COLAPSA EL GRAN TUROPERADOR

Thomas Cook, la gran agencia centenaria que no sobrevivió al turismo 'low cost'

600.000 personas se han quedado en tierra tras la quiebra del grupo de viajes después de las negociaciones fallidas con su principal accionista, el chino Fosun

Foto: Un avión de la compañía Thomas Cook, despega del Aeropuerto de Düsseldorf. (Reuters)
Un avión de la compañía Thomas Cook, despega del Aeropuerto de Düsseldorf. (Reuters)

178 años de historia, una flota de más de 100 aviones y un tráfico anual de 19 millones de turistas no le han valido a Thomas Cook para conseguir los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que permitiesen sobrevivir a esta agencia de viajes centenaria unos años más.

600.000 personas se han quedado en tierra tras el colapso del grupo de viajes —lo que ha supuesto la repatriación más grande de británicos desde la Segunda Guerra Mundial— tras las negociaciones de emergencia con su principal accionista (el conglomerado chino Fosun) y sus acreedores. Ahora, será el Gobierno inglés quien costee la vuelta a casa de sus 150.000 compatriotas.

Thomas Cook ha fallado en su recapitalización, y con su quiebra no solo muere una de las mayores compañías turísticas a nivel internacional sino también agoniza un modelo de negocio amenazado por, entre otros factores, las nuevas formas de viajar.

Un modelo de negocio desfasado

"Su principal problema ha sido el endeudamiento insostenible, que era de tres veces el valor de la compañía", explica Francisco Javier Navarro, profesor de la Universidad Nebrija y director del máster MBA de Turismo. "Los ingresos de tres de los 19 millones de viajes que ofertaban anualmente iban directamente a pagar los intereses de su enorme deuda".

Sede de Thomas Cook en Mallorca. (Reuters)
Sede de Thomas Cook en Mallorca. (Reuters)

"Además, su modelo de negocio basado en la integración de toda la cadena de valor en las mismas manos —Thomas Cook poseía aviones, hoteles propios, empresas, pequeños turoperadores...— era muy arriesgado", añade.

A todo ello hay que sumar las prácticas arcaicas que la compañía mantenía. "Con 20.000 empleados y 570 oficinas a pie de calle solo en el Reino Unido —cifras propias de otros tiempos—, tenía que competir contra compañías nativas digitales, que viven en internet y cuentan con pocos empleados", explica Navarro, quien compara esta situación con la transformación de la banca. "Ese número de trabajadores y de sedes no se volverá a ver en el sector de la intermediación turística".

Con la quiebra de Thomas Cook, no solo muere una de las mayores compañías turísticas sino también agoniza la intermediación turística masiva

"El consumidor actual busca flexibilidad, huye del 'paquete cerrado' y prefiere las redes sociales a los despachos", apunta Francisco. La solución para estos operadores turísticos —afirma— pasa por potenciar el canal 'online' y la búsqueda de un nicho de mercado propio, como puede ser el usuario prémium.

"El modelo de intermediación masivo, basado en la economía de escala, está en declive", declara a El Confidencial Pablo Díaz, profesor de Empresa en la Universitat Oberta de Catalunya y experto en turismo. "El trinomio 'vuelo, habitación y experiencia' es hoy muy fácil de organizar por cuenta propia", explica.

Calor y Brexit

La ola de calor que golpeó Europa el verano de 2018 también perjudicó su viabilidad económica, al provocar que muchos británicos no abandonasen las islas durante sus vacaciones estivales. Solo de enero a septiembre de 2018, la empresa sumó un desplome del 50%.

Las previsiones de los bancos de Wall Street sobre el negro futuro de la empresa y las dudas provocadas por el Brexit no ayudaron —a pesar de los intentos de la compañía de tranquilizar a inversores y clientes— a que el mercado remontara la confianza en el rey del 'todo incluido'.

Pasajeros afectados por la quiebra hacen cola en el Aeropuerto de Dalaman, Turquía. (Reuters)
Pasajeros afectados por la quiebra hacen cola en el Aeropuerto de Dalaman, Turquía. (Reuters)

"La incertidumbre nos afecta como consumidores; si pensamos que las cosas van a ir a peor, dejamos de comprar", explica Navarro. "Ahora vienen a España un 5% menos de británicos; no saben cómo les puede afectar la salida de Reino Unido de la Unión Europea en asuntos como la sanidad. Y los británicos son los principales clientes de Thomas Cook", apunta.

Adiós al 'todo incluido'

Hasta el próximo diciembre, la compañía tiene reservadas 320.000 plazas solo en Baleares, uno de sus destinos predilectos y donde cuenta con varios resorts propios. "Además, hay muchos hoteles que se nutren solamente del público que les traía la empresa en sus aviones", explica Francisco Javier. "Canarias también va a ser una de las grandes perjudicadas: del 38% de cuota de británicos que visitaban el archipiélago, Thomas Cook aportaba un 20%".

Hay hoteles que se nutrían solo del público que les traía Thomas Cook en sus aviones

"Algunos hoteles se casaron con quienes les garantizaban la ocupación, en vez de apostar por su conexión directa con el cliente", añade. "No quiero ser alarmista, pero toca olvidarse de la turoperación tal y como la hemos conocido hasta hoy", apunta.

El crucero Mein Schiff 6, de la empresa TUI, junto al edificio Elbphilharmonie en Hamburgo, Alemania. (EFE)
El crucero Mein Schiff 6, de la empresa TUI, junto al edificio Elbphilharmonie en Hamburgo, Alemania. (EFE)

El resto del sector intentará ahora hacerse con el hueco en el mercado que deja Thomas Cook —que pagaba por adelantado las reservas a más de 6.000 hoteles externos— e incluso renegociar el precio de las habitaciones ya apalabradas por parte de la compañía británica.

"Esto va a favorecer a algunas como TUI, que competía directamente con el gigante británico y que ha tenido mejor ojo a la hora de diversificar sus inversiones, hasta llegar a tener una potente flota de cruceros, uno de los sectores más rentables en el turismo y gracias a la cual está creciendo mucho", explica Navarro.

"También saldrán beneficiadas las comparadoras, como TripAdvisor o Trivago, o las páginas de reserva, como Booking", pronostica Pablo Díaz.

Fueron útiles hace años, pero la tendencia en intermediación pasa ahora por el lujo o los paquetes ultrapersonales

"Empresas como Thomas Cook seguirán existiendo, pero enfocadas a nichos o a aquellos sectores que necesiten sí o sí la intermediación", apunta Díaz. Pero nunca con las cifras de años atrás. "Fueron útiles en los sesenta, los setenta y los ochenta, cuando no había tanta tecnología ni tanta información disponible, pero la tendencia pasa ahora por el lujo o los paquetes ultrapersonalizados".

Crónica de una quiebra anunciada

El gigante asiático Fosun, principal inversor de Thomas Cook, inyectó 450 millones de libras en la compañía turística, que llevaba varios años encadenando caídas en la Bolsa de Valores.

Una fila de turistas afectados por el cierre de la compañía, en el aeropuerto de la isla griega de Creta. (EFE)
Una fila de turistas afectados por el cierre de la compañía, en el aeropuerto de la isla griega de Creta. (EFE)

El gigante hongkonés se quedaba así con el 75% en la aerolínea y el 25% de la unidad de operaciones turística, los dos pilares del turoperador, que envía a España cuatro millones de personas al año y emplea a 2.500 trabajadores, casi un 10% de la plantilla mundial.

Desde mayo de 2018 hasta el pasado viernes, la compañía ha perdido más del 97% de su valor bursátil y aglutina, a fechas del pasado mayo, una deuda neta de 1.247 millones de libras. Aunque hace unos meses sus números eran algo mejores, ya anunciaban la debacle.

Pantalla de aeropuerto que muestra las cancelaciones de los vuelos de Thomas Cook. (EFE)
Pantalla de aeropuerto que muestra las cancelaciones de los vuelos de Thomas Cook. (EFE)

En septiembre de 2018, la empresa sufría su segundo 'profit warning' (rebaja de los beneficios previstos) en dos meses, paralelo a un desplome del 20% en el parqué londinense. Sin embargo, en 2019 anunciaba la construcción de cuatro hoteles en Mallorca, otro en Ibiza y uno más en Fuerteventura, y poco después se unió a la suiza LMey para acometer al alimón estas grandes inversiones hoteleras.

[Qué hacer ante la quiebra de Thomas Cook: todos los escenarios posibles si estás afectado]

"Esta decadencia no es nueva, aunque llama la atención que la CAA [la supervisora estatal de la aviación de carácter civil en el Reino Unido] no haya lanzado un aviso antes", indica Navarro. "El tiroteo en uno de sus hoteles en Túnez en 2015 o la dimisión de varios de sus altos cargos habían hecho sonar las alarmas, por lo que en nuestro sector no ha extrañado el colapso de la compañía".

Casi dos siglos de vida

Thomas Cook (1808-1892) fue un empresario británico, famoso por emprender la primera ruta organizada de la historia. En 1841, fletó un tren de pasajeros hasta un congreso anti alcohol en Loughborough, un pueblo del Reino Unido, situado en el condado inglés de Leicestershire. A partir de esta experiencia, el magnate creó junto con su hijo la primera agencia de viajes de la historia para ampliar los recorridos.

Oficina de Thomas Cook en Londres. (Reuters)
Oficina de Thomas Cook en Londres. (Reuters)

La travesía de Thomas Cook, tras casi dos siglos de vida y millones de kilómetros a las espaldas, ha terminado el 23 de septiembre de 2019.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios