línea roja para investir a pedro sánchez

Podemos condiciona cualquier pacto con el PSOE al reconocimiento de sus cuatro grupos

El previsible acuerdo entre PP, PSOE y C's para configurar la Mesa cierra las puertas a la formación emergente para la obtención de los cuatro grupos, pero también a un pacto de izquierdas

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), durante la reunión que ha mantenido con representantes de los diputados de las diversas candidaturas de confluencia. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), durante la reunión que ha mantenido con representantes de los diputados de las diversas candidaturas de confluencia. (EFE)

Pablo Iglesias ha condicionado cualquier negociación con el PSOE para plantear un Gobierno alternativo al PP a que sean reconocidos como grupos propios en el Congreso Podemos, En Comú Podem, En Marea y Compromís-Podemos. Arropado por los portavoces de las confluencias, que han insistido en esta misma demanda, el secretario general del partido ha negado la posibilidad de diálogo si finalmente no se propicia este escenario.

El previsible acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos para configurar la Mesa del Congreso cierra las posibilidades a la formación emergente para la obtención de los cuatro grupos, pero también la posibilidad de llegar a pactos. "No contemplamos que nadie que esté comprometido en frenar al PP, y explorar la posibilidad de que el futuro se escriba sin Rajoy ni ningún otro candidato del PP en La Moncloa, pusiese dificultades para recorrer este camino", ha asegurado Iglesias.

Podemos condiciona cualquier pacto con el PSOE al reconocimiento de sus cuatro grupos

Podemos se levantará de la mesa de negociaciones si finalmente se niega la posibilidad de obtención de grupos propios a las confluencias en Cataluña, Galicia y Valencia. "Para que pueda continuar el diálogo", ha añadido, es imprescindible aceptar esta condición. Hasta ese momento, la mano sigue tendida, por lo que el líder de la formación morada ha urgido a Pedro Sánchez a que decida con la mayor premura "si se pone de acuerdo con el PP y Ciudadanos" o con Podemos, puesto que "las dos cosas a la vez es difícil", ironizó.

Los representantes de las candidaturas territoriales, que estos dias han mantenido encuentros bilaterales con el PSOE para negociar sobre la conformación de la Mesa del Congreso, han reiterado sus argumentos sobre una reivindicación que entienden legítima. Para Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, su formación, que fue la primera fuerza en Cataluña el 20-D, "cumple perfectamente todos los requisitos legales para obtener grupo propio".

Baldoví: “Estamos abiertos a negociar los tiempos y recursos. No venimos a acaparar tiempo, sino a tener una voz propia en este Estado plurinacional“

En la misma línea se ha expresado la portavoz parlamentaria de En Marea, Alexandra Fernández, para quien sería un "fraude democrático" que el 25% de los gallegos no estuviesen representados en el Congreso con un grupo propio. Sobre el futuro de En Marea, Iglesias ha asegurado que estará en las elecciones gallegas, previstas para este otoño, y que "con el apoyo de Podemos ganará las elecciones".

Con una constante llamada al reconocimiento de los grupos propios como sinónimo de reconocimiento de la "pluracionalidad" y la diversidad expresadas por las urnas en las pasadas elecciones, los líderes territoriales de estas candidaturas también han intentado facilitar la decisión favorable del PSOE mostrándose dispuestos a ceder las ventajas que obtendrían, tanto económicas como de tiempo. "Estamos abiertos a negociar cualquier cuestión, como los tiempos y recursos. No venimos a acaparar tiempo, sino a tener una voz propia en este Estado plurinacional", ha explica el portavoz de Compromís-Podemos, Joan Baldoví.

Alexandra Fernández, Pablo Iglesias, Xavier Domènech y Joan Baldoví. (Reuters)
Alexandra Fernández, Pablo Iglesias, Xavier Domènech y Joan Baldoví. (Reuters)

 

El PSOE no está dispuesto a tragar

Los socialistas ya han ido preparando el terreno para el 'no'. Ayer lunes, Pedro Sánchez dijo ver "muy complicado" acceder a la pretensión de Podemos. Luego, Patxi López, casi seguro nuevo presidente del Congreso, insistió en que no es una cuestión de acuerdo, sino de lo que dice el reglamento de la Cámara Baja, que expresamente en su artículo 23.2 impide a diputados de un mismo partido escindirse en grupos diferentes. Y este martes, el secretario general aprovechó la reunión con sus parlamentarios para apuntalar el mismo mensaje. 

Sánchez pide a Podemos que no “desvirtúe“ la naturaleza del Congreso, que es una Cámara “de índole nacional“, y no territorial

Recordó que en 1982 el PSOE ya tuvo que renunciar a disponer de tres grupos -el nacional, el del PSE y el del PSC- para aglutinar a todos sus diputados en uno solo. El PSOE defiende la "pluralidad" y la "diversidad" de España, reconoció, pero eso no implica que trague con todo. Sánchez pidió al conjunto de fuerzas políticas que no "desvirtúen" la "naturaleza del Congreso", que es una Cámara "de índole nacional", y no territorial. Aunque su voluntad de tender la mano "a izquierda y derecha es máxima", también quiere que el Congreso sea "eficaz, eficiente y útil". Esa fijación de postura se acompaña de la promesa de "impulsar la reforma del Senado", "desde la oposición o desde el Gobierno".

El PSOE, por tanto, no quiere dar portazo definitivo a Podemos, pero sí mentalizarle de que lo que pretende choca con la letra del reglamento de la Cámara Baja y con la naturaleza del sistema, que ubica las cuestiones territoriales en el Senado.

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios