está "encerrada" en la franja desde agosto

Jaldía Abubakra, la candidata palestina de IU que Israel retiene en Gaza

Nació en los territorios ocupados, pero tiene nacionalidad española y trabaja en Madrid. Es la dos de IU-Unidad Popular al Senado por la capital, pero no ha podido hacer campaña y quizá no llegue al 20-D

Foto: Jaldía Abubakra, número dos al Senado este 20-D por IU-UP, en una imagen de su candidatura a las primarias de Ahora en Común. (Unidad Popular)
Jaldía Abubakra, número dos al Senado este 20-D por IU-UP, en una imagen de su candidatura a las primarias de Ahora en Común. (Unidad Popular)

Jaldía Abubakra es candidata el 20-D pero no puede hacer campaña. No está en España. No puede escapar de donde permanece "encerrada" desde el pasado 18 de agosto. No puede salir de Gaza. Está retenida "ilegalmente" por Israel. Y ni siquiera tiene claro que pueda votar dentro de dos semanas. 

La jaula de Jaldía se encuentra a 3.350 kilómetros de Madrid, la provincia por la que compite en las próximas generales. Es la número dos al Senado de Izquierda Unida-Unidad Popular. Se presentó en la candidatura de Alberto Garzón a las primarias de Ahora en Común. Y fue la segunda más votada. Pero ni entonces pudo defender su postulación ni ahora tampoco en la prueba definitiva del 20-D. No halla el modo de salir y el Ministerio de Asuntos Exteriores, aunque se ha "interesado" por su caso y está en contacto permanente con ella a través del Consulado General de España en Jerusalén -el encargado de los españoles que están en la ciudad y en los territorios palestinos-, no ha hecho ninguna gestión "efectiva" para sacarla de allí, según denuncian sus compañeros de IU, que están dispuestos a publicitar su caso al máximo para obligar al Gobierno a actuar. 

Jaldía nació en Gaza, el 28 de febrero de 1967. 48 años. Pero el único pasaporte que tiene es español. Está casada con un español, y sus cuatro hijos son españoles. Tiene nacionalidad española y DNI español. Trabaja en el Ayuntamiento de Madrid. En agosto viajó hasta su tierra, para asistir al entierro de un familiar y disfrutar de unos días de vacaciones. Cuando quiso regresar a España, ya no pudo. Las fronteras estaban selladas, tanto por la parte norte como por el territorio que linda con Egipto. Jaldía intentó en varias ocasiones en estos meses coger el vuelo de vuelta. Sin éxito.

Alberto Garzón, durante su mitin este lunes, 7 de diciembre, en Alicante. (EFE)
Alberto Garzón, durante su mitin este lunes, 7 de diciembre, en Alicante. (EFE)

Las salidas de la Franja se han producido "con cuentagotas" en estos meses, para casos urgentes, y nada más, como relata Julio Rodríguez, miembro del Consejo Político Federal de IU y eslabón de la número dos al Senado por la coalición. Su puesto en el consistorio no peligra por ahora por la intercesión de sus compañeros ante el departamento de Recursos Humanos del equipo de Manuela Carmena. 

Su puesto en el Ayuntamiento no peligra por ahora por la intercesión de sus compañeros ante el departamento de Recursos Humanos de Carmena

En octubre, se presentó a las primarias de Ahora en Común. Meses antes ya había competido en las de Ahora Madrid, bajo la candidatura de Mauricio Valiente. Entonces no consiguió plaza en la lista encabezada por la hoy alcaldesa. Las razones, en ambos procesos, eran las mismas, explicaba Jaldía: porque creía que las elecciones debían servir para denunciar la "estafa" bajo la que se ha disfrazado la crisis económica y para "acabar con el bipartidismo". "Como trabajadora, estoy empeñada en luchar por los intereses objetivos de la clase trabajadora, como mujer quiero enfrentarme al patriarcado y a la norma heterosexista, como madre quiero ser altavoz de una juventud a la que le han robado el futuro y a la que empujan a la precariedad y al exilio, como ciudadana hispano-palestina quiero construir un mundo en paz, desde el antimilitarismo y el internacionalismo", escribió.

Jaldía no pudo celebrar su elección ni tampoco la puesta de largo de la candidatura de IU-Unidad Popular, cuando Alberto Garzón compareció ante los medios con una foto suya en la sala, recordando que allí había una ausencia. Hace "unos 10 días", la federación contactó telefónicamente con la Dirección General de Asuntos Consulares del Ministerio de Exteriores. "No hubo respuesta", denuncia Fran Pérez, secretario de Derechos Humanos de la ejecutiva federal de Cayo Lara. El viernes pasado, IU mandó una comunicación oficial, y por escrito, al mismo departamento, al ministerio, a la Dirección General de Magreb, Mediterráneo y Oriente Próximo, y a la Dirección General de Diplomacia Pública, informándoles de que Israel estaba "reteniendo ilegalmente" a Jaldía "contra su voluntad" y sin darle razones. El Confidencial llamó a Exteriores para recabar su versión, pero no fue posible. 

Bien atendida, pero lejos

El pasado viernes, de hecho, la candidata acudió a la frontera con la esperanza de poder salir de Gaza. Se abría la veda, le habían dicho. Pero solo para evacuar a enfermos. También aguardó la cola el fin de semana. Y nada. "La he visto angustiada en las últimas horas -cuenta Julio Rodríguez-, porque tenía en mente que podía salir. Pero la frontera se ha vuelto a cerrar sine díe".

El consulado se ha mostrado “interesado“ por Jaldía, pero a juicio de IU no ha hecho lo posible para sacarla de Gaza. Ella está “angustiada“ por no poder salir

El dirigente de IU añade que, no obstante, ella está "bien atendida, con su familia, arropada por los suyos". Lejos de España, de su marido y de sus hijos. Y a veces incomunicada por los cortes de electricidad. Este diario le escribió un 'mail' y mensajes de WhatsApp, a los que no pudo contestar por los parones en el suministro.

 

En sus comunicaciones con el ministerio, Pérez ya dejaba caer que, si pasado el puente Jaldía seguía sin recibir la ayuda del Gobierno, el propio Garzón sería más contundente en sus denuncias, y las incluiría en sus mítines de campaña. Sin soltar la presa hasta conseguir la vuelta de su candidata. "Les rogamos nos ayuden frente a las autoridades israelíes y egipcias para poder desbloquear la situación y Jaldía pueda regresar a nuestro país a ejercer sus derechos políticos, y dado que no existe ninguna razón para su retención en Palestina, simplemente la arbitrariedad de Israel y Egipto de no autorizar su salida, como la de muchos otros. Ya hay quien plantea que debemos empezar los mítines de campaña citando la situación de Palestina e Israel y la de Jaldía, cosa que sin duda haremos si la situación no se resuelve, pero no es nuestro deseo", escribió el pasado 4 de diciembre Fran Pérez. 

Ya ha lanzado mensajes de solidaridad en su cuenta de Twitter el número tres al Congreso, Enrique Santiago, miembro de la ejecutiva federal. "Es una barbaridad. Ella tiene sus derechos políticos que están siendo violados. Ella sí nos dice que el cónsul general en Jerusalén está interesado en su caso, pero lo cierto es que no desbloquea la situación", comenta indignado Pérez a este periódico. Completa Julio Rodríguez: "El ministerio podría sacarla de allí. Es una ciudadana española, no es palestina, y tiene que hablarlo con el Gobierno de Israel". 

Si no hay respuesta del Ejecutivo, Jaldía intentará salir a través de Tel Aviv, la capital israelí. Pero el tiempo se agota. Para la campaña y para las urnas. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios