LAS RELACIONES SE TENSAN AÚN MÁS

El PSOE ataca a Iglesias por su "obsesión" por controlar a jueces, policías, CNI y RTVE

Óscar López carga contra Podemos por pretender una "involución democrática" y le insta a que elija si se suma o no al bloque del rechazo a la investidura con PP, ERC, DiL y Bildu

Foto: Pedro Sánchez se reúne con el presidente de la FEMP, el socialista Abel Caballero, también alcalde de Vigo, este 17 de febrero. (EFE)
Pedro Sánchez se reúne con el presidente de la FEMP, el socialista Abel Caballero, también alcalde de Vigo, este 17 de febrero. (EFE)

El PSOE ya se ha hartado de la actitud de Podemos. La gota que ha colmado el vaso es que Pablo Iglesias achacara a Pedro Sánchez "arrogancia" y "prepotencia". Así que los socialistas no han tenido otra que lanzarse a degüello, mandando a la formación morada y a su jefe de filas varias cargas de profundidad: que no comparten en absoluto su "obsesión" por controlar a jueces, policías, RTVE y el Centro Nacional de Inteligencia -áreas que quedarían bajo el mando del 'vicepresidente' Iglesias, según él mismo propuso-, que se trataría de una "involución democrática", y que Podemos tendrá que elegir si se suma al bloque del 'no' a la investidura del candidato, con PP, ERC, DiL y Bildu, o bien se queda con los grupos que están dispuestos a facilitarla, vía respaldo o abstención. 

No fue una acusación casual ni poco meditada. Ni que a Óscar López, el portavoz en el Senado, se le calentara la boca. El PSOE convocó a los medios de urgencia para una breve comparecencia del dirigente, en la que desde el primer minuto disparó contra el líder de la formación emergente. Nada más arrancar, para contraatacar sus palabras de la mañana, cuando culpó a Sánchez de "prepotencia" y le aconsejó "bajar el tono". "Pablo Iglesias y humildad es un oxímoron", una "broma de mal gusto", denunció.

Pablo Iglesias, con el ministro José Manuel García-Margallo, este miércoles en el Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias, con el ministro José Manuel García-Margallo, este miércoles en el Congreso. (EFE)

López enseguida criticó el fondo del documento que el jefe de Podemos presentó el pasado lunes en el Congreso, y sobre el que hasta ahora había evitado pronunciarse, a fin de mostrar sus discrepancias en privado a la formación morada. Pero el PSOE no lo ha podido hacer por el empeño de Iglesias en reunirse con Sánchez directamente, y no acudir a la comisión negociadora. El dirigente subrayó que en el partido están "muy preocupados" por que en el texto, invocando la regeneración democrática, "Iglesias demuestre la obsesión por el control del CNI, de la Policía, de los jueces, de los fiscales, de RTVE...". Y siguió: "Algunos llevamos muchos años tratando de avanzar en la calidad de la democracia y por que, por ejemplo, la televisión pública no dependa del Gobierno, para que jueces y fiscales trabajen libremente", para que los encargados de la lucha contra la corrupción actúen "con independencia". Esa "obsesión por controlar todo" es un "grave error", añadió, y más en un partido "que dice que va a regenerar la política", que Iglesias por tanto "tendrá que explicar a sus votantes".  

142 y 208 diputados

El documento, por tanto, tiene una "mala orientación" para los socialistas, y el camino "es el contrario", "reforzar la independencia" de todos estos organismos. Iglesias pretende, directamente, una "involución democrática". Más aún, ese control que, a juicio de los socialistas, busca Podemos, sería un "retroceso sin precedentes en la democracia española". 

El dirigente socialista asegura que algunas de las medidas de Podemos implicarían un "retroceso sin precedentes en la democracia española"

López recordó que, no obstante, siguen las negociaciones y el tiempo se va agotando, porque el debate de investidura comenzará en justo dos semanas, el miércoles 2 de marzo. El PSOE "ya ha optado", y es por encabezar un Gobierno "de cambio", remarcó, para defenderse de los mensajes de Iglesias y su equipo, que apremian a Sánchez a elegir entre ellos o Ciudadanos. El portavoz en el Senado, persona de la máxima confianza del candidato, ya agitó, sin mentarla, la pinza. Señaló que "ahora mismo hay dos bloques". Uno, el conformado por PP, ERC, Democràcia i Llibertat y Bildu, "que suman 142 diputados", y otro de "208 diputados que podrían hacer posible el cambio, de una u otra forma", vía 'sí' o abstención a la investidura de Sánchez. "Dicho de otra forma, se acerca el día en que Iglesias tendrá que elegir, si está en el bloque del cambio o en el bloque del 'todo sigue igual', que encabeza el señor [Mariano] Rajoy", lanzó directamente.

Óscar López, durante sus declaraciones a los medios en el Congreso, este 17 de febrero. (EFE)
Óscar López, durante sus declaraciones a los medios en el Congreso, este 17 de febrero. (EFE)

Los socialistas, no obstante, no quieren romper del todo con Podemos. López subrayó que sería "bueno" que la formación emergente se sentara a negociar y se dialogara siempre "sobre la base del documento presentado por el candidato", por Sánchez, porque es él quien ha recibido el encargo del Rey de intentar formar Gobierno. Pero como no hay negociación en marcha, lo que sí está haciendo el equipo designado por el secretario general es estudiar el texto de Podemos, analizando aquellos puntos en los que puede haber "acercamientos" y desechando otros que no comparten "para nada", como el pretendido control del aparato del Estado y de la radiotelevisión pública. 

Avances con C's

En el documento de Podemos [consúltelo aquí en PDF], se especifica que de la Vicepresidencia del Gobierno -que Iglesias reclama para sí mismo- dependería el CNI, el Centro de Investigaciones Sociológicas, una Oficina de Derechos Humanos y una Secretaría de Estado de Lucha contra la Corrupción y el Crimen Organizado. De esta última señala, como funciones, la "especialización y coordinación de aquellos agentes de la Administración implicados en su descubrimiento e investigación (policías, fiscales, jueces y órganos fiscalizadores de la Administración)". Es decir, una potente Vicepresidencia que prácticamente dejaría sin competencias al jefe del Ejecutivo. "Quiere que Pedro sea un presidente honorífico", indicaban fuentes muy próximas al secretario general ayer martes. 

Podemos va a hacer modificaciones en su documento, para limar aspectos que han generado controversia en ciertos colectivos, como Jueces para la Democracia

Además, el texto cita que el nombramiento de 79 altos cargos se hará por "consenso" entre los socios de Gobierno. Y entre ellos cita al presidente del consejo de administración de RTVE. También se indicaba (página 95) que las personas destinadas a cubrir responsabilidades "estratégicas" del Estado "deberán ser nombradas atendiendo a criterios de mérito, capacidad y compromiso con el proyecto de cambio que deberán liderar". 

Podemos, no obstante, va a hacer modificaciones de los puntos conflictivos del texto, según adelantaron este miércoles desde la dirección. Pero no por la presión del PSOE, sino porque colectivos como la asociación progresista Jueces para la Democracia (JpD), de la que fue portavoz su diputada por Las Palmas Victoria Rosell, han puesto en entredicho algunos pasajes del documento. Posiblemente esta cuestión delicada del nombramiento y adscripción de jueces y fiscales sea cambiada, para ahondar en la despolitización de la judicatura. 

El PSOE ataca a Iglesias por su "obsesión" por controlar a jueces, policías, CNI y RTVE

López, además, hizo hincapié en que siguen las negociaciones con otras formaciones como Ciudadanos, IU, Compromís y PNV. El acuerdo con la formación de Albert Rivera está más cerca, aunque no del todo cerrado. Las dos partes, no obstante, sí reconocen "avances" notables, sobre todo en materia de regeneración democrática. Esta tarde se reúnen los equipos negociadores de C's y PSOE, y mañana jueves la delegación de Sánchez se verá con Izquierda Unida-Unidad Popular

El portavoz en el Senado subrayó que es "ridículo" pensar que el PSOE aspira a conseguir la abstención del PP en la investidura, porque tiene la firme convicción de que "para que se produzca la regeneración democrática, es positivo que pase a la oposición". Sánchez no pidió a Rajoy en su entrevista, el viernes pasado, ni su apoyo ni su abstención. "No se puede pretender el Gobierno del cambio contando con el PP, es un oxímoron, un contrasentido", culminó. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
46 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios