Estudio realizado por los expertos de Esade

La crisis del coronavirus afecta más a las mujeres: el 29% trabaja en sectores cerrados

El 25% de los trabajadores están empleados en sectores que están obligados al cierre por la cuarentena, pero con una gran brecha entre hombres y mujeres: ellos son el 21% y ellas, el 29%

Foto: Imagen de una oficina de empleo en Barcelona. (Efe)
Imagen de una oficina de empleo en Barcelona. (Efe)

La crisis del coronavirus provocará un fuerte descenso en las rentas de los hogares como consecuencia de la cantidad de horas que se perderán estos meses. Los despidos, los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) y las reducciones de jornada para cuidar a familiares dependientes provocarán una caída del empleo nunca antes vista en España. Esta crisis tendrá rostro de mujer, ya que son ellas quienes tienen mayor riesgo de perder el empleo de forma total o parcial durante estas semanas. Así lo estima un estudio realizado por el 'think-tank' EsadeEcPol .

"Las mujeres tienen mayor probabilidad que los hombres de haber perdido su empleo desde el inicio de la crisis del Covid-19 porque están sobrerrepresentadas en sectores cerrados por la cuarentena", escribe la autora del estudio, Claudia Hupkau, profesora del departamento de Economía de Cunef. Según sus análisis, el 29% de las mujeres trabajadoras están empleadas en sectores obligados a cerrar por el decreto de alarma, frente al 21% de los hombres. Esta diferencia provocará que la caída de la renta disponible entre las mujeres vaya a ser superior que la de los hombres.

La mayor parte de los trabajadores de sectores obligados a cerrar por la cuarentena están afectados por un ERTE, lo que significa una caída de su renta de, al menos, el 70%. La sobrerrepresentación de mujeres en este colectivo es el principal motivo que explica por qué esta crisis tendrá rostro de mujer. "La actividad en sectores con interacciones sociales frecuentes se ha paralizado casi totalmente, y estos sectores tienden a estar dominados por las mujeres, como los servicios domésticos y la hostelería", señala el informe.

Además, las mujeres han tenido históricamente mayor propensión a perder su empleo, en parte por ser más precario, ya que están más afectadas por la parcialidad y la temporalidad. De ahí que sean más vulnerables a las crisis. "En general, desde el inicio de la crisis de la Covid-19, las mujeres tienen más probabilidades de perder su empleo que los hombres, aun trabajando en empleos y sectores similares y teniendo los mismos niveles de formación", explica Hupkau.

Las mujeres tienen más probabilidades de perder su empleo que los hombres, aun trabajando en empleos y sectores similares

Eso no significa que los hombres escapen a la crisis del coronavirus. En absoluto. Su presencia mayoritaria en la construcción y los transportes también deja a muchos trabajadores en una situación muy vulnerable. Además, los hombres tienen mayor presencia en sectores que, aunque no estén obligados al cierre por el estado de alarma, no pueden hacer teletrabajo, como es la industria o algunas ramas de la construcción. En concreto, casi el 28% de los hombres trabaja en este tipo de actividades, mientras que en el caso de las mujeres, desciende hasta el 14%.

El hogar es esencial

En esta crisis toma una dimensión especial las tareas del hogar, principalmente las de cuidados de familiares dependientes (hijos y mayores), ahora que las escuelas, guarderías y centros de día están cerrados. El Gobierno dio a estos trabajadores el derecho de modificar unilateralmente sus condiciones de jornada, pudiendo incluso suspender sus contratos, para poder realizar los cuidados. En un primer momento, el Gobierno prometió una prestación para todos ellos, ya que tendrán una rebaja de salario equivalente a la reducción de la jornada, pero finalmente no la aprobó.

Como las mujeres se encargan principalmente de las tareas de cuidados, son ellas quienes estarán más afectadas por estas reducciones de jornada. "Según el estudio más reciente sobre el uso del tiempo en España, la Encuesta de Empleo del Tiempo 2009-2010, las mujeres dedican una media de 4 horas y 14 minutos a las labores del hogar y la familia, frente a las 2 horas que destinan los hombres", señala Hupkau, "si las tareas adicionales de cuidado de los niños van a compartirse conforme a esta distribución de referencia, lo más probable es que las mujeres carguen con la mayor parte".

[Dos meses de teletrabajo, ayudas sociales, fiscales... las últimas medidas económicas]

No solo eso: el cuidado de los hijos recae sobre las madres especialmente en el caso de los padres separados. En España el 14% de los progenitores con hijos a cargo son solteros y, de ellos, el 86% son mujeres y el 14% restante, hombres. Una buena parte de estos progenitores habrá estado obligado a renunciar al trabajo para cuidar a los hijos, especialmente si trabajan en sectores esenciales y están obligados a salir de casa. En total, el 10% de las madres que trabajan en sectores esenciales son solteras.

En España el 14% de los progenitores con hijos a cargo son solteros y, de ellos, el 86% son mujeres

"La indisponibilidad casi absoluta de servicios de guardería puede obligar a un número considerable de padres a renunciar a su trabajo o a solicitar un permiso no retribuido", explica el informe. Además, el 44% de las madres que trabajan en sectores esenciales tiene una pareja que también trabaja en un sector esencial. En ese caso, se habrán visto obligados a elegir qué parte de la pareja renuncia al trabajo si sus horarios son incompatibles. "En las parejas con dobles ingresos, la decisión de cuál de los progenitores va a reducir su jornada dependerá probablemente de quién sea el que cobre más de la familia, pero también de las normas de género y de la distribución de roles dentro del hogar", apunta Hupkau. Y tanto la brecha salarial como los usos y costumbres empujan a que sea la mujer quien renuncie al empleo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios