Beneficiará a casi 600.000 trabajadores

El Gobierno acuerda con los autónomos extender el cese de actividad al 31 de enero

El cese de actividad del coronavirus cubrirá a los autónomos que tengan que cerrar sus negocios por el virus y a aquellos que tengan una caída de la facturación del 75%

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)
El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

A última hora, pero con acuerdo. Así ha conseguido cerrar el Ministerio de la Seguridad Social la prórroga del cese de actividad, conocido como el 'paro de los autónomos'. Esta ayuda finalizaba este 30 de septiembre, pero finalmente se ampliará hasta el 31 de enero de 2021, fecha a la que, probablemente, también se prorrogarán los ERTE del coronavirus, que se están negociando en una mesa paralela. El acuerdo, alcanzado en la mañana del lunes con las tres principales asociaciones de autónomos (ATA, UPTA y Uatae), será aprobado de forma definitiva en el Consejo de Ministros de esta semana, explican fuentes de los autónomos.

De esta forma, el Ejecutivo consigue mantener en vigor un pilar fundamental del esquema de protección de rentas que estableció cuando decretó el estado de alarma, el pasado mes de marzo. Según los cálculos de ATA beneficiará a unos 600.000 trabajadores autónomos a los que la ayuda limitará su caída de rentas como consecuencia de la crisis del coronavirus.

El acuerdo contempla el mantenimiento del cese extraordinario del coronavirus a todos los autónomos que tengan que cerrar su negocio o actividad como consecuencia de medidas directas de confinamiento. Este cese también protegerá a los autónomos que tengan que cerrar a partir del 1 de octubre como consecuencia de los rebrotes. También podrán acogerse a esta ayuda los autónomos cuya facturación se haya desplomado al menos un 75%, aquellos con menos de un año de cotización siempre que sus ingresos no superen el SMI y los autónomos pluriempleados cuyos ingresos totales no superen en 2,5 veces el SMI.

En todos estos casos, el cobro de la prestación no restará periodo contributivo, lo que se conoce como el 'contador a cero'. Lo que sí sufre un cambio importante es la cuantía de la prestación, que bajará del 70% de la base reguladora que se cobra actualmente al 50%. Un importante recorte de la ayuda que para el Gobierno será un incentivo a que estos autónomos busquen cómo mejorar sus niveles de actividad en la nueva normalidad.

Con esto, vamos a conseguir parar la sangría de autónomos que temíamos para los próximos meses

El acuerdo también incluye la ampliación del cese de actividad ordinario para todos los autónomos que agoten esta prestación contributiva durante los próximos meses.Todos ellos quedarán protegidos hasta el 31 de enero. Eso sí, no se pondrá el 'contador a cero' para estos trabajadores. Podrán seguir acogiéndose al cese de actividad ordinario todos los autónomos que acrediten una caída de su facturación del 75% entre octubre y diciembre.

Por último, se establece una prestación para los autónomos de temporada similar a la que existió durante los meses de verano. Se considerará autónomo de temporada a aquel que haya estado dado de alta en la Seguridad Social al menos 120 días entre junio y diciembre de 2018 y de 2019. Estos autónomos tendrán una prestación de cuatro meses, desde el 1 de octubre hasta el 31 de enero.

"Es un gran acuerdo", ha celebrado Lorenzo Amor, presidente de ATA, "creo que no dejamos a nadie atrás". "Recogemos a la mayor parte de los trabajadores autónomos con estas modificaciones", ha señalado Eduardo Abad, presidente de UPTA, quien ha añadido que su asociación ratificará esta tarde el acuerdo en su junta directiva.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios