Un primer trimestre de récord

Los españoles disparan su consumo de cerveza en 2018 y apuntan a un año histórico

La recuperación económica y el turismo elevan las compras de cerveza un 6,4% en el inicio del año, el ritmo más alto desde 2003. Repuntan las bebidas espirituosas y el tabaco

Foto: El consumo de cerveza en España no deja de crecer. (EFE)
El consumo de cerveza en España no deja de crecer. (EFE)

Los vicios suelen ser caros. Por eso, durante las crisis, el consumo de bebidas espirituosas se resiente. Pero la realidad es que nadie se resiste a una buena cerveza fría en verano si tiene euros en el bolsillo con los que pagarla. Después de que el consumo de cerveza en España marcara un nivel histórico en 2017, el inicio de 2018 apunta a un nuevo ejercicio de récord.

Así lo ponen en evidencia los datos de recaudación de la Agencia Tributaria, que grava el consumo de cerveza, alcohol y otros bienes con los denominados impuestos especiales. Es así como se puede saber cuál es el consumo real (declarado) de estos productos a lo largo del año. Estos impuestos especiales gravan el consumo final, por lo que no se tienen en cuenta el ‘stock’ de cerveza producido y almacenado, y tampoco las exportaciones.

En 2017 se consumieron 3.792 millones de litros de cerveza, lo que supuso el nivel más alto nunca registrado en España. En total, el crecimiento del consumo fue del 3,9% respecto al ejercicio anterior.

Pero el ritmo de crecimiento del consumo de cerveza se ha acelerado en 2018, año que va camino de batir todos los registros. Según los datos de la Agencia Tributaria, en el primer semestre del año se incrementaron las compras un 6,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta es la mayor tasa de crecimiento del consumo de cerveza desde 2003.

Estos datos están influidos por el ‘efecto Semana Santa’. Este año, la festividad se adelantó al mes de marzo, de modo que también se adelantó la llegada de turistas y el consumo de los españoles. Sin embargo, tal ritmo de crecimiento en el consumo apunta a un año de un gran dinamismo para el sector.

81,4 litros

En 2017 se consumieron un total de 3.792 millones de litros de cerveza. Esto significa que por cada ciudadano residente en España se bebieron 81,4 litros. Nunca antes en la historia se había registrado tal nivel de consumo de cerveza por habitante. En 2016 se consumieron 78,4 litros y en 2015, 75,8 litros.

El turismo también afecta en esta estadística, ya que una buena parte del consumo de bebidas espirituosas lo producen no residentes. España consiguió un nuevo récord histórico de visitantes en 2017 y este ejercicio va camino de volver a marcar una cifra nunca vista.

Al contrario que la cerveza, el alcohol destilado y el tabaco siguen sin recuperarse. El consumo de alcohol puro se redujo un 5,2% a lo largo de 2017, si bien es cierto que en el inicio de 2018 se recupera con un crecimiento del 3,4%. En cuanto al consumo de cajetillas de tabaco, en 2017 experimentó un desplome del 6,6% que se compensa en el inicio del año con un aumento del 6,8%.

En cualquier caso, el consumo de estos dos productos vive una clara tendencia a la baja. Antes de la crisis, los españoles fumaban más del doble de cajetillas de tabaco. En concreto, el consumo en 2017 fue de 2.068 millones de cajetillas y en 2006 superó los 4.300 millones. En cuanto al alcohol, el consumo en 2017 fue de 89 millones de litros, mientras que antes de la crisis era de casi 120 millones de litros.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios