HABRÁ ACUERDOS locales, provinciales y autonómicos

Podemos se centra en ampliar sus alianzas territoriales para irrumpir en las generales

El partido que lidera Pablo Iglesias muestra ahora una actitud más cercana con las candidaturas de unidad popular, con las que ha iniciado nuevas conversaciones en toda la geografía española

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (Reuters)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (Reuters)

Pablo Iglesias y su equipo trabajan activamente en ir completando el complejo puzle de la confluencia de cara a las elecciones generales. Podemos se encuentra inmerso en conversaciones con distintos sectores de la izquierda y pretende ir sumando nuevos actores para sellar alianzas preelectorales en los distintos territorios de la geografía española. A pesar de que el partido aún no detalla en qué lugares y qué actores políticos y sociales se incluyen en las nuevas negociaciones -hasta ahora los conocidos son Galicia, Cataluña, Valencia y Baleares-, sí avanza que habrá acuerdos locales, provinciales y autonómicos, y se harán de forma descentralizada dependiendo de las necesidades de cada lugar. Fuentes del partido explican a este diario que las conversaciones “todavía están muy verdes” y no se anunciarán novedades de cada una hasta que se cierren definitivamente, porque “sería perjudicial e irrespetuoso para la otra parte”, además de que las deberá aprobar debidamente el Consejo Ciudadano.

La formación dedicará los próximos meses a madurar todas las posibilidades, entre las que no está la confluencia con Izquierda Unida o Ahora en Común, ya que Podemos insiste en descartar categóricamente un acuerdo con otro partido político a nivel nacional. Sin embargo, y a pesar de que Iglesias rechaza cambios en su la hoja de ruta, se percibe una nueva estrategia electoral con este movimiento en el que el que la formación pone sobre la mesa “la generosidad” a la que está dispuesta en las posibles alianzas, como manifiestan distintos portavoces del partido. Precisamente en el momento en que todas las encuestas señalan a un retroceso de los partidos emergentes situando Podemos a gran distancia del PSOE de Pedro Sánchez, Iglesias ha dado un paso al frente proponiendo abrir más el diálogo para garantizar una opción del cambio 'efectiva', integrada por personas de la sociedad civil y a las denominadas candidaturas de 'unidad popular'.

Podemos tampoco da gran credibilidad al último CIS en el que los partidos emergentes -el suyo y Ciudadanos- sufrieron un importante bajón

De hecho, el secretario general reiteró el lunes en su reaparición después de tres semanas de vacaciones, que su partido tiene “la mano abierta y tendida en todos los territorios” con un objetivo claro: ser más fuertes en la organización de la candidatura que presenten en las generales que se podrían celebrar el 13 de diciembre. Sin duda, una actitud más cercana y dialogante a la que venía mostrando en los últimos meses, cuando las exigencias a las candidaturas unitarias como las mareas gallegas impulsadas por Anova, eran mucho mayores.

Y las reacciones no se han hecho esperar. Alberto Garzón valora muy positivamente la última puesta en escena de Iglesias, tras la que ve “más cerca” una opción que integre a las distintas fuerzas de la izquierda española y, que a su juicio, “devuelve el optimismo al panorama actual”. El diputado, que rechazó ir en la lista presentada por Iglesias a las primarias de su partido, asegura que “si finalmente se consigue que los procesos de unidad popular”, entre los que está IU, se encuentren con Podemos, “estaremos ante la posibilidad real de cambio en este país”.

Pablo Iglesias: Nosotros salimos a ganar

Mientras tanto, las negociaciones en los territorios 'conocidos' siguen su curso. En Cataluña, el proyecto de confluencia llamada 'Catalunya sí que es pot' -integrado por Podemos, ICV y EuiA, entre otras fuerzas- acudirá a las urnas el próximo 27 de septiembre como alternativa a la lista unitaria capitaneada por Artur Mas. En Galicia, sin embargo, las mareas encabezadas por Anova y EU, siguen en plena ronda de contactos, esperando que Podemos acepte algunos cambios en sus propuestas iniciales. El partido de Iglesias avanza en la posibilidad de conceder más autonomía a los sectores que impulsan la Marea, aunque reconoce ver muy complicado que ésta pueda tener un grupo parlamentario propio. En cuanto a Valencia, las negociaciones con Compromís, aunque activas, siguen encalladas, ya que la clave podría depender de los puestos que Podemos esté dispuesto a ceder en las circunscripciones.

Iglesias se desmarca del pacto con el PSOE

A pesar de que la última encuesta del CIS dejaba claro que los españoles ven con buenos ojos una posible alianza entre Podemos y PSOE, Pablo Iglesias asegura que ve "absolutamente improbable" una pacto con los socialistas de Pedro Sánchez. En la misma línea que Tania Sánchez, el líder 'morado' considera que el PSOE trabaja para formar una gran coalición con el Partido Popular, para crear un formato similar al de Alemania. Según las palabras del profesor universitario, “el PSOE tiene voluntad de gobernar con el PP” porque "tienen miedo al cambio" y el en el partido que él dirige, no se plantean “ninguna otra posibilidad”. 

Podemos tampoco da gran credibilidad al último CIS en el que los partidos emergentes -el suyo y Ciudadanos- sufrieron un importante bajón con respecto al anterior barómetro. El secretario general de la formación remarcó que los grandes protagonistas del bipartidismo no deben estar tranquilos puesto que a pesar de los resultados de las encuestas, no dejan de hablar de Podemos ni en el mes de agosto.

Elecciones Generales

El redactor recomienda