arremete en valencia contra Rajoy por la corrupción

Sánchez se da un chute de autoestima en Valencia y llama a parar el frente anti-PSOE

Unas 8.000 personas arropan al secretario general y candidato socialista en su mitin central de campaña, en la Comunidad Valenciana, hasta donde se desplazaron en autobús cientos de militantes

Foto: Pedro Sánchez, en el pabellón de la Fonteta de San Luis de Valencia, este 13 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez, en el pabellón de la Fonteta de San Luis de Valencia, este 13 de diciembre. (EFE)

Pedro Sánchez se metió este domingo en Valencia un chute de autoestima a ritmo de batucada, banda de música y grupo de rock en valenciano (Bajoqueta Rock). En el peor momento de la campaña, con los sondeos apuntando a una preocupante pérdida de apoyo y la víspera del debate a dos con Mariano Rajoy organizado por la Academia de Televisión, el aspirante socialista se dio un baño de multitudes en la Fonteta de San Luis, el pabellón del Valencia Basket, que congregó a cerca de 8.000 personas, en lo que es hasta ahora el mitin más multitudinario que ha protagonizado Sánchez en su viaje al 20-D.

Fue muy duro con Rajoy, quizás preparando el terreno del debate de mañana: “Una taza es una taza, un vaso es un vaso y un sobre es un sobre”, ironizó tras repasar los casos de corrupción que han afectado al PP de Mariano Rajoy en la legislatura (Rato, Bárcenas, y ahora Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna). “Tienen un excedente de corrupción y ahora la exportan. En lo único que no ha recortado Rajoy es en corrupción”, señaló. “Lo único que me da miedo es que no sepa cómo debatir”, manifestó, en referencia a la ausencia del actual presidente del debate a cuatro al que envió a Soraya Sáenz de Santamaría.

Sánchez se da un chute de autoestima en Valencia y llama a parar el frente anti-PSOE

Sabedora de la imagen multitudinaria de Valencia, la organización del PSOE montó una conexión simultánea con mítines de toda España, con la intención de hacer visible el respaldo. El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, arropó a Sánchez, al grito de “Sí se puede”. Remarcó el “esfuerzo que tenemos que hacer esta semana”, en clara referencia a la necesidad de remontar las encuestas. “Lo mejor que le puede pasar a la Comunidad Valenciana es que el próximo domingo Pedro sea el próximo presidente de España”, dijo el jefe del Ejecutivo valenciano. Puig puso su caso como ejemplo de posibilismo: “Nosotros lo conseguimos hace seis meses y nadie daba ni un euro”. “Para que la recuperación económica sea real necesitamos que Pedro sea presidente”, insistió.

El voluntarismo de Puig es el paradigma de la responsabilidad de una federación, la valenciana, se cierra filas en periodos electorales, pero que tendrá que jugar su propio partido si a partir del 21 de diciembre se abre el melón de la sucesión interna en el PSOE. La sintonía de Puig y sus afines con la líder andaluza Susana Díaz es incuestionable. Pero el PSPV no es monolítico y algunas de sus familias podrían optar por alternativas distintas.

Pedro Sánchez y Ximo Puig, en el acto central en Valencia. (EFE)
Pedro Sánchez y Ximo Puig, en el acto central en Valencia. (EFE)

Rajoy no fue el único objetivo de los dardos dialécticos de Sánchez. Cargó duramente también contra “los que vienen de nuevas”, especialmente en referencia a Podemos. “Algunos vienes de nuevas y dicen que quieren hacer lo que ya hemos hecho, pero no se preocupen que lo volveremos a hacer los socialistas”. A esas “otras izquierdas” que “quitan bustos del Juan Carlos I en los ayuntamientos”, Sánchez contrapuso la aprobación de becas de comedor aprobadas por los gobiernos autonómicos socialistas. Las alusiones claras a la formación de Pablo Iglesias tienen que ver con el trasvase de votantes que reflejan los estudios demoscópicos.

Del mismo modo también trató de identificar a Ciudadanos con la derecha política y con el PP. “Quien diga que no es ni de izquierdas ni de derechas es que es de derechas. Si apoyas los gobiernos del PP, los copagos del PP y las reformas del PP es que eres del PP". “Este frente anti-PSOE de Mariano Rajoy, Iglesias y Albert Rivera lo agradezco de corazón. Demuestra que sólo hay una alternativa. Hay que votar socialista”, dijo apelando al orgullo de las bases.

En políticas para la tercera edad, Sánchez ha lanzado la promesa de recuperar la Ley de Dependencia y la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores

Sánchez enhebró un discurso muy volcado en los problemas de los mayores, los dependientes por los recortes en la Ley de Dependencia, en la defensa de los derechos de las mujeres y en los jóvenes. “Vamos a acabar con la política educativa del PP”, dijo tras denunciar el recorte en las becas y en el número de profesores.

En políticas para la tercera edad lanzó la promesa de recuperar la Ley de Dependencia y la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores sociales. Y abundó: “A los mayores y pensionistas vamos a quitarles el copago farmacéutico”. También se comprometió a mejorar las ayudas a los parados de más de cincuenta años.

En materia fiscal anunció que si gobierna subirá los impuestos a las grandes fortunas, grandes patrimonios y corporaciones. “Van a pagar más impuestos porque necesitamos sacar recursos económicos para hacer frente a la pobreza más indigna, a la pobreza infantil. Me comprometo a recuperar la poner un mínimo vital para las familias sin recursos”.

Unos 140 autobuses procedentes de toda la Comunidad Valenciana trasladaron a militantes y simpatizantes desde distintas localidades

Ximo Puig aprovechó su intervención para publicitar las medidas más sociales desplegadas por su Gobierno: plan de auxilio energético para familias sin recursos, medicinas gratuitas para pensionistas, etc.

Sánchez se da un chute de autoestima en Valencia y llama a parar el frente anti-PSOE

Si ayer Albert Rivera apenas fue capaz de atraer a unas 800 personas en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, lo de hoy fue la demostración de que el PSPV-PSOE conserva una mayor capacidad de movilización, apuntalada además por el poder autonómico y municipal ganado en las pasadas elecciones del 24 de mayo. Unos 140 autobuses procedentes de toda la Comunidad Valenciana trasladaron a militantes y simpatizantes desde distintas localidades.

“Nos falta sitio para todos los socialistas de corazón que quieren que Pedro Sánchez sea el próximo presidente de España”, señaló la cabeza de lista de Valencia, Ana Botella, en claro respaldo en público al líder socialista. En privado, dirigentes valencianos admiten que tras el 20 de diciembre, si se confirman los sondeos comenzarán a producirse movimientos internos y Sánchez no tendrá apoyos tan claros.

Sánchez se da un chute de autoestima en Valencia y llama a parar el frente anti-PSOE

La anécdota de la jornada fue el encuentro que Sánchez y el candidato de Izquierda Unida, Alberto Garzón, tuvieron en el AVE entre Madrid y Valencia, donde coincidieron.

[Para más información y consultar otros datos, puedes descargarte gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y tablets de Apple]

Elecciones Generales

El redactor recomienda