LA INVESTIDURA AÚN EN EL AIRE

El PSOE mantiene su 'no' a Rajoy y al PP tras el acuerdo de Junts pel Sí y la CUP

Los socialistas no cambian de posición después de que los soberanistas sacrificaran a Mas para situar como president a Puigdemont. La dirección proclama otra vez su compromiso con la unidad de España

Foto: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se saludan antes de su última entrevista en La Moncloa, el pasado 23 de diciembre, tras las generales. (EFE)
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se saludan antes de su última entrevista en La Moncloa, el pasado 23 de diciembre, tras las generales. (EFE)

El PSOE no cederá a las presiones que ya se han comenzado a sentir para formar Gobierno cuanto antes y, en particular, para facilitar la investidura de Mariano Rajoy, como una vía para frenar con mayor fortaleza el desafío independentista en Cataluña. Los socialistas no cambiarán su postura, su 'no' al líder del PP y a su partido, pese al último y sorprendente giro de los soberanistas: el pacto, en el último minuto, entre Junts pel Sí y la CUP para investir como nuevo president, hoy mismo, a Carles Puigdemont, alcalde de Girona por Convergència Democràtica, y para consignar la muerte política (por ahora) de Artur Mas. 

Tanto el PP como el Gobierno en funciones salieron ayer para pronunciarse en el mismo sentido: urge que en Madrid haya un nuevo Ejecutivo capaz de responder a JxSí y la CUP. En un comunicado, La Moncloa trasladó "a las distintas fuerzas políticas la necesidad de que el próximo Gobierno de España cuente con una amplia base parlamentaria que garantice la estabilidad y la capacidad para defender con solvencia y eficacia el derecho de todos los españoles a decidir sobre su país, y hacer frente al desafío independentista". El portavoz del PP en el Parlament catalán, Xavier García Albiol, lo dejó también escrito en su cuenta de Twitter: "España necesita de manera inmediata un Gobierno fuerte y estable que responda al desafío".

Los socialistas se mantienen en su compromiso aprobado por el comité federal -su máximo órgano de dirección entre congresos- el pasado 28 de diciembre. Rechazo rotundo a una gran coalición a la alemana. "Votaremos en contra porque el PSOE es la alternativa al PP. El PSOE es lo contrario del PP. El PSOE es la primera fuerza del cambio en España", proclamaban en la resolución acordada entre Pedro Sánchez y los barones. La dirección federal entiende que nada cambia esa promesa. Igual que sí que hay diferencias respecto al trato a Podemos, sí existe plena unanimidad en el partido a la hora de dar portazo a los populares. Los socialistas tienen interiorizado que facilitar la investidura al PP sería su tumba política, un suicidio, porque quedarían invalidados como alternativa y le cederían esa responsabilidad, de facto, a Podemos. 

El derecho a decidir: "Depende de Podemos"

"No hay cambio respecto a nuestra posición. Es la de siempre. No, no y no. Este PP es el mismo que el de la reforma laboral, el de los recortes, la Lomce o la 'ley mordaza'. Nada ha cambiado. No es no", indican fuentes de la dirección a El Confidencial. En el entorno de Sánchez, no obstante, recuerdan que primero le toca a Rajoy mover ficha y procurarse su investidura y si no la consigue, el PSOE ejercerá su "legítimo derecho" a intentarlo, a intentar armar una "gran coalición de fuerzas progresistas" para liderar "el cambio" en España

Artur Mas y el alcalde de Girona y nuevo president de la Generalitat, Carles Puigdemont, este domingo. (EFE)
Artur Mas y el alcalde de Girona y nuevo president de la Generalitat, Carles Puigdemont, este domingo. (EFE)

 

Pero para poder sentarse a negociar con su primer interlocutor a su izquierda, Podemos, debe renunciar expresamente al derecho a decidir. Cosa que no ha hecho. En el PSOE especulan con que la formación de Pablo Iglesias "levante esa prioridad". "Pero eso depende de ellos, no de nosotros. Nosotros ponemos el acento en lo social y en la reforma constitucional", indicaron fuentes de la cúpula. 

Respetar la sentencia del TC

Este domingo, compareció en Ferraz, para hacer una primera valoración del acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, en una declaración sin preguntas. No hizo referencias a la gobernación de España. Sólo a Cataluña. Reiteró, como hizo el PSOE cuando se aprobó la moción de arranque del proceso independentista en el Parlament el pasado 9 de noviembre, que esa hoja de ruta hacia la secesión es el "mayor desafío al orden constitucional vigente". "Queremos reafirmar el compromiso irrenunciable con la unidad e integridad de España, la defensa de la Constitución y el rechazo a actuaciones que den lugar a incumplimientos de la ley y de la Constitución", proclamó Hernando. 

Hernando: “Manifestamos el compromiso del PSOE, en el Gobierno o en la oposición, con la democracia, la legalidad constitucional y la integridad de España“

El portavoz recordó que el pasado 2 de diciembre el Tribunal Constitucional anuló, por unanimidad y en tiempo récord, la declaración del 9-N, así que ni el Govern en funciones ni el futuro Ejecutivo de Carles Puigdemont pueden saltarse la sentencia, ya que "ninguna mayoría parlamentaria puede erigirse en fuente de legitimidad jurídica y política para vulnerar la legalidad constitucional". El nuevo jefe de la Generalitat "debe respetar en todos sus términos la resolución del TC" [puedes leerla aquí en PDF]. 

El PSOE mantiene su 'no' a Rajoy y al PP tras el acuerdo de Junts pel Sí y la CUP

El PSOE ha estado en todo momento al lado del Ejecutivo de Mariano Rajoy en los pasos que ha ido dando para defender al Estado del desafío soberanista. "Hoy reiteramos el apoyo al Gobierno en funciones para hacer respetar la ley y defender la Constitución. Asimismo, manifestamos el compromiso del PSOE, en el Gobierno o en la oposición, con la democracia, la legalidad constitucional y la integridad y la unidad de nuestro país", subrayó. 

[Lee aquí en PDF la valoración de Antonio Hernando]

En su mensaje institucional, Hernando aprovechó para mandar un recado a los catalanes y al conjunto de los españoles: que los socialistas son "conscientes de la existencia de graves problemas de convivencia" que sólo pueden solucionarse "a través del diálogo, la negociación y el pacto y con respeto a la ley". La propuesta del PSOE es la reforma constitucional, que habría de ser aprobada por todos los ciudadanos. "Pero también los socialistas queremos ser muy claros, no vamos a aceptar planteamientos rupturistas, ni vamos a consentir nada que divida a la ciudadanía de Cataluña, a la ciudadanía catalana con el resto de la ciudadanía española o que separe a Cataluña del resto de España", avisó Hernando.

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios