LA FORMACIÓN MIRA YA AL 26-J

Iglesias arranca la campaña con Echenique como mano derecha y deja fuera a Errejón

El secretario general apuesta por crear un "directorio de coordinación" para la campaña en el que también esté Errejón, pero restándole responsabilidades y rodeándolo de otro equipo

Foto: El secretario de Organización, Pablo Echenique, y el secretario general, Pablo Iglesias, durante el mitin central en Zaragoza de las pasadas elecciones autonómicas. (EFE)
El secretario de Organización, Pablo Echenique, y el secretario general, Pablo Iglesias, durante el mitin central en Zaragoza de las pasadas elecciones autonómicas. (EFE)

Podemos ya solo mira al 26-J. Este fin de semana calentará la precampaña con dos grandes actos en Navarra y Madrid. En los carteles, dos únicas caras: Pablo Iglesias y Pablo Echenique. El secretario general ha decidido acompañarse del líder aragonés y nuevo secretario de Organización en el arranque no oficial de la campaña electoral, dejando fuera del foco al portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, con quien viene manteniendo diferencias políticas y estratégicas desde las últimas semanas.

[Lea aquí: Pablo Iglesias visitó a Julio Anguita para avanzar en la confluencia de IU y Podemos]

La continuidad del número dos como responsable de campañas electorales, cargo que ha desempeñado en todos los comicios a los que ha concurrido la formación desde las europeas, está todavía “pendiente de discusión”, según ha aclarado esta semana Errejón después de evitar pronunciarse en varias ocasiones sobre el papel que desempeñará. El número dos encabeza la oposición al giro estratégico de Podemos mediante una confluencia con Izquierda Unida-Unidad Popular que devuelva al partido al eje izquierda-derecha y abandone la transversalidad. Una posición que implica que difícilmente podría responsabilizarse de una campaña diseñada en parámetros diferentes a los que defiende.

La composición del equipo de campaña será una decisión que tomará en última instancia el secretario general. La división interna entre pablistas y errejonistas sobre la hoja de ruta a seguir no deja margen a la mezcla en un mismo equipo, por lo que la responsabilidad en el diseño de la campaña será asumida por el mismo equipo que hasta ahora, entre quienes se encuentran el cesado Sergio Pascual o varias de las consejeras dimisionarias en Madrid como Sarah Bienzobas o Loreto Arenillas, o por la 'oficina de Pablo Iglesias', que encabezan la jefa de gabinete y coportavoz parlamentaria, Irene Montero, Juanma del Olmo y Rafa Montero.

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón. (EFE)
El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón. (EFE)

El protagonismo del nuevo secretario de Organización en los grandes actos que celebrará la formación este fin de semana y la ausencia de Errejón son gestos que hacen inclinar la balanza en favor de la 'oficina de Iglesias' a la hora de plantear la campaña. También el nombramiento de Echenique como responsable de llevar a cabo las negociaciones con IU.

El sector más afín al número dos sigue aferrándose a la defensa de sus tesis, las mismas que han llevado al partido hasta el momento actual, tanto en artículos de prensa como en reflexiones difundidas a través de canales internos del partido o en el 'think tank' que dirige Jorge Lago, cercano a Errejón. Si bien cunde la sensación de resignación ante el principio de acuerdo con IU, la batalla ahora se centra en el cómo de la confluencia, defendiendo que el mensaje de Podemos no se bascule hacia la izquierda, que se haga una campaña independiente de la coalición de izquierdas y que sus siglas no aparezcan en la papeleta electoral.

Directorio de coordinación

La intención del líder de la formación es contar con todo el mundo en el equipo de campaña, pero sus responsables hasta la fecha no contemplan la mezcla como opción. Este mismo miércoles, Iglesias adelantaba su apuesta por crear un directorio de coordinación para la campaña, eliminando el órgano actual. En dicho directorio, añadía Iglesias, deberían estar presentes representantes de todos los territorios. Sobre el portavoz parlamentario, concretamente, explicaba que “no podemos prescindir de ninguna de nuestras mejores cabezas, e Íñigo destaca entre ellas”, evitando así nombrarlo como jefe de campaña, sino como un miembro más de lo que dio en llamar “directorio de coordinación”.

Pablo Iglesias y Alberto Garzón. (EFE)
Pablo Iglesias y Alberto Garzón. (EFE)

El debate sobre los dos modelos de campaña se zanjará si finalmente se confirma la alianza con el partido liderado por Alberto Garzón. De llevarse a cabo, se adoptaría una nueva estrategia más rupturista, mirando al electorado netamente de izquierdas representado por IU, frente al esquema posibilista de la anterior campaña, dirigido principalmente al electorado socialista. De disolverse las Cortes el próximo 2 de mayo, la formación emergente está obligada a acelerar el debate sobre su hoja de ruta. Con todo, la confluencia ya se da por hecha, tanto desde las filas de Podemos como desde las de IU, a la espera de cerrar los últimos flecos sobre las concreciones de esta.

De consumarse el acuerdo para la confluencia, tendrá que ser ratificado por las bases de Podemos mediante una consulta interna, según han avanzado fuentes de la dirección del partido. La campaña por el no a la confluencia en dicha consulta podría polarizar los resultados y agrandar la división interna.

Mientras se cierran los acuerdos, tanto internos como externos, y se despeja la incógnita de la cada vez más probable repetición de elecciones, Iglesias y Echenique se darán un baño de masas con los círculos este viernes en Pamplona, en el pabellón deportivo de la Universidad Pública de Navarra, y el domingo en Madrid, en un gran acto bautizado como Fiesta de la Primavera. El acto de esta tarde se enmarca dentro de la iniciativa 'Atarse los cordones', mediante la que Echenique pretende retomar el contacto con las bases para recuperar la ilusión de las bases en los distintos territorios de cara a la campaña. Iglesias aprovechará también su primera visita a la capital navarra como secretario general para reunirse con la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos.

La denominada Fiesta de la Primavera se ha concebido como “un gran encuentro de círculos de todo el país, abierto a toda la gente que quiera sumarse”. Su carácter será tanto lúdico como político, combinando actuaciones musicales, actividades infantiles, formación y sesiones abiertas en las que varios cargos públicos de la organización charlarán con la gente. El colofón final lo protagonizarán Iglesias y Echenique con una intervención en la que responderán a las preguntas de los asistentes.  

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios