Es noticia
Menú
Fernández de Mesa y Cosidó no irán en las listas: el reto de Mas les 'ata' a sus puestos
  1. Elecciones Generales
El Grupo popular pierde dos pesos pesados

Fernández de Mesa y Cosidó no irán en las listas: el reto de Mas les 'ata' a sus puestos

Los actuales directores generales de la Guardia Civil y de la Policía tienen que seguir en sus cargos hasta el último momento por lo que pueda ocurrir en Cataluña con el desafío separatista

Foto: Los directores generales de la Policía, Ignacio Cosidó (i) y Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)
Los directores generales de la Policía, Ignacio Cosidó (i) y Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)

El desafío separatista en Cataluña también complica la elaboración de las próximas listas electorales del Partido Popular. A las dificultades para encontrar sitio para todos los ministros, secretarios de Estado, diputados en activo y nuevos dirigentes al alza se suma un problema de signo contrario: dos pesos pesados del partido y del Grupo Parlamentario como son los actuales directores generales de la Guardia Civil y de la Policía, Arsenio Fernández de Mesa e Ignacio Cosidó, no entrarán esta vez en las candidaturas. Tienen que seguir en sus puestos hasta el último momento por lo que pueda ocurrir después de los comicios catalanes.

Fernández de Mesa trabajó en el aparato del PP, y en especial en las campañas electorales, desde la refundación del partido en 1990, primero con José María Aznar y luego con Mariano Rajoy. Y ha sido diputado por La Coruña en las siete últimas legislaturas. Cosidó estaba en el núcleo de la dirección la legislatura pasada y fue cabeza de lista por Palencia en los últimos comicios. Como directores generales que son ambos, tendrían que dejar el cargo en octubre para volver a entrar en las candidaturas de las elecciones previstas para diciembre.

Huyendo de cambios

En fuentes gubernamentales reconocen que el Ministerio del Interior no está para cambios ni interinidades a finales de este año, y menos entre sus "mandos" más operativos y con responsabilidad directa sobre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Además, en los mismos medios insisten en que la continuidad de los altos cargos será fundamental después de las elecciones catalanas del 27-S en previsión de que Artur Mas y el bloque independentista puedan dar los pasos contra el marco constitucional y las leyes que tienen anunciados. Además de declarar la secesión, también planean la invasión de competencias y funciones de la Administración General del Estado.

Tanto las nuevas atribuciones que tendrá el Tribunal Constitucional para hacer cumplir sus resoluciones en defensa de la ley de leyes como la aplicación de la nueva ley de seguridad nacional ante situaciones de crisis (como un golpe de Estado) pueden requerir al final que la Guardia Civil o la Policía intervengan. A instancias del propio TC, o directamente por decisión del Ejecutivo, Interior tendría que dar órdenes directas a los mandos de policía autonómica catalana si los responsables políticos de ese cuerpo también se saltaran la ley y fueran inhabilitados en sus funciones.

Visto el panorama en Cataluña, más la amenaza creciente del terrorismo yihadista, en fuentes gubernamentales aseguran que ni Fernández de Mesa ni Cosidó se han atrevido a pedir a la dirección del partido su vuelta a las listas, como sí han empezado a insinuar otros altos cargos y varios secretarios de Estado a quienes la ley sí permite seguir en el puesto aunque vayan en las listas.

En sus puestos hasta enero de 2016

Los directores generales de la Guardia Civil y de la Policía seguirán en sus puestos hasta el final de la legislatura, con las Cortes disueltas y hasta que tengan que hacer el relevo con sus sucesores nombrados por el Gobierno que se forme después de los comicios, a finales de enero de 2016 como muy pronto. Seguirán así los pasos de los responsables de la Guardia Civil y de la Policía del anterior Ejecutivo del PP ante las elecciones de 2004: Santiago López Valdivielso y Agustín Díaz de Mera. Ambos se quedaron en paro hasta que después fueron repescados para incorporarse al Senado y al Parlamento Europeo respectivamente.

En el caso de Cosidó, a su baja forzosa en la candidatura del PP por Palencia se añade el anuncio que, según fuentes del Grupo Popular, ha hecho la número dos de la provincia, Celinda Sánchez, de dejar este año el Congreso después de cinco legislaturas en el escaño. Es uno de los pocos casos conocidos en la Cámara de parlamentarios veteranos que no quieren optar a otro mandato.

El desafío separatista en Cataluña también complica la elaboración de las próximas listas electorales del Partido Popular. A las dificultades para encontrar sitio para todos los ministros, secretarios de Estado, diputados en activo y nuevos dirigentes al alza se suma un problema de signo contrario: dos pesos pesados del partido y del Grupo Parlamentario como son los actuales directores generales de la Guardia Civil y de la Policía, Arsenio Fernández de Mesa e Ignacio Cosidó, no entrarán esta vez en las candidaturas. Tienen que seguir en sus puestos hasta el último momento por lo que pueda ocurrir después de los comicios catalanes.

Elecciones 27S Artur Mas Guardia Civil Ignacio Cosidó Ministerio del Interior
El redactor recomienda