo. Las tareas del hogar aparecen realizadas íntegramente por hombres, desde cocinar, tender la ropa, lavar la vajilla, limpiar los cristales… El contenido compensa el continente.

Los protagonistas del catálogo salen fotografiados en sus propias casas. La imagen elegida para la portada es el salón de Carolina Bescansa. La excepción a la regla es Pablo Iglesias, pues las fotografías en las que sale pertenecen al piso de alquiler que compartió en Barcelona con otros miembros de su equipo durante la campaña de las elecciones catalanas del 27-S. Su pequeño piso de Vallecas se ha quedado fuera del catálogo. Eso sí, otros hogares retratados, como el del alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', han sido customizados para la ocasión, por ejemplo, quitando las antiguas colchas del sofá.

Moderación del gasto público e IVA

Bajo el envoltorio se encuentran las medidas programáticas. Las mismas con las que se concurrió a las elecciones del 20-D, según instió la responsable de Programa, Carolina Bescansa, porque se trata de las medidas elaboradas a partir de las aportaciones de la militancia y ratificadas posteriormente en votación. Sin embargo, se introducen algunos matices de calado, principalmente en la memoria económica.

El gasto público previsto para la siguiente legislatura se modera, pasando de los 96.000 millones de euros a una cifra que se situaría alrededor de los 70.000. Entre 6.000 y 7.000 millones de euros menos de gasto al año. Esta modificación responde a una adaptación a las recomendaciones emitidas por Bruselas respecto al déficit y la proyección económica. Para adaptar la memoria “a la nueva realidad económica”, en palabras del responsable de Economía del partido, Nacho Álvarez. La cantidad resultante se asemeja a la plasmada en la contrapropuesta remitida al PSOE durante las negociaciones para la formación de Gobierno en la pasada legislatura.

Lo que esconde el programa-catálogo de Podemos: hegemonía, recortes y estrategia, a lo Ikea

Defensa, orden público y seguridad, así como servicios públicos generales, serán las partidas que más peso perderán. Se trata de partidas que, según argumenta Álvarez, no tienen un impacto directo en la cohesión social ni en la transformación del modelo productivo, dos de las prioridades del programa.

El programa de Podemos para el 20-D proponía “aplicar un nuevo tipo incrementado para los artículos de lujo del 25%, para compensar en la medida de lo posible la caída de la recaudación como consecuencia de las bajadas anteriores”. En esta ocasión, no se concreta el incremento porcentual para estos productos. El programa-catálogo se limita a proponer que “se buscará una figura tributaria para gravar artículos de lujo de manera que, al menos de forma parcial, se compense la caída de la recaudación como consecuencia de las reducciones anteriores”. La ampliación del tipo superreducido del 4% a los alimentos y bebidas no alcohólicas, así como la aplicación del 10% a todos los suministros básicos (a los que ahora se les aplica el 21%), se mantiene invariable.  

El PSOE detecta "incongruencias" e "inconsistencias" en el programa-catálogo

Por Juanma Romero

El PSOE se puso a analizar pormenorizadamente el programa-catálogo de Podemos para el 26-J. Y se dio cuenta, según explicaban fuentes de la dirección federal en un documento al que ha tenido acceso El Confidencial, que no era más que un "trampantojo ideológico" porque "esconde" una "supuesta reducción del gasto público" que no es tal bajo el envoltorio de una revista de Ikea. Detectan, pues, "incongruencias" e "inconsistencias". 

Los socialistas señalan que el documento presentado este miércoles no se diferencia "en nada" del programa del 20-D, salvo que en la memoria económica se dice que las medidas costarán 36.000 millones menos. Pero, subrayan, "no es que hayan cambiado las medidas", es que los dirigentes de Podemos "han decidido" que lo que antes costaba una cifra ahora cuesta menos, y "sin justificación". "O mentían antes o mienten ahora". 

Ferraz pone varios ejemplos. Se fija en la medida 78, que prevé una asignación de 15.000 millones de euros anuales para un plan de bienestar social y modernización económica que incluye una renta garantizada, la mejora salarial y la reversión de los recortes sufridos desde 2010. En el programa del 20-D la redacción, recuerda, era la misma, sólo que se asignaban 25.000 millones. 

La dirección de Pedro Sánchez también indica que no se tienen en cuenta las 50 medidas acordadas por Podemos e IU nada más firmar su alianza. Así, la iniciativa 16 del acuerdo de las dos fuerzas dice que la pensión mínima de jubilación personal o con cónyuge no a cargo será equivalente al salario mínimo anual (si es con cónyuge a cargo, equivalente al 110%). Como prometen que el SMI estará en 950 euros al mes, supondría un aumento del entorno del 35% en cuatro años de las pensiones mínimas por jubilación.

Ferraz denuncia que se calcula en su memoria económica un aumento de 2.000 millones de euros para todo el sistema de pensiones en cuatro años, porque "no lo calculan sobre el programa de IU-Podemos, sino sobre el documento sólo de la formación morada, donde "no se dice nada del aumento de la pensión mínima de jubilación". El PSOE concluye que si hay que atenerse al acuerdo de las dos formaciones, hay que prever un gasto mayor, y si hay que fiarse del texto de Podemos, entonces "incumple su pacto con IU". 

Ese incremento total de 60.000 millones es, para el PSOE, "claramente contraproducente" para el funcionamiento de la economía. Un gasto que, a su juicio, no queda cubierto con la previsión de ingresos. La dirección socialista denuncia que Podemos no especifica qué deducciones se eliminan, considera que la subida de impuestos "sí afectará a las clases medias", anticipa que se reducirá la recaudación al bajar el IVA o que se retrasa el objetivo de reducción del déficit. 

Sánchez, durante una entrevista en el 'Telediario 2' de TVE, este miércoles, se refirió al formato Ikea del programa de Podemos. "Pablo Iglesias dice que es socialdemócrata y lo ha presentado en un catálogo. Me acordaba de mis padres, que son socialistas, de mis abuelos que son socialistas. El socialismo se lleva en el corazón. La socialdemocracia no se vende por un catálogo".

El candidato socialista subrayó que lo que necesita España es "un proyecto socialdemócrata liderado por el PSOE", porque es el único partido que representa "solvencia, proyecto y equipo", todo lo contrario que Podemos y el PP, informa Efe. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios