SEGÚN HA ESTIMADO LA UNCTAD

El Covid-19 pasa una primera factura a Europa de más de 14.000 millones de euros

El coronavirus ha pasado una primera factura a Europa. La UNCTAD ha estimado un coste de más de 14.000 millones de euros por la interrupción de las cadenas de suministro

Foto: Ilustración: El Herrero.
Ilustración: El Herrero.

La economía global se tambalea. El último organismo internacional que ha advertido de las consecuencias del coronavirus sobre las cadenas de aprovisionamiento de las empresas ha sido la UNCTAD, que ha estimado un coste para la Unión Europea de 15.600 millones de dólares (algo más de 14.000 millones de euros). Europa, de hecho, será la región más castigada por la interrupción de los flujos de bienes intermedios, necesarios para fabricar productos que finalmente llegan al consumidor a través de las empresas.

El organismo de Naciones Unidas para el comercio mundial sitúa a EEUU como el segundo territorio más perjudicado: 5.779 millones de dólares, y después coloca a Japón, 5.187 millones; Corea del sur, 3.816 millones, y Taiwan, 2.645 millones.

Los economistas de UNCTAD han realizado sus estimaciones a partir de una metodología estandarizada y partiendo de la base de que la crisis del coronavirus suponga una reducción de las cadenas de valor ‘moderada’. En concreto, del 2%.

Esta cifra es coherente con el reciente hundimiento de la producción de manufacturas en China, que se ha reflejado en el PMI de febrero, que cayó nada menos que 22 puntos. Como se sabe, el PMI, que refleja las expectativas de compras de los gerentes de las empresas, está altamente correlacionado con las exportaciones, y una disminución implica una reducción de las ventas al exterior. La conclusión es que si se anualiza la caída del PMI observada en febrero, el resultado es ese -2% en el suministro de bienes intermedios.

La exposición de cada país al coronavirus, en todo caso, dependerá mucho de su modelo productivo. En el caso de la Unión Europea, sostiene la agencia de Naciones Unidas para el desarrollo y el comercio, los sectores más afectados serán la maquinaria, la automoción y los productos químicos. En EEUU, maquinaria, automoción e instrumentos de precisión; en Japón, maquinaria y automoción; en Corea del Sur, maquinaria y equipos de comunicaciones, mientras que en Taiwán, los equipos de comunicaciones y la maquinaria de oficina.

Como consecuencia de ello, las revisiones a la baja de las expectativas de crecimiento no dejan de llegar. Y ayer fue Kristalina Georgieva, la directora gerente del FMI, quien anunció que ahora se espera que el crecimiento global caiga por debajo de la tasa del 2,9% del año pasado debido al brote de coronavirus, ya que la institución financiera multilateral prometió apoyo para que los países lidien con la crisis.

Gigante asiático

China, como recuerdan los economistas de la UNCTAD, se ha convertido en el principal proveedor de insumos intermedios para empresas manufactureras en el extranjero. Alrededor del 20% del comercio mundial en la fabricación de productos intermedios se origina en el gigante asiático, frente al 4% en 2002.

Según un informe de S&P, la agencia de 'rating', la suma de China e Italia (uno de los países más afectados) supone el 1,24% de todos los bienes manufacturados en Alemania, mientras que, en el caso español, uno de los países más afectados por su papel en la división internacional del trabajo, supone el 0,96% de los insumos. En Francia, por su parte, su dependencia es del 1,2%. Las cifras pueden parecer pequeñas, pero hay que tener en cuenta que las cadenas de suministro afectan, sobre todo, a bienes esenciales para el funcionamiento de una economía. Y la española se ha especializado más en el ensamblaje que en el valor añadido.

¿Y cuáles serán los sectores más afectados? El organismo que promociona el comercio mundial sitúa en primer lugar los productos de precisión, maquinaria industrial, automóvil, equipos de comunicaciones, maquinaria eléctrica y plástico de goma. Aunque también afecta a ámbitos como la maquinaria de oficina, los productos de cuero, el textil o la industria del papel, lo que refleja que no se trata de un sector específico, sino que afecta al conjunto de las actividades productivas.

Se considera que cualquier interrupción significativa en el suministro de China en estos sectores afecta sustancialmente a los productores del resto del planeta. De hecho, muchas empresas en todo el mundo temen que las medidas implementadas para contener el Covid-19 (es decir, restricciones a las actividades económicas y al movimiento de personas) puedan obstaculizar el suministro de partes críticas de los productores chinos, lo que afecta su propia producción.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios