EL MONARCA RECIBE AL LÍDER DE PODEMOS

El Rey aborda con Sánchez los riesgos para la unidad de España en sus posibles pactos

Felipe VI termina hoy su ronda de consultas con Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. El Rey buscará comprender las líneas rojas que el socialista pondrá para garantizar la unidad del país

Foto: El Rey recibe a Pedro Sánchez. (EFE)
El Rey recibe a Pedro Sánchez. (EFE)

Este viernes tiene lugar la última ronda de consultas del Rey con los tres representantes de las mayores fuerzas políticas del país tras los resultados electorales del 20-D. Si ayer por la tarde fue el turno del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que mostró su disposición a actuar como mediador entre PP y PSOE. Además de Pablo Iglesias, hoy desfilarán por el Palacio de la Zarzuela Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, en ese orden. Sin duda, se trata de la cita con mayor relevancia de toda la semana: Felipe VI tendrá oportunidad de entrevistarse con los dos candidatos presidenciables y los sondeará para comprender el proyecto que cada uno tiene para el futuro de España. Especialmente, el que plantee el candidato socialista que, en su posible pacto con Podemos y sus marcas territoriales, deberá explicar detalladamente las garantías que ofrecerá para salvaguardar la unidad de España.

Este mismo viernes por la tarde, el Monarca podría ponerse en contacto con Patxi López, presidente del Congreso de los Diputados, para comunicar el nombre del primer aspirante que se someterá a la sesión de investidura, según explican fuentes conocedoras de las reuniones. Aunque el entorno de la Casa Real aseguró que don Felipe "se tomaría el tiempo que fuera necesario" para mantener los encuentros y dar el siguiente paso ante la importancia del escenario actual, el proceder de don Felipe siempre ha demostrado celeridad y contundencia.

El monarca recibe a Pablo Iglesias. (EFE)
El monarca recibe a Pablo Iglesias. (EFE)

Tras el ruido generado por la evidente ausencia de Rajoy en estos días de intensas negociaciones, el presidente del Gobierno en funciones confirmó que se presentará a la investidura si así lo decide el Rey. En cuanto a Pedro Sánchez -que acudirá a Zarzuela justo después de Iglesias-, abordará con toda seguridad las líneas rojas que plantean sus posibles socios de investidura, más teniendo en cuenta que las candidaturas territoriales integradas en el grupo parlamentario de Podemos insisten en el derecho a la autodeterminación.

La situación en Cataluña y el desafío independentista han estado muy presentes en las distintas citas del Rey con los representantes políticos. Sin ir más lejos, el miércoles Francesc Homs, portavoz de Democràcia i Llibertat (antigua Convergència), transmitió a Felipe VI el “sólido proyecto” del proceso independentista iniciado en la región. “Le he dicho muy claramente lo que estamos haciendo”, afirmaba el dirigente catalán al término del encuentro. De la misma forma, el Rey acometió el asunto con Rivera, que aprovechó para manifestar su compromiso “en la defensa de la igualdad de todos los españoles”.

El Rey aborda con Sánchez los riesgos para la unidad de España en sus posibles pactos

Este viernes, será Pedro Sánchez el llamado a mostrar solidez en la negociación que esté manteniendo o vaya a mantener con los líderes de Podemos y las confluencias, si pretende recabar en ellos los apoyos necesarios para que salga adelante su posible investidura. Objetivo que, como publicó este diario, podría terminar de cumplirse y en el que el equipo de Pablo Iglesias también estaría trabajando, dispuesto a aparcar el referéndum catalán para evitar un Gobierno del PP. En todo caso, don Felipe también tendrá oportunidad de escuchar de primera mano la versión que pueda aportar el secretario general de Podemos.

Al candidato del Partido Popular -el último en acudir a La Zarzuela-, el Rey podría transmitir el ánimo del resto de fuerzas. También el de Ciudadanos, cuyo primer portavoz se mostró dispuesto a desbloquear la situación actual entre los dos principales partidos, ofreciendo los 40 escaños de Ciudadanos para desencallar el bloqueo actual y permitir que España tenga un Gobierno que ejecute las reformas que necesita.

Rajoy, el primer candidato por la incierta situación

La Constitución no recoge en ningún artículo que el candidato más votado sea el primero que deba intentar formar Gobierno. De hecho, lo que reza la Carta Magna es que el aspirante que reúna los mayores apoyos parlamentarios será el que deba hacerlo. A tenor de las reuniones, Felipe VI determinará este viernes por la tarde si, habiendo una solución clara, propone a uno o a otro. A estas alturas parece claro que Mariano Rajoy no contará con suficiente respaldo, más teniendo en cuenta que Ciudadanos descarta con rotundidad entregar el ‘sí’ de sus 40 diputados. 

El Rey aborda con Sánchez los riesgos para la unidad de España en sus posibles pactos

Aunque todo parecer indicar que Pedro Sánchez se encuentra inmerso en conversaciones para recabar avales del resto de las fuerzas de izquierda, tampoco está claro todavía que lo vaya a conseguir. Precisamente, en este contexto de tanta incertidumbre “en el que entran en juego abstenciones y respaldos que no están tan claros”, explica Miguel Ángel Fernández Valencia, experto y profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Complutense de Madrid, el Rey casi con toda seguridad propondrá en primer lugar a Rajoy, el candidato con más escaños, “siguiendo el orden natural de las cosas”, como habría transmitido el propio Monarca a Joan Baldoví, portavoz de Comprimís en el Congreso. “Será ese clima incierto el que probablemente provoque que el Rey proponga a Rajoy, aun siendo consciente de que no tiene apoyos. Porque tampoco lo estará con Pedro Sánchez”, explica el profesor Fernández Valencia a este diario. 

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. (EFE)
Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. (EFE)

La otra incógnita es cuándo dará el Monarca el paso de comunicar su propuesta a Patxi López. Las distintas fuentes consultadas insisten en que “lo más normal” es que lo haga el mismo viernes por la tarde, aunque teniendo en cuenta que López ha de refrendar la decisión como manda la Constitución, tampoco es descartable que el Rey y el presidente de la Cámara Baja estén en contacto relativamente diario. Una vez que se convoque el primer pleno de investidura, y si todo sale según lo previsto, que Mariano Rajoy no resulte investido ni en la primera ni en la segunda vuelta, lo más lógico, explica el profesor de Derecho Constitucional, será que el Rey emprenda otra ronda de contactos.

“Puede que más rápida o incluso por teléfono”, pero el Rey, asegura según el proceso legal, “siempre debe tener información actualizada y privilegiada de lo que piensan hacer o están dispuestas todas las fuerzas políticas antes de proponer el segundo nombre”, que sería el de Pedro Sánchez. A partir de la primera sesión de investidura, la cuenta atrás se pone en marcha. Dos meses para que salga elegido el presidente del Gobierno o, pasado el plazo, se disolverán las Cortes y se convocarán nuevas elecciones. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios