CHOQUE total en la última cita en la moncloa

Rajoy verá a Sánchez con la intención de que esta vez no le rechace "hasta un café"

El presidente del PP acudirá a la entrevista con Sánchez, “porque es persona educada”, dicen en La Moncloa vistos los precedentes: una cita secreta cerrada para el 18 de enero fue anulada horas antes

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (d), y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (d), y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Mariano Rajoy acudirá a la entrevista cerrada para el viernes con Pedro Sánchez, básicamente “porque es persona educada”, dicen en fuentes de La Moncloa vistos los precedentes de las dos citas poselectorales anteriores. En la del 23 de diciembre, se limitó a decir que quería la Presidencia del Gobierno para él y la del Congreso para alguien del PSOE, que nunca avalaría pues la continuidad del PP y de Rajoy en el Ejecutivo y que no tenía nada más que hablar. Hasta rechazó el café que le ofrecía su anfitrión para disimular lo corta que iba a ser la reunión. Después se concertó otra cita para el 18 de enero, que iba a ser discreta, pero Sánchez la anuló horas antes.

Según ha contado el presidente del Gobierno en funciones a algunos miembros del comité de dirección de su partido, el secretario general del PSOE se presentó en La Moncloa con parecida actitud a la exhibida en el debate electoral celebrado ante las cámaras de televisión y sus posteriores declaraciones desde la campaña. Crispado (como ya se le vio en las imágenes tomadas a la entrada) y vehemente, Sánchez le dijo de entrada que no tenía nada que hablar con él más allá de comunicar su rechazo absoluto a cualquier acuerdo con el PP.

Rajoy verá a Sánchez con la intención de que esta vez no le rechace "hasta un café"

Rajoy intentó apaciguarle y le recordó que en anteriores ocasiones sí habían conversado y acordado cosas importantes (sobre Cataluña o el pacto antiyihadista) y que él no se consideraba precisamente una persona con la que no se pudiera dialogar. Sánchez se cerró en banda e insistió en dar por terminada la reunión. El jefe del Ejecutivo le invitó a que se tomara un café para hacer tiempo antes de salir y tener que dar explicaciones ante los medios sobre el contenido de la entrevista. El dirigente socialista no hizo caso y se fue sin más.

“No vamos a apoyar la continuidad de Rajoy ni del PP”, proclamó Sánchez ante las cámaras minutos después, además de anunciar que presentaría a su propio candidato a la presidencia del Congreso (Patxi López) y que empezaría la gestiones para encabezar “un Gobierno de progreso” en vez de dialogar sobre un Ejecutivo constitucionalista entre PP, PSOE y Ciudadanos, como le había querido plantear Rajoy. El presidente del Gobierno en funciones se quedó con sus papeles sobre reformas, cesiones y alternativas de composición de gabinete sobre la mesa sin poder ni abrirlos.

La anécdota del café rechazado ilustra, según los populares, el grado de cerrazón e inquina personal de Sánchez contra Rajoy. Después de la encerrona o humillación de Pablo Iglesias al proponerle por su cuenta ante el Rey como candidato a la Presidencia de un Gobierno de coalición con Podemos y la posterior maniobra del jefe del PP de declinar la oferta de ser el primero en someterse a la investidura, el secretario general de los socialistas acostumbra a empezar con ataques personales a Rajoy sus intervenciones públicas.

Rajoy verá a Sánchez con la intención de que esta vez no le rechace "hasta un café"

En el PP insisten en que su presidente, pese a todo, no ha dejado de buscar el diálogo con Sánchez. Desde la sede de Génova, han difundido ahora al respecto que, a través de terceras personas, se llegó a concertar una segunda cita entre Rajoy y Sánchez para que el pasado 18 de enero se vieran en secreto con el fin de recuperar relaciones. El socialista anuló la entrevista el día antes, según ha contado Pablo Casado. Desde el PSOE niegan la mayor, que se llegara a concertar la entrevista, y recuerdan que ese día Sánchez estuvo en Murcia en varios actos públicos.

En fuentes gubernamentales destacan que pese a que Sánchez ha dejado su convocatoria a Rajoy como colofón a su ronda de entrevistas con las “fuerzas del cambio”, igual que a Bildu y ERC, el presidente del Gobierno en funciones acudirá al Congreso este viernes “porque es una persona educada”. Falta por ver si esta vez el dirigente socialista, que no ha enviado al PP el documento base del PSOE para negociar su investidura, deja margen a Rajoy para que le haga las ofertas concretas que tenía preparadas para las anteriores reuniones: ley electoral, política social, financiación autonómica, reglamentos del Congreso y el Senado, e incluso cambios tasados en la Constitución.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios