por ofrecer cuatro grupos distintos

Rivera cree que Iglesias "estafa" a sus socios y se muestra dispuesto a negociar con el PSOE

Asegura que "cada uno recoge lo que ha sembrado" y que Podemos no puede conseguir en los despachos lo que no le dieron las urnas. Si él fuera presidente o Rey, hubiera llamado a Puigdemont

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

A pocas horas de que termine el plazo para que los partidos presenten sus propuestas para la formación de los grupos parlamentarios, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido de que votará en contra de que Podemos tenga cuatro grupos parlamentarios en el Congreso, el liderado por Pablo Iglesias y tres más territoriales.

En una entrevista en RNE, Rivera considera que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, “ha estafado a sus socios” de Cataluña, Valencia y Galicia, a quienes prometió un grupo parlamentario propio en la Cámara Baja contraviniendo el reglamento. “La ley electoral es muy dura con todos. A mí no se me ocurre crear Ciudadanos Andalucía, Ciudadanos Castilla-La Mancha...”, ha dicho, justificando su rechazo “por motivos prácticos” y recordando a Iglesias que la culpa es de Podemos y no del Congreso.

“Cada uno recoge lo que ha sembrado”, ha advertido después de que Podemos ofreciera a sus socios unirse en un grupo con otro nombre y cuatro portavoces. “Entiendo que En Comú Podem, En Marea y Compromís-Podemos digan que o tienen grupo o se van por su lado”, ha explicado después de que las 'marcas' de Podemos hayan exigido, como publica este martes El Confidencial, "autonomía total" o se irán al Grupo Mixto. 

Iglesias, junto a Ada Colau y Mònica Oltra en un mitin. (EFE)
Iglesias, junto a Ada Colau y Mònica Oltra en un mitin. (EFE)

"No todo vale" para conseguir escaños

Tras dejar claro que no se puede conseguir en los despachos “lo que no se ha conseguido en las urnas”, Albert Rivera cree que "no todo vale para conseguir escaños" y que lo que Iglesias ha sembrado durante estos meses no es más que "una amalgama de partidos" que trae problemas. Por ello, insta a la formación morada a centrarse en lo verdaderamente importante, recordándoles que "nuestro equipo ya ha comenzado a trabajar y a pensar en esta legislatura". 

A dos días para su reunión con el Rey, dentro de la ronda de contactos de cara a la investidura del próximo presidente del Gobierno, Rivera ha desvelado que el mensaje que dará será el de hacer "una oposición responsable", que quiere "empezar a trabajar" y que no ha llegado al Congreso de los Diputados para hacer "debate de salón". Consciente de que "la aritmética es la que es" y de que Mariano Rajoy tiene "muy difícil" la investidura, el líder de Ciudadanos reconoce el papel de "árbitro" del Monarca y pide que no se le achaque "lo que todo el mundo sabe", es decir, que el Partido Popular "se ha quedado solo en la Cámara" y que ha "roto puentes" no solo con la oposición sino con los votantes. 

Dispuesto a negociar con el PSOE

Rivera y Sánchez, en la constitución de las Cortes. (EFE)
Rivera y Sánchez, en la constitución de las Cortes. (EFE)

Después de que cambiara este lunes el rumbo y abriera la puerta a la abstención si hay un "Gobierno reformista", Rivera ha destacado que esta postura es "un gesto importante", ya que Ciudadanos renuncia "al no por el no" dando un paso hacia la formación de Gobierno, sabedor de que Pedro Sánchez puede sumar más 'síes' que 'noes' si se apoya no solo en Podemos sino en partidos rupturistas como ERC y Democràcia i Llibertat. "Eso no es un proyecto común", ha apuntado reconociendo que Rajoy "tiene un proyecto obsoleto" mientras que Sánchez "no tiene", ya que solo intenta "sumar escaños de cualquier manera" llevando a coaliciones "con tantas hipotecas" que desnaturalizan la línea reformista de un nuevo Gobierno. 

A pesar de esto, Rivera se ve dispuesto a negociar con el PSOE, aunque sin descartar al PP, en base a tres ejes: reformas económicas y sociales, regeneración y lucha contra la corrupción y "no trocear la soberanía nacional". "Hay margen y estoy dispuesto a sentarme en la mesa de negociación con una hoja de ruta", ha dicho, pidiendo "aprovechar" esta segunda transición y adelantando que su apoyo no pasará por derogar la reforma laboral, la LOMCE o la Ley Mordaza. "Derogar toda una ley es complicado. Estamos de acuerdo en derogar algunos artículos", ha confesado, pidiendo un gran pacto de Estado en el tema educativo. 

"Hay que cumplir con la labor institucional"

Por último, Rivera ha 'afeado' al presidente en funciones, Mariano Rajoy, y al Rey el no haber llamado aún al 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, adelantando que si él estuviera al frente de un Gobierno o fuera jefe del Estado le llamaría, "aunque sea para decirle cosas que no le gustan", como que hay que respetar la soberanía nacional y la Constitución. "El presidente del Gobierno al igual que el Rey tienen que cumplir con su labor institucional", ha opinado. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios