el camino hacia la confluencia con podemos

Alberto Garzón abre la puerta a no ser candidato a las generales por Madrid

El diputado malagueño no pone líneas rojas de cara a la confluencia con Podemos y asume que, una vez se haya forjado el espacio unitario, pueda concurrir por otra circunscripción

Foto: Alberto Garzón, en el Congreso de los Diputados el pasado 31 de julio. (EFE)
Alberto Garzón, en el Congreso de los Diputados el pasado 31 de julio. (EFE)

Izquierda Unida no pone líneas rojas a la confluencia con Podemos. Ni siquiera una que hasta se daba como segura, la de que su candidato a la Moncloa, Alberto Garzón, concurra necesariamente por Madrid. Todo está ahora mismo abierto, con la idea de facilitar la construcción de una candidatura unitaria para las elecciones generales de diciembre. 

El diputado por Málaga se reunió este lunes en la sede federal de su formación, en la madrileña calle de Olimpo, con el líder de Equo —y también número uno de su partido a las legislativas—, Juan López de Uralde. Los dos insistieron en que la convergencia de toda la izquierda está "mucho más cerca" que antes del verano, cuando se comenzaron a dar los primeros pasos. Pero lo trascendente es que Garzón, por primera vez, asumió que puede no acudir a los comicios por Madrid, la circunscripción en la que IU coloca a todos sus candidatos a la Presidencia del Gobierno, como así lo recogen sus estatutos. Es un paso más, porque ya Garzón había aceptado la posibilidad, en junio, de no liderar él la lista a la Moncloa si así se decidía en unas primarias. Ahora admite que pueda ocupar un escaño por otro punto de España. No por la capital. 

La rendija se fue abriendo tras los movimientos de este fin de semana. Movimientos en los que se atisbaba esa posibilidad. Y por ello se le preguntó al diputado en rueda de prensa, si era irrenunciable o no que concurriera por Madrid. "Lo que no es un futurible es que en este momento es que estamos trabajando en este espacio de confluencia, en el que queremos que haya unas primarias, en las que se pueda elegir a los candidatos por una circunscripción y al mismo tiempo al candidato a la Presidencia del Gobierno. No hay discusión ni en un sentido ni en otro sobre el lugar por el que se presenta ese candidato. Estamos priorizando el debate colectivo", explicó. 

"Asumiremos esos acuerdos"

Es decir, que todavía no se ha llegado a la fase de hablar de nombres ("no está encima de la mesa", sino en la edificación de ese espacio unitario, porque eso es en lo que la federación de Cayo Lara anda "centrada" y en ese proyecto "se dejará la piel", como siempre ha dicho. Y, cuando se haya delineado, se harían esas eventuales primarias. "Será la gente la que decida y asumiremos esos acuerdos", "asumiremos las consecuencias y los resultados", reiteró. 

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, durante su primera reunión, el pasado 24 de junio en la sede de Podemos. (EFE)
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, durante su primera reunión, el pasado 24 de junio en la sede de Podemos. (EFE)

En una conversación informal con periodistas, el propio Garzón ha admitido que todo está abierto, y que él acatará lo que salga de los procesos de confluencia. Tan abierto que ni siquiera está claro que vaya a haber unas primarias conjuntas con Podemos. En caso de que eso no cuajara, IU haría sus propias primarias con la plataforma de confluencia —sea Ahora en Común o cualquier otra que se monte ex profeso— y, una vez realizadas, confía en tener tiempo para seguir negociando con la formación de Pablo Iglesias para encajar definitivamente las candidaturas antes de registrarlas ante la Junta Electoral Central (JEC), a mediados de noviembre. Podemos contempla la posibilidad de incluir en sus listas a aquellos que se quieran integrar en ellas, porque ya hizo su propio proceso de elecciones internas en julio

La federación busca unas primarias porque "son la garantía de que no hay acuerdos por arriba o en despacho". "Yo espero que al final haya un encuentro entre la gente de Podemos y la gente que estamos trabajando en ese espacio de confluencia. Si Podemos no quiere, esperemos que podamos encontrarnos en cualquier otro espacio posterior. Nosotros caminamos con independencia de la estrategia de Podemos". 

Lo que sí subrayó Garzón es que los tiempos corren y no pueden demorarse eternamente. Para "mediados de octubre" deberá estar "tejido el espacio de confluencia", aunque el calendario sea aún "intuitivo". O sea, en poco más de un mes ha de aclararse el escenario electoral. 

"Mucho más cerca" la alianza

Garzón, al igual que Uralde, insistió en que se está "mucho más cerca" de la construcción de una lista unitaria, aunque sigan existiendo "obstáculos o dificultades". Son ambos más "optimistas" porque vislumbraron un cambio de actitud hace dos semanas, cuando Pablo Iglesias anunció el giro de estrategia: no a un acuerdo estatal con IU (nunca lo ha querido), pero sí a pactos territoriales. E incluso amplió el abanico de las alianzas: de perseguirlas en Cataluña —ya cerrada para las autonómicas y las generales—, Valencia, Galicia y Baleares, las buscarían, dijo, en otros puntos del país, como Madrid, Andalucía y Aragón. Las conversaciones informales están en marcha —el canal de comunicación entre Garzón e Iglesias es fluido, y han seguido dialogando estas semanas—, aunque no se haya producido una negociación formal con Podemos, como la de este lunes de IU con Equo.

Equo prefiere, como IU, que se trence un acuerdo a nivel estatal, pero su única línea roja es que el pacto sea ratificado por su militancia

"Es lógico que haya distintos planteamientos, pero a día de hoy las diferencias son menores que en junio. No sabemos dónde llegaremos", añadió Uralde. El líder ecologista abundó en el razonamiento del joven diputado de Izquierda Unida, que la única "línea roja" que se plantea su formación es que su militancia apruebe los acuerdos. En el caso de la federación, toda alianza debe pasar por los órganos de dirección. No se descarta un referéndum entre las bases, pero ahí el obstáculo sería la falta de tiempo. 

IU ha defendido hasta ahora la pertinencia de una alianza en todo el Estado, porque eso multiplica las opciones y porque permite sortear los escollos de la Ley Electoral, pues la fórmula D'Hondt castiga a aquellas terceras y cuartas fuerzas que no tengan suficiente implantación en una provincia. Puras matemáticas. "Es una necesidad vital", dijo hace una semana el coordinador. La federación discutirá el alcance de los acuerdos en su reunión de la Presidencia, este domingo, 13 de septiembre. Pero en principio parece inclinarse también por asumir esa condición de Iglesias, aunque ello dificulte la conformación de un grupo parlamentario en el Congreso

Uralde manifestó asimismo su preferencia por un pacto de ámbito estatal. "Nosotros trabajamos con el horizonte de sumar votos en todos los territorios [...]. Tiene un sentido electoral", defendió, ya que en los distritos más pequeños, si la izquierda comparece por separado, el escaño sale más caro. "La ley castiga el voto dividido, y cuanto más unidos vayamos, más posible será obtener buenos resultados", razonó el líder de Equo. Garzón añadió el sentido político: la "oligarquía" y el "bipartidismo" "no quieren" que triunfe la unidad popular, de modo que toca emplearse a fondo para "no condenar a este pais a 30 años de neoliberalismo". El diputado reiteró que no sólo están en juego unas elecciones, sino el futuro de "las próximas generaciones", y que los resultados de las candidaturas municipalistas el 24-M enseñó el camino.  

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios