rajoy prepara "ERE" y jubilaciones forzosas

Renovación traumática en la lista del PP por Madrid: sólo 5 diputados tienen puesto fijo

Rajoy tendrá que tomar muchas decisiones 'de personal' (las que más le cuestan) sobre históricos del partido, veteranos de Génova, 'esperancistas' y algunos disidentes con escaño por Madrid

Foto: Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

El optimismo oficial que cunde en la dirección del PP con las últimas encuestas contrasta con la inquietud entre sus diputados, pendientes ya de la elaboración de las candidaturas para las elecciones generales de diciembre. Los informes de evaluación final y las propuestas de las ejecutivas regionales y provinciales han quedado para después de los comicios catalanes del 27-S, pero los parlamentarios esperan muchos cambios y renovaciones traumáticas, en especial en la lista por Madrid. Sólo 5 de los 19 actuales diputados por la circunscripción, con Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría a la cabeza, tienen puesto fijo de salida. 

El presidente del Gobierno tendrá que tomar muchas decisiones de personal, las que más le cuestan, en cuanto disuelva las Cámaras en octubre. Y afectarán a dirigentes de nuevo cuño como José Ramón García Hernández, veteranos miembros del aparato de Génova como Ana Mato, históricos de Alianza Popular como Carmen Álvarez-Arenas, antiguos fichajes heredados de José María Aznar como Carlos Aragonés, algún disidente disimulado, esperancistas (de Aguirre) como Eva Durán y hasta una figura abiertamente crítica como es Cayetana Álvarez de Toledo.

En el Grupo Popular reconocen que apenas una cuarta parte de los actuales diputados por Madrid reúnen las cualidades de peso político, fidelidad marianista, labor acreditada en el grupo parlamentario y edad adecuadas para dar por hecho que repetirán.

Ana Mato, cuando era ministra de Sanidad, escucha a Mariano Rajoy. (EFE)
Ana Mato, cuando era ministra de Sanidad, escucha a Mariano Rajoy. (EFE)

La lista de Madrid ha corrido mucho desde las elecciones de 2011. Entre promociones, dimisiones, abandonos y salidas forzosas han causado baja figuras como Alberto Ruiz-Gallardón, cuando dejó el Ministerio de Justicia, Miguel Arias Cañete, para ser comisario europeo, o Ignacio Astarloa. De los 19 diputados electos en noviembre de hace cuatro años han dejado el Congreso un total de 5. Y por los rechazos a entrar en la Cámara la última en llegar ha sido Valentina Martínez Ferro, que figuraba en el puesto 28.

Ahora los resultados de las elecciones autonómicas del 24 de mayo pasado y las encuestas auguran al PP una pérdida de 4 o 5 escaños por Madrid, como mínimo. Incluso si Rajoy lograra su objetivo fijado en el computo general nacional de alcanzar un 35% de los votos el próximo mes de diciembre para optar a seguir en el poder, la irrupción de Ciudadanos en Madrid aboca a los populares a un reparto de escaños más parecido al de 1989 (el CDS obtuvo el 11% de los votos) que al de las elecciones más recientes. El PP alcanzó entonces el 34% de los votos y se tuvo que contentar con 12 diputados por Madrid.

El PP sólo ve fijos los 14 o 15 primeros puestos, si el partido acierta en precampaña y campaña para conseguir una remontada en la intención de voto

Con la cifra actual de escaños por la circunscripción que aporta más al Congreso (36) y siempre que saquen cierta ventaja al PSOE, esa cifra puede subir algo más que hace 26 años, cuando IU alcanzaba el 15% como tercer partido por Madrid y la formación de Adolfo Suárez era cuarta. Ya había partidos emergentes para repartir, igual que ahora.

Teófilo de Luis. (EFE)
Teófilo de Luis. (EFE)

Ante ese nuevo mapa electoral que no deja de ser antiguo, en el PP sólo se consideran fijos los 14 o 15 primeros puestos, y siempre que el partido acierte en precampaña y campaña para conseguir una remontada en intención de voto de 4 o 5 puntos sobre el 30% que en Génova creen que están después de las vacaciones.

Además de Rajoy y Santamaría, en medios del PP sólo dan por hecha la continuidad entre las posiciones de salida de la número tres de 2011, la ex ministra de Sanidad Ana Mato (por su proximidad al presidente del Gobierno); la de Juan Carlos Vera, como curtido miembro del aparato, y la de Teófilo de Luis, actual secretario de la Mesa del Congreso y veterano del Grupo Popular. Sobre todos los demás hay dudas.

Cinco diputados menos

El número de los puestos de los diputados (5) que se fueron equivale al de los parlamentarios que se dan por perdidos. Entre los diputados que entraron por las bajas, José Ramón García Hernández es que tiene más posibilidades de repetir en su calidad de figura en ascenso y con plaza en la dirección de Génova.

Los ministros y nuevos dirigentes al alza que Rajoy quiera incorporar a las primeras posiciones de la lista pondrán en peligro a los diputados que salieron elegidos en las últimas posiciones en 2011, entre ellos veteranos como Carlos Aragónes (14) o Gabriel Elorriaga (16). Además, tres diputadas y un diputado con puesto fijo desde hace cuatro legislaturas han entrado ya en la edad oficial de jubilación. Éste es un dato que los nuevos con aspiraciones manejan con esperanza, aunque sea el factor que menos parece importar a Rajoy.

Visto el panorama, con tantas decisiones traumáticas que tomar, lo seguro es que el presidente del Gobierno cerrará la lista de Madrid el último día y a la última hora posible antes de que todos ellos tengan que posar con él para los carteles electorales de la campaña.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios