mociones en defensa del gobierno provincial

Gran coalición PP-PSOE en las diputaciones contra el pacto de Sánchez con Rivera

Presidentes provinciales de las federaciones que encabezan Susana Díaz, Fernández Vara, Page y Lambán se suman a la campaña del PP a favor de los gobiernos provinciales

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la firma del acuerdo de investidura y legislatura alcanzado entre los dos partidos. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la firma del acuerdo de investidura y legislatura alcanzado entre los dos partidos. (EFE)

La campaña del Partido Popular en defensa de las diputaciones provinciales que Pedro Sánchez y Albert Rivera se proponen suprimir está encontrando el apoyo del PSOE en sus principales feudos: Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Las mociones de los populares a favor del mantenimiento de los gobiernos provinciales como garantía del sostenimiento del mundo rural ya han contado con el respaldo o el consenso de los socialistas en la mayoría de las diputaciones donde se han votado, desde las andaluzas controladas por el PSOE a las que están en manos del PP o de partidos regionalistas como el PAR. La 'gran coalición' de los grandes partidos en la Administración local, y sin Ciudadanos ni Podemos, está apuntada.

Los presidentes o cuadros provinciales de las federaciones socialistas que encabezan Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara (Extremadura) y Javier Lambán (Aragón) se están oponiendo abiertamente a uno de los principales puntos del 'acuerdo de gobierno' suscrito por el secretario general del partido con el presidente de Ciudadanos, como es la liquidación de las diputaciones y su sustitución por "asambleas de alcaldes".

En la moción que promueve el Partido Popular en toda España, se "reivindica el valor institucional" de las diputaciones provinciales "como gobiernos que cumplen la misión de cooperar en la vertebración territorial y de velar por la igualdad y acceso de todos los ciudadanos a los servicios necesarios". También se exige "al futuro Gobierno de la nación" que respete las citadas instituciones "para no castigar a los millones de españoles que bajo su amparo conviven en municipios rurales". El PP rechaza la liquidación de las diputaciones y apuesta por una reforma para que se modernicen y sean más eficaces en la prestación de servicios.

Gran coalición PP-PSOE en las diputaciones contra el pacto de Sánchez con Rivera

En Andalucía, la rebelión contra ese punto del pacto Sánchez-Rivera está encabezada por el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, quien ha convocado a los demás responsables de los gobiernos municipales para dar una respuesta conjunta al pacto en la materia. De entrada, las diputaciones de Jaén y Huelva ya han aprobado mociones en defensa de su supervivencia y funciones actuales, lo mismo que harán en los próximos días las de Málaga y Almería, que gobiernan los populares Elías Bendodo y Gabriel Amat. En contra de la iniciativa solo están votando los representantes de Ciudadanos y de Izquierda Unida.

En Aragón, populares, socialistas y regionalistas del PAR han sacado adelante las correspondientes mociones en Teruel y Huesca frente a la oposición de los socios locales de Podemos y la Chunta. El PSOE de Huesca fue el único que dijo no al acuerdo de su jefe en el ámbito nacional con Ciudadanos en la consulta a las bases realizada antes del intento de investidura.

En Castilla-La Mancha, la federación que dirige Emiliano García-Page está dividida. En Ciudad Real, la correspondiente moción se aprobó por unanimidad (con el PSOE a favor), pero en Cuenca los socialistas se desmarcaron del PP. En Castilla y León, ha prevalecido la abstención (en Ávila, Salamanca y Segovia), mientras que en Zamora y Burgos los socialistas han votado en contra junto con Ciudadanos.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (i), y José Antonio Monago. (EFE)
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (i), y José Antonio Monago. (EFE)

En Extremadura, se ha confirmado un entendimiento entre el PSOE y PP que ya se perfiló en el trámite de los Presupuestos de la Junta. Fernández Vara cuenta con el apoyo del popular José Antonio Monago para no depender de las exigencias de Podemos en el proyecto de ley más importante del ejercicio, y sus respectivas formaciones han consensuado un texto en defensa de las diputaciones de Badajoz y de Cáceres.

La 'gran coalición' con el PP que Sánchez rechaza desde el día siguiente a las elecciones del 20-D se abre paso en el ámbito provincial, donde socialistas y populares se reparten desde la Transición el poder y las responsabilidades en las diputaciones, institución que consideran fundamental para procurar la igualdad de los servicios que reciben los ciudadanos y proteger el mundo rural. De hecho, el último programa electoral del PSOE reiteraba esos principios y se limitaba a proponer, como el PP, la modernización del Gobierno provincial como pilar de apoyo para los municipios de menos de 20.000 habitantes. Solo Ciudadanos defendía la liquidación de las diputaciones y la desaparición de los municipios menores.

La campaña del Partido Popular a favor de las diputaciones culmina la próxima semana en el Senado con el debate y votación de su moción correspondiente, momento en que el Grupo Socialista tendrá que aclarar si apoya el acuerdo Sánchez-Rivera en la materia o respeta su programa electoral y la opinión de sus dirigentes provinciales.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios