EN EL COMITÉ FEDERAL DE LOS SOCIALISTAS

Sánchez demanda a Podemos y C's "unidad" para hacer posible el"Gobierno del cambio"

El líder apremia a los dos emergentes a ceder, como está "dispuesto" el PSOE a hacer. Confirma que si hay "cambios sustanciales" en el acuerdo con Rivera, lo consultará con las bases

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, y su secretario de Organización, César Luena, durante el comité federal de este 2 de abril. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, y su secretario de Organización, César Luena, durante el comité federal de este 2 de abril. (EFE)

"Hora decisiva" para Pedro Sánchez. Llega el momento del desenlace, la recta final de las negociaciones que tienen que acabar en un nuevo Gobierno o en la convocatoria de elecciones anticipadas. El tiempo se agota y al secretario general no le queda más remedio que remarcar lo obvio, siguiendo con su estrategia, la demanda a las "fuerzas del cambio" -Podemos y Ciudadanos- a la "unidad" para permitir el "Gobierno del cambio". 

Ese llamamiento nucleó el breve discurso -14 minutos- de Sánchez ante el comité federal del PSOE, el cuarto en tres meses. Una reunión del máximo órgano de dirección convocada para aplazar sin fecha el 39º Congreso, circunstancia que ni siquiera citó en su intervención inicial en abierto pero que obviamente fue votada al final y apoyada por unanimidad. El líder de los socialistas recordó que la próxima semana comienza el diálogo a tres, de su partido con los dos emergentes. "Me gustaría decir que pido la unidad de todas las fuerzas del cambio. Somos 15 millones de españoles, 199 escaños, tres fuerzas políticas, con un único objetivo, y es el de renovar España, y esa idea es mucho más poderosa que cualquier otro veto, exclusión o línea roja que se pueda poner en esa negociación". 

Sánchez urgió a los dos emergentes a buscar los puntos en común. Porque estamos ya en una "hora decisiva" donde "no hay margen para el error", de modo que todas las decisiones que se vayan tomando a partir de ahora son "definitivas". Y la del PSOE está clara: se "reafirma" en su determinación de formar "un Gobierno del cambio" que sea capaz de "poner fin" al Ejecutivo de Mariano Rajoy y evite el adelanto electoral. 

[Consulta aquí la intervención de Pedro Sánchez en PDF]

Ahora que comienza la mesa a tres, los socialistas acuden "sin líneas rojas pero con firmes convicciones". "Los socialistas estamos dispuestos a ceder y pediremos a las fuerzas del cambio que cedamos para que gane el cambio y gane España". Para tranquilizar a los suyos, Sánchez sí subrayó que "los últimos metros" de la negociación los recorrerá con "los mismos principios" que han guiado a la dirección en estos 104 días transcurridos desde el 20-D, con "fiabilidad, coherencia, capacidad de negociación e interlocución" y con los "valores" del socialismo.

El comité federal aprueba por unanimidad aplazar sine díe la fecha del 39º Congreso. La reunión se desarrolló con tranquilidad y sin sobresaltos

"El cambio, por difícil, por complejo, es posible. Nos quedan tres semanas y espero y deseo que España no se vea abocada a repetir las elecciones y que dentro de muy poco tengamos un Gobierno del cambio en nuestro país", remató. Con ello fijaba el horizonte temporal en el 23-24 de abril. Para entonces se sabrá qué camino se toma: o comicios o pacto para armar un Ejecutivo, que España "necesita con urgencia". "Por nosotros no va a ser", subrayó. 

Sánchez demanda a Podemos y C's "unidad" para hacer posible el"Gobierno del cambio"

Ese Ejecutivo que imagina el jefe de Ferraz sería "no partidista", encargado de "despolitizar las instituciones", representativo de la "mayoría social", "plural" y "parlamentario", porque será en el Congreso donde se van a "decidir" las políticas. Y finalmente un Gobierno "progresista", que acabe con la "desigualdad" y la "corrupción del PP. 

Los pasos dados desde el 20-D

Sánchez, como estaba previsto, recorrió los hitos de su partido desde las últimas generales: el comité federal del 28 de diciembre en el que se aprobó la hoja de ruta para las negociaciones, la encomienda del Rey el 2 de febrero, la firma del acuerdo "histórico" con Albert Rivera el 24 de febrero, la consulta a la militancia de tres días después, la primera votación de investidura, el 1 de marzo y la reunión con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el pasado día 15. "Es verdad que España necesita abrir un nuevo tiempo político y el PSOE es la única fuerza que puede hacerlo posible porque tiene proyecto para España y capacidad de negociación" frente a un PP "aislado" por la corrupción, sin opciones de diálogo con ninguna otra fuerza y con un "proyecto agotado". Sánchez arreó también al Ejecutivo en funciones por "mentir" con las cifras de déficit, lo que "lejos de ser un factor de preocupación", debe ser un "acicate" para el acuerdo. 

Los socialistas estamos dispuestos a ceder y pediremos a las fuerzas del cambio que cedamos para que gane el cambio y gane España

Un último compromiso del secretario general: se reafirmó en su propósito de que, "si hay cambios sustanciales" en el pacto con C's por las aportaciones que haga Podemos, los volverá a someter a la consulta de la militancia y al escrutinio del comité federal. 

Sánchez demanda a Podemos y C's "unidad" para hacer posible el"Gobierno del cambio"

El líder tendrá carta blanca para seguir hablando. A la entrada de la sede de Ferraz, los barones le dieron su apoyo y todos, salvo el aragonés Javier Lambán, se mostraron más optimistas después de la reunión con Iglesias. Así lo hicieron los presidentes de Castilla-La Mancha y Valencia, Emiliano García-Page y Ximo Puig; la jefa del Ejecutivo balear, Francina Armengol, o el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. La andaluza Susana Díaz mostró su confianza y deseo de que España salga de la "interinidad" tras más de 100 días de parálisis. Aunque tanto ella como Page recordaron que sí hay líneas rojas. La hoja de ruta marcada por el comité federal del 28 de diciembre y el acuerdo con C's, citó Díaz. El PSOE puede ceder, hacer todo lo que "está en su mano para formar Gobierno, menos vender su alma", o "traficar y alquilar" sus valores y principios, dijo el presidente manchego. 

Sánchez demanda a Podemos y C's "unidad" para hacer posible el"Gobierno del cambio"

Tras el discurso de Sánchez, siguieron 12 intervenciones a puerta cerrada. Sólo hablaron dos presidentes autonómicos, Susana Díaz (Andalucía) y Javier Lambán (Aragón). El extremeño Guillermo Fernández Vara tenía agenda en su comunidad, y al asturiano Javier Fernández se le casaba una hija hoy. A ellos siguieron Miquel Iceta y las jefas regionales de Euskadi y Madrid, Idoia Mendia y Sara Hernández, los tres muy próximos a Sánchez. El comité concluyó cerca de las dos de la tarde, y sin disputa, como estaba previsto. Nadie puso pegas al desplazamiento del cónclave. El aplazamiento sin fecha del 39º Congreso Federal -previsto para el 20, 21 y 22 de mayo- se aprobó por unanimidad. Sin ninguna abstención ni voto en contra. 

[Lee aquí 'Susana Díaz se pone como ejemplo de líder del PSOE que ha sabido unir al partido']

La única referencia de Sánchez al cónclave se produjo al final, en su intervención de réplica, y ya a puerta cerrada. Apuntó que dijo "desde el principio" que debía primarse el calendario institucional al orgánico. El cónclave, defendió, "será sobre todo un debate de ideas". Punto final a un comité federal sin problemas ni sobresaltos. Es lo que tocaba. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios