EL PISTOLETAZO DE SALIDA SERÁ EN ZAMORA

Pablo Iglesias da por seguro Madrid, pasa de Carmena y centra su campaña en otras plazas

El portazo de Manuela Carmena y las altas expectativas de la formación en Madrid llevan a Pablo Iglesias a pelear por los escaños que están 'colgando' en Andalucía, Cataluña y Valencia

Foto: El candidato a la Presidencia del Gobierno de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en un acto ayer en Villafranca de los Barros, Badajoz. (EFE)
El candidato a la Presidencia del Gobierno de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en un acto ayer en Villafranca de los Barros, Badajoz. (EFE)

Podemos huirá del centralismo de Madrid en la campaña electoral y apostará todas sus cartas a “las periferias”, donde celebrará los principales actos, incluidos los mítines de arranque, en Cádiz, y cierre, en Valencia. Ni siquiera el pistoletazo de salida con la pegada de carteles será en Madrid, sino que se trasladará a Zamora, la única capital de provincia en la que gobierna Izquierda Unida. Un gesto hasta ahora inédito entre los grandes partidos estatales. La agenda de campaña del candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, está volcada en Cataluña, con mítines durante los dos fines de semana de campaña, Andalucía, con actos en Cádiz, Málaga y Sevilla, y Comunidad Valenciana.

En Madrid solo está prevista la presencia de Pablo Iglesias en un único gran mitin, tras acudir por primera vez a la recepción oficial del Día de la Constitución, mientras que siete días antes del 20-D estará por la mañana en los territorios del sur de la comunidad y por la tarde en Toledo. Por el contrario, Albert Rivera suma hasta siete actos electorales en Madrid, incluidos los mítines de apertura y cierre de campaña. Pedro Sánchez también abrirá y cerrará en la capital, al igual que Alberto Garzón, mientras que Mariano Rajoy arrancará en Málaga y Sevilla y celebrará el mitin de cierre en Madrid.

Luchar por los escaños de aquellas provincias que están 'colgando', más allá de asegurar los que les otorgan las encuestas, es la filosofía que ha guiado este atípico diseño de campaña. En Madrid es donde Podemos prevé obtener unos mejores resultados, marcándose unas altas expectativas, que pasan por la obtención de hasta 10 de los 32 escaños que están en juego. Mantener los resultados obtenidos en la capital el pasado 24-M (31,85% y cerca de 520.000 votos) y extender este porcentaje al resto de la comunidad a costa de ganarle terreno al PSOE es el reto. La ejecutiva madrileña del partido sueña con obtener uno de cada tres votos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participará en actos con Iglesias. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participará en actos con Iglesias. (EFE)

Todo ello a pesar del portazo de la alcaldesa Manuela Carmena, que se ha negado a significarse en la campaña. Su falta de apoyo electoral es, precisamente, otro de los elementos que han reducido el interés de la formación a la hora de celebrar grandes actos de campaña en la capital. Al plantón de Carmena se suma la decisión del órgano de coordinación de Ahora Madrid de mantenerse al margen de la campaña, sin prestar su marca a la formación emergente.

Solo está prevista la presencia en campaña, a título individual, de la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, y de la concejala Marta Gómez. En cambio, el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, apoyará la campaña del candidato de IU. Otros alcaldes de las candidaturas unitarias participadas por Podemos, como es el caso de Ada Colau (Barcelona), Xulio Ferreiro (A Coruña) o Pedro Santisteve (Zaragoza) sí darán su apoyo explícito a la formación emergente y participarán en mítines junto a Pablo Iglesias. Colau incluso cerrará simbólicamente la lista por Barcelona de la candidatura En Comú Podem, que también integran ICV y EUiA.

El 'efecto Gabilondo', opinan los ideólogos de la campaña de Podemos, no tendrá traducción en las generales. Principalmente, añaden, por las “contradicciones” en las que han entrado los socialistas en los diferentes parlamentos autonómicos, en parte provocadas a raíz de las mociones presentadas de manera coordinada por los grupos parlamentarios de Podemos. La estrategia de reapropiación de los verdaderos valores socialdemócratas, que el PSOE habría dejado de defender o simplemente recupera como “falsas promesas” electorales, es otra de las líneas transversales en la campaña.

Los actos pequeños, sectoriales y participativos, como es el caso de los formatos en los que el público realiza preguntas a los candidatos ('la calle pregunta') serán la principal tónica de la campaña en la comunidad madrileña. Los territorios del sur y los municipios en los que configuraron exitosas candidaturas de unidad popular concentrarán la mayoría de los actos. En ellos se apelará al voto de los indecisos, que baten récords según el último CIS al situarse por encima del 22% de los electores que tienen previsto acudir a las urnas.

“La remontada tendrá mucho rostro de periferia y mucho rostro de mujer”, ha explicado el director de campaña y secretario político de la formación, Íñigo Errejón. El diseño de la campaña se ha realizado con el objetivo de llevar la caravana del candidato por el mayor número de autonomías. Las únicas por las que no recalará finalmente son Navarra y Extremadura, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios