los papeles de panamá

El primer ministro de Islandia invirtió en bonos de bancos desde paraísos fiscales

El 15 de mayo de 2015, el primer ministro de Islandia habló ante el parlamento nacional. Debía contestar a una pregunta sobre con qué medidas agresivas

Foto:

El 15 de mayo de 2015, el primer ministro de Islandia habló ante el parlamento nacional. Debía contestar a una pregunta sobre qué medidas agresivas utilizaría su gobierno para rastrear los engaños fiscales y los fraudes de quienes utilizan compañías opacas en paraísos fiscales. ¿Seguiría Islandia el ejemplo alemán, comprando datos reveladores sobre el asunto a un filtrador anónimo? El primer ministro, Sigmundur David Gunnlaugsson, eludió la respuesta.

[Especial 'Los Papeles de Panamá': Destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

Estaba de acuerdo con que “era muy importante que se trabajara juntos sobre el tema”. Pero no estaba claro, aseguró, si obtener la información habría sido “realista y útil”, añadiendo que él confiaba en que los funcionarios de la hacienda local tomarían la decisión correcta. Lo que entonces no se sabía era que esos datos que Islandia estaba planteándose comprar incluían información sobre compañías ‘offshore’ conectadas a él y a otros dos miembros destacados de su ejecutivo.

Es lo que se desprende de los millones de documentos secretos obtenidos por el International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, en el marco de una investigación en la que participan más de 70 medios, mientras El Confidencial y La Sexta lo hacen en exclusiva para España. Los más de once millones de archivos obtenidos, que abarcan de 1977 a 2015, desvelan el funcionamiento interno Mossack Fonseca, uno de los despachos de abogados más importantes en la creación de sociedades ‘offshore’ a nivel mundial.

Los Papeles de Panama en 1 minuto

 

Entre los archivos de alrededor de 214.488 sociedades registradas relacionadas con personas de más de 200 países, se encuentra Wintris Inc., creada en Islas Vírgenes Británicas en 2007. Esa firma pone a Gunnlaugsson en el centro de esta historia. En estos documentos aparece la compañía como acreedor, con millones de dólares atrapados en la quiebra de los bancos.

La saga ‘offshore’ de Gunnlaugsson

Sigmundur David Gunnlaugsson llegó al poder tras la ola de protestas en contra de los bancos del país, consecuencia de la crisis financiera de Islandia. Las tres mayores entidades bancarias del país quebraron uno detrás del otro en solo unos días, en octubre de 2008, tras un años de especulaciones. Personalidad del mundo de la radio y televisión -resultó elegido, en 2004, como el tercer hombre más sexy de Islandia-, un honesto Gunnlaugsson lideró un grupo llamado InDefence en la campaña para que Islandia rechazara el rescate, por parte de acreedores internacionales, de millones de dólares depositados en los bancos del país. Tras dos referéndums nacionales, los votantes se posicionaron con InDefence, y la campaña ayudó a Gunnlaugsson y a su partido para llegar al poder.

Los documentos de Mossack Fonseca indican que la familia de Gunnlaugsson tenía un interés personal en lo que pasaría con los acreedores bancariosEn enero de 2009, el Partido Progresista escogió a Gunnlaugsson para que fuera su representante. El objetivo era poner una cara nueva y más fresca a un partido con raíces en el pasado agrícola del país. Con 38 años, se convertiría en el primer ministro más joven de la historia del país en 2013, prometiendo que tendría mano dura con los acreedores internacionales, ofreciendo alivió a quienes estaban acorrallados por sus deudas y acabando con los programas de austeridad. Siendo Gunnalaugsson primer ministro, el gobierno islandés alcanzó un acuerdo con los acreedores en 2015, trato que su antigua formación InDefence criticó por ser demasiado generoso.

Los documentos de Mossack Fonseca indican que la familia de Gunnlaugsson -bien conocida a los Islandeses- tenía un interés personal en lo que pasaría con los acreedores bancarios. En diciembre de 2007, Gunnalaugsson y su mujer Anna Sigurlaug Páldsdóttir compraron Wintris Inc de Mossack Fonseca a través de la filial luxemburguesa de Landsbanki, uno de los tres mayores bancos de Islandia. La pareja utilizó esta compañía pantalla para invertir millones de dólares de dinero heredado, de acuerdo con un documento firmado en 2015 por la mujer del primer ministro, hija de un rico comerciante de Toyota, después de que Mossack Fonseca le preguntara por la procedencia del dinero.

“Los bancos islandeses crearon filiales, por ejemplo en Luxemburgo y en Reino Unido, y crearon compañías ‘offshore’ para que sus clientes pudieran guardar todo tipo de bienes”, explica Rob Jonatansson, un abogado de Reykjavik que trabajó en el caso de un banco también quebrado y sin hacer referencia al caso específico de Wintris. “Las compañías ‘offshore’ tuvieron la oportunidad de evadir impuestos, algo que probablemente más de uno haya hecho”.

Los documentos de Mossack Fonseca no detallan dónde Wintris invirtió su dinero, pero registros judiciales indican que la sociedad tenía importantes inversiones en los bonos de cada uno de los tres mayores bancos de Islandia. Estos registros recogen que la compañía figura como acreedor de millones de dólares en derechos sobre la bancarrota de los bancos.

Gunnlaugsson ocultó la sociedad incluso mientras fue primer ministro, de acuerdo con los documentos obtenidosLandsbanki indicó que Wintris era un acreedor en Noviembre de 2009 con un derecho de 174 millones de koronas (1,24 millones de euros a día de hoy), por lo que parece en bonos del mismo banco. Wintris apareció también tres veces en la lista de derechos del banco Kaupthing en enero de 2010, donde tenía bonos con un valor de 221 millones de koronas (1,57 millones de euros actuales). Y también poseía bonos de Glitnir por valor de 114 millones de koronas (812.000 euros), un CLAIM que Wintris vendió a un inversor islandés después de la quiebra, según una persona cercana al asunto. En total, Wintris tenía derechos sobre alrededor de 3,5 millones de euros en bonos de los bancos -una cifra que alcanza los 8 millones de euros al cambio anterior a la crisis.

Gunnlaugsson era dueño de Wintris, junto a su mujer, cuando entró en el parlamento islandés en abril de 2009 y siguió ocultándola tras su ascensión hasta ser primer ministro, de acuerdo con los documentos obtenidos. El hecho de que no declarara estos activos incumple las normas éticas de Islandia. El primer ministro lo niega, asegurando que sólo las compañías “con actividad comercial” tienen que ser reportadas. Pero el secretario general del Parlamento coincide en que todas las compañías tienen que ser declaradas.

El último día del año 2009, Gunnlaugsson vendió su mitad de Wintris a su mujer por un dólar, de acuerdo con los documentos de Mossack Fonseca. El 15 de marzo de 2016, Pálsdóttir publicó un post de Facebook hablando por primera vez de la sociedad ‘offshore’. “La existencia de la compañía nunca ha sido un secreto “, ha dicho. Pálsdóttir aseguró que estableció Wintris en 2007, cuando todavía no estaba claro si la pareja viviría en otro lugar y que es un vehículo de inversión para los fondos que recibió cuando su negocio familiar fue vendido.

El primer ministro de Islandia invirtió en bonos de bancos desde paraísos fiscales

El post de Facebook llegó después de que los partners del ICIJ escribieran al primer ministro preguntando por los negocios de Wintris. Cuatro días antes del anuncio en la red social, Gunnlaugsson contestó con evasivas a las preguntas sobre el tema en una entrevista que estaba siendo grabada. “Wintris es una compañía -si bien recuerdo- que está asociada con una de las sociedades en las que participaba y figuraba como compañía en las cuentas”, ha dicho antes de abandonar la entrevista.

A raíz del post en Facebook y de su eco en los medios de comunicación islandeses, se publicó en change.org una petición pidiendo la dimisión del primer ministro.  

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios