Summit Shopping tourism & Economy

El sector turístico pide un cambio de modelo para "no acabar como Thomas Cook"

Los principales representantes creen que es el momento reinvertarse para no quedarse atrás atrayendo al pujante mercado asiático, para ello piden ayuda al Gobierno

Foto: .
.

Un fantasma recorre el sector turístico español: el fantasma de Thomas Cook. La quiebra de la operadora de viajes pone en entredicho el “viejo modelo de sol y playa” y muestra que “si no se quiere quedar nadie atrás, hay que evolucionar hacia otro modelo, más urbanita, más estable”. Esto es lo que decía Antonio Samaranch, presidente del comité organizador de “Summit Shopping tourism & Economy”.

En este evento, que se celebro el lunes por quinto año consecutivo, las menciones al Thomas Cook han sido constantes y todos los que incidieron en ellas remarcaron que la caída de la Touroperadora más antigua del mundo es un punto de inflexión para un cambio de todo el sector. Entre los ponentes de las jornadas fue especialmente duro Juan Cierco, director corporativo de Iberia. La empresa de “turismo de pulserita” refleja que “si te hipotecas por una clase de turismo te va a pasar eso (la quiebra), por lo que hay que reinventarse”.

Si te hipotecas con el turismo de pulserita, acabas en la quiebra como Thomas Cook

Entre las soluciones que Cierco propone destacan la agilización para ofrecer visados por parte de las administraciones públicas y no apostar por la cantidad de turistas sino por la calidad debido a que “en España ya no caben más”. Para eso creen que la respuesta sería abrir más rutas a países más lejanos como China o Corea. El motivo es que estos turistas de media gastarían más y no son tan estacionales como los de nuestro entorno, por ello “los mercados asiáticos están revolucionando el sector”.

Aunque, su mayor queja con respecto a esto es que los gobiernos deberían ayudar a establecer estas rutas tan lejanas y que “no son rentables al principio” porque “ahora mismo las aerolíneas corren con todo el riesgo de las rutas y los beneficios los recoge mucha más gente, entre los los Gobiernos”. Por ello cree que tendría que haber ayuda directa o, al menos más concreta, por parte de las instituciones.

Representantes del sector público estaban presentes en las jornadas y estos recibieron numerosas peticiones y sugerencias como estas por parte del resto de los ponentes. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y José Luís Martinez-Almeida, alcalde de la capital participaron en la primera ponencia que inauguraba la ministra de Educación, Isabel Celaá. Los tres coincidieron en las buenas cifras del turismo de España y afirmaron que tomarían medidas desde sus respectivos puestos para asegurar que España seguiría en el podio de los países que más turistas reciben y donde más gastan.

La inestabilidad política hace más daño que un atentado terrorista

Todos los ponentes hablaron de una necesaria colaboración público-privada y pidieron estabilidad, pero fue Gloria Guevara, presidenta del World Travel & Tourism Council la que más incidió en ello. Aseguró durante su intervención que “la inestabilidad política provoca más daño para este sector a largo plazo que un atentado terrorista”. Por ello remarcó la necesidad de “un gobierno estable cuante antes que aporte medidas concretas”.

Entre esas posibles “medidas concretas” fue Díaz Ayuso la que apuntó a la más inmediata. Un servicio de interrail público-privado para que los españoles puedan viajar por precios muy reducidos por toda España, imitando este mismo sistema que existe actualmente en los países de Europa.

El pujante mercado asiático

Uno de los principales temas que se trataron en el evento es que cómo atraer más “turismo de largo radio”. Turistas de zonas muy lejanas y con una sociedad emergente, donde cada vez más y más población entra en la clase media y comienza a viajar y gastar.

Según el director ejecutivo de la Organización Mundial del Comercio, Manuel Butler, ha defendido que “en los próximo años viajarán por el mundo más de 200 millones de asiáticos que dejarán por donde pasen más de 700.000 millones de euros”. Y España, según Butler debería captar un mayor número de estos turistas. Si en 2018 llegaron 6 millones a Europa, España captó “solo” 700.000.

Para saber qué se podría hacer para atraer a este perfil de turista estaban presentes los embajadores en España de la India, China y Corea, Sanjay Verma, Lyu Fan y Hong-jo Chun respectivamente. Destacaron los problemas que actualmente existen en sus países para conseguir visados (que tardan bastante tiempo) y afirmaron que una de las cosas que más echaba para atrás a sus compatriotas para viajar es la seguridad. Hablaron en concreto de los carteristas de las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, que “acaban de golpe con su viaje (porque pierden el visado) y hacen más daño del que se piensa a la imagen del país en el extranjero”. Sin embargo aclararon que España tiene los medios y el potencial para convertirse en el destino preferente para los ciudadanos de estos tres países.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios