EL ÚLTIMO INTENTO DEL CANDIDATO

Sánchez: "Con un solo voto podemos cambiar el futuro de España. Voten sí al cambio"

El líder socialista defiende en el Congreso su programa. "Muchos votarán en contra, pero todos sabemos que la mayoría de ustedes están de acuerdo con estas medias", advierte a Podemos

Foto: Pedro Sánchez, durante su intervención en la tribuna este viernes 4 de marzo, antes de la segunda votación de investidura. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su intervención en la tribuna este viernes 4 de marzo, antes de la segunda votación de investidura. (EFE)

'Déjà vu'. Pedro Sánchez subió este viernes a la tribuna del Congreso con su mismo programa de gobierno -pactado con Ciudadanos- y, salvo sorpresa mayúscula, los mismos votos. Era su última oportunidad para convencer a los diputados de las "fuerzas del cambio". Y usó los mismos argumentos que los desplegados en los últimos días: o él o Mariano Rajoy. O cambio o continuidad. Esa fue la piedra angular de su alegato final: "Me dirijo a los 350 diputados. Con un solo voto podemos cambiar el futuro de España. No esperemos más. Voten sí al cambio". Sánchez insistió en que hoy los parlamentarios tienen la "oportunidad" de "hacer realidad el cambio" que votaron "millones de españoles" el pasado 20 de diciembre, cambio "que surge del diálogo, el pacto y los acuerdos transversales". 

Sánchez, no obstante, había hilado un discurso de 15 minutos sin elementos nuevos -más allá de la promesa de rebajar el paro a la mitad en la legislatura- y que destilaba la certeza de que no resultará investido esta noche. Tras desgranar algunas de las 200 propuestas comprendidas en su alianza con Albert Rivera, advirtió de que el rechazo de la Cámara no tiene base: "Muchos votarán en contra, pero todos sabemos que la mayoría de ustedes están de acuerdo con estas medidas". 

[Consulta aquí en PDF el discurso de Pedro Sánchez antes de la segunda votación de investidura]

Las palabras de Sánchez casaban con el último intento de los socialistas por atraerse a Podemos. Esta misma mañana, Óscar López, su portavoz en el Senado, mostraba el documento de 140 medidas que comparten "más de 200 diputados" y que conforman una "mayoría amplia de cambio". 

Sánchez: "Con un solo voto podemos cambiar el futuro de España. Voten sí al cambio"

Pese al previsible fracaso de esta noche, el líder del PSOE dio por "cumplido" un objetivo claro: sacar a España del "bloqueo irresponsable" al que sumió Mariano Rajoy al país tras declinar la postulación del Rey. Porque a partir del pasado miércoles, con la primera votación, corren los plazos hacia unas nuevas elecciones en caso de que en estos dos meses no se logre elegir a un jefe del Ejecutivo. 

Si Rajoy sigue sí o no

Formar Gobierno, dijo Sánchez, está en las "manos" de los 350 diputados congregados este viernes en el Congreso. Pero "cualquier Gobierno de cambio" deberá cumplir "tres condiciones", a juicio del secretario general: uno, "surgir del acuerdo"; dos, "reunir a partidos con diferentes sensibilidades ideológicas", y tres, contar con la "participación del PSOE". "Los socialistas aceptamos los tres condicionantes". Sánchez señaló que, a la postre, se trata de responder a varias preguntas: "Si quieren un acuerdo, sí o no", "si quieren impedir que haya nuevas elecciones generales, sí o no", si se quiere que "las políticas de cambio sean efectivas". Si se quiere, al fin, "que Rajoy siga al frente del Gobierno, sí o no". 

El candidato defiende de nuevo su "Gobierno del bien común", que es la "única alternativa a la España de la injusticia y la desigualdad"

Pero las primeras balas de Sánchez se dirigieron al presidente en funciones, por su "sorprendente huida" al decir no al Rey. "Según la versión de Rajoy, la culpa era mía por no apoyar a su fracasado Gobierno. También será culpa de millones de ciudadanos que no le votaron y que apoyaron a otras fuerzas que promueven el cambio de Gobierno", culpa incluso "de los votantes del PP, por creer que su líder no iba a defraudar su confianza". El secretario general se preguntó "qué hubiera ocurrido" si el PSOE "hubiera seguido la irresponsable conducta del PP". Que el país seguiría bloqueado, concluyó. "Mi único fracaso habría sido rechazar la oferta del Rey". 

El líder defendió su propuesta de "conformación de un Gobierno del bien común", fundamentada en "dos principios: el bien general y el sentido común", que pinte una España "que supere las políticas frentistas", que genere "empleo de calidad" y que procure el "bienestar de todos" con una "apuesta decidida por las políticas sociales". Un Ejecutivo que es la "única alternativa a la España de la injusticia y la desigualdad". Y el país "no puede esperar ni un minuto más para regenerar su vida democrática".

Imagen del hemiciclo antes de la segunda votación de investidura de Sánchez, este viernes. (EFE)
Imagen del hemiciclo antes de la segunda votación de investidura de Sánchez, este viernes. (EFE)

A la hora de desgranar su pacto con C's -el "punto de partida" abierto al resto de formaciones "en las próximas semanas"-, contó las líneas generales e introdujo la promesa de reducir el paro a la mitad en cuatro años. Un compromiso que había incluido en la primera oferta de su partido a los grupos que pretendía atraerse, pero que cayó después de su documento suscrito con Rivera. Por lo demás, incidió en los ejes conocidos: recuperación justa, medidas que alivien a los que "están sufriendo la crisis", legislatura de la igualdad, erradicación de la pobreza, reconstrucción del Estado del bienestar, regeneración democrática y limpieza de la corrupción -el "veneno de nuestra democracia"-, refuerzo de derechos y libertades, derogación de la 'ley mordaza' y de la prisión permanente revisable, ley de muerte digna, revitalización de la memoria histórica o una nueva ley de libertad religiosa y el fin de la "utilización partidista de las instituciones públicas, como se ha hecho en los últimos cuatro años". 

La primera investidura fallida

El acuerdo también aborda, defendió, la "imperiosa necesidad de abordar el problema de convivencia en Cataluña", desde el "respeto" a las identidades de cada cual, que tienda "puentes" y estimule los "afectos", pero desde el cumplimiento de la ley y la Constitución. 

Sánchez defendió que el pacto con C's es el resultado del entendimiento de 130 diputados que han comprendido "una misma filosofía común", sin renunciar a los valores de cada uno, y que es "coherente con los principios socialdemócratas". Recordó que el PSOE tampoco ha faltado a sus "compromisos" en los anteriores Gobiernos de la democracia, y los que están en pie en ayuntamientos y comunidades, en los que incluso su partido ha apoyado a las plataformas impulsadas por Podemos. 

Argumentos que este viernes quedarán anegados por un resultado. Una votación. La que producirá una realidad jamás vista en la democracia española: la investidura fallida de un candidato a la Presidencia del Gobierno

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios