Luz, gas y gasolina: así suben cada día los precios de los suministros
  1. Economía
Cada vez más caros

Luz, gas y gasolina: así suben cada día los precios de los suministros

A las cifras récord del precio de la luz se suma el encarecimiento de otros recursos básicos, y la tendencia es imparable a corto plazo

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

En los últimos meses, la pulverización de nuevos récords del precio de la luz se ha convertido en algo cotidiano. Sin ir más lejos, el lunes pasado el precio llegó a los 130,53 euros, superando los 124,45 del día previo. Y el mes de septiembre se ha estrenado con un nuevo pico el jueves, de 140,23 euros. A corto plazo, no se espera que la situación vaya a mejorar para el consumidor.

Pero la luz no es el único suministro cuyo precio vive momentos de escalada. También el gas y la gasolina son en estos días cada vez más caros y la subida se nota más si se compara con los precios del año previo. Por ejemplo, el 30 de agosto de 2020, el precio del gas se situaba en 10,33 MW/hora, mientras que ayer estaba en 51,07, según datos de Mibgas.

El pico registrado en enero en el precio del gas (66,1 €) no está tan lejos de la cifra actual (51,53 €), y es probable que el precio se acerque más aún si se observa la tendencia de los últimos meses. El incremento de los precios del gas en España está directamente relacionado con la disminución del suministro que recibimos del extranjero. El fuerte auge de la demanda de gas en Asia hace que gran parte del suministro se desvíe. Al aumentar la demanda y tener una oferta limitada, el precio sube. "El precio del gas seguirá alto porque es un fenómeno global. Asia tira fuerte de la demanda y las cadenas de suministro han tenido que tirar más después de la pandemia", explica Jose María Yusta, profesor de la Universidad de Zaragoza y experto en mercados energéticos.

Por si no fuera poco con la luz y el gas, también la gasolina es más cara cada día. En agosto de 2020, el precio medio de la Super 95 se situaba en 1,16 €/litro. Un año después, el precio está en 1,42, cerca de un 22% más. Lo mismo pasa con el diésel, que ha pasado de 1,04 euros el litro a 1,26 en un año. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en 2020 se produjo un descenso en la demanda de gasolina 95 y de gasóleo A como consecuencia de la pandemia y las restricciones de movilidad impuestas. Esta bajada en la demanda vino acompañada de una caída en los precios de venta al público.

Ante la subida sin precedentes del precio de la luz, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, compareció hace dos días en el Congreso, donde insistió en que el Gobierno no puede intervenir en el mercado en el que se fija el precio de la luz al no permitirlo la Unión Europea. Ribera propuso que los accionistas de las eléctricas presionen a sus directivos para que la generación hidráulica deje de marcar los precios en el mercado mayorista, lo que la ministra denominó “empatía social”. Además, Ribera ha apoyado la creación de una comisión para estudiar el funcionamiento del mercado eléctrico, aunque no parece que los precios vayan a cambiar a corto plazo.

Foto: Teresa Ribera conversa con el vicepresidente primero de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso, Daniel Viondi. (EFE)

Según los datos del histórico del precio medio diario de la luz, hasta la fecha, los tres recibos más elevados en el mes de agosto han sido los 93,10 euros de este mes, los 87,77 euros de agosto de 2005 y los 87,47 euros de 2008, teniendo en cuenta la variación del índice de precios al consumo (IPC).

Más gastos para los hogares

El gasto medio por hogar en electricidad lleva en ascenso desde 2015, según los datos de la encuesta de presupuestos familiares que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ese año, las familias pagaron 500 euros para tener suministro eléctrico y en 2020, última fecha con información disponible, el gasto ya era de 622 euros anuales. El ascenso meteórico de los precios en los últimos días quedará reflejado en la factura final. Pero es complejo estimar cuánto engordará la cifra a pagar en cada casa, puesto que entran en juego numerosos factores. Además, no se puede hacer una comparación directa con los precios de 2020, puesto que la pandemia creó una situación excepcional en la que el precio de la luz bajó, pero el consumo aumentó.

La tendencia del gasto en gasóleo y gasolina, por su parte, lleva años a la baja. El año 2020, las limitaciones de movilidad redujeron el gasto anual un 30% en el caso del gasóleo y un 25,6% para los consumidores de gasolina. Pero los precios este año son de nuevo más caros. El gasto de los hogares en gas también acumula cuatro años consecutivos de subidas, y el cierre de 2021 no será una excepción.

"Los precios de hoy se mantendrán hasta final de año. Para 2022, el precio medio rondará los 90 MW/h y dependerá de la oferta y la demanda, y del precio del gas y de los derechos de emisión de CO2, pero creo que seguirá en alza", afirma Yusta. Mientras la demanda energética extranjera continúe y la oferta siga siendo la misma, la situación no mejorará.

Por su parte, la CNMC elabora una estadística a partir de un panel de hogares. Según sus cifras, en diciembre de 2020 la factura de la luz media mensual en el mercado regulado era de 46,4 euros, o de 49,2 si se excluye a los hogares que cuentan con el bono social. Si además se tienen en cuenta servicios adicionales facturables, como el mantenimiento o el seguro, el gasto medio a cierre del año pasado en luz era de 57,3 euros.

Luz Gasolina Precios
El redactor recomienda