Qué perderá España si el acuerdo pesquero entre Marruecos y la UE se va al traste
  1. Economía
la sentencia del 27 de febrero puede tumbarlo

Qué perderá España si el acuerdo pesquero entre Marruecos y la UE se va al traste

50 buques españoles se exponen a quedarse sin licencia para faenar en aguas marroquíes. La decisión de anular el pacto pesquero por el conflicto saharaui está en manos del TJUE

placeholder Foto: La pesca es el principal medio de vida en Dakhla, en el Sáhara Occidental. (M. V.)
La pesca es el principal medio de vida en Dakhla, en el Sáhara Occidental. (M. V.)

Marruecos no es el único país con mucho que perder si la Justicia tumba su acuerdo pesquero con Bruselas. Francia, Alemania, Holanda, Polonia, Letonia y, por supuesto, España están expectantes ante la decisión del Tribunal Europeo de Justicia (TJUE), que deberá decidir esta semana si lo declara nulo. Su abogado general ya emitió una opinión no vinculante donde rechazaba la validez del convenio porque no se había tenido en cuenta su impacto en el Sáhara Occidental, territorio al que el Gobierno marroquí niega el derecho a la libre determinación.

La industria pesquera teme que el TJUE siga el camino marcado por su abogado este 27 de febrero, fecha en la que dará a conocer su veredicto. Hay mucho en juego para ambas partes. El convenio actual, que en estos momentos se encuentra prorrogado hasta julio, ha generado más de 700 puestos de trabajo (tanto para europeos como para marroquíes) y prevé una inversión de 40 millones de euros anuales en Marruecos.

Foto: Pescadores marroquíes en Agadir, al sur de Marruecos. (Reuters)

Los 126 buques europeos que faenan en aguas marroquíes capturan unas 83.000 toneladas anuales de pescado, valoradas en más de 80 millones de euros. En el caso de España, la cifra de barcos con actividad en Marruecos ascendió a 49 en 2017, si bien hay hasta 90 licencias disponibles en virtud del acuerdo. Andaluces, canarios y gallegos son los que más pescan y, por tanto, los que más pueden perder.

Los españoles capturan unas 7.400 toneladas de pescado al año, valoradas en 14,5 millones de euros. Si se multiplica esa cifra por cada uno de los cuatro años de vigencia del acuerdo, tenemos casi 30.000 toneladas y 58 millones de euros en total. Son los datos aportados por Javier Garat, secretario general de la patronal española Cepesca y copresidente de la Comisión Mixta Hispano-Marroquí de profesionales de la pesca.

placeholder Al menos 40.000 personas se dedican a la pesca en la región de Dakhla. (M. V.)
Al menos 40.000 personas se dedican a la pesca en la región de Dakhla. (M. V.)

Dakhla ha sido el escenario elegido para reivindicar la importancia del acuerdo pesquero y constituir la Comisión Mixta Euro-Marroquí, una entidad creada para representar los intereses de todos los países afectados (véase Holanda, Alemania, Francia, Polonia o Letonia, entre otros). Se trata de una región situada en el Sáhara Occidental, muy rica en reservas pesqueras y estratégica para el acuerdo: al menos 40.000 habitantes y sus familias viven de la pesca, un sector al que se dedican 60 empresas en la zona. La fecha escogida tampoco ha sido casual: justo antes de la sentencia que puede marcar un antes y un después en las relaciones entre Marruecos y la Unión Europea.

Garat confía en que el Tribunal Europeo de Justicia considere que el Sáhara Occidental es un territorio no autónomo administrado 'de facto' por Marruecos y deje las cuestiones políticas en manos de la ONU. “Los juristas deben atenerse a temas jurídicos y no meterse en asuntos políticos”, añade Pedro Maza, presidente de la Federación Andaluza de Armadores. El también copresidente de la Comisión Hispano-Marroquí, Omar Akouri, cree que el abogado general del TJUE ha basado su opinión en “prejuicios” y recuerda que la mayoría de los fondos europeos se han invertido en territorio saharaui. Su país no está dispuesto a dejar al Sáhara Occidental fuera del protocolo de pesca y podría cerrarse en banda si la Justicia lo tumba.

¿El peor escenario? Una crisis diplomática

Pero la política está muy vinculada a la economía, o si no que se lo pregunten a Marruecos. El presidente provincial de Dakhla ya se ha encargado de advertir a Bruselas: “Somos garantes de la seguridad en Europa. Sin acuerdo pesquero seremos más débiles, y cuanto más débiles seamos, peor podremos controlar a los terroristas”. No es el único que ha introducido este tema en un momento de máxima alerta tras los atentados cometidos en Europa.

Foto: Dakhla vive de la pesca y es una región estratégica para Marruecos. (M.V)

“El acuerdo de pesca mejora el clima para seguir luchando contra el fraude, las drogas, el terrorismo o la inmigración ilegal. Las intromisiones políticas no hacen más que debilitar una relación estratégica”, añade Javier Garat. En su opinión, la anulación del convenio puede acarrear una crisis diplomática sin precedentes, pues la Comisión Europea tendría que acatar la sentencia. “Marruecos reaccionaría inmediatamente expulsando a nuestros barcos de sus aguas”, como poco.

La industria de Marruecos teme que Bruselas imponga aranceles de entre el 12% y el 15% a la entrada de sus productos a Europa si el acuerdo pesquero se va al traste, lo que encarecería los precios y perjudicaría sobre todo a las empresas marroquíes. Así lo advierte Reda Chami, director general del grupo más importante de la región de Dakhla por volumen de trabajadores (1.400) y facturación, King Pelagique: “Estaríamos en desventaja para competir con otros países como Indonesia. Eso sin contar con la pérdida de empleo”.

placeholder La semana pasada se creó la Comisión Mixta Euro-Marroquí de profesionales de la pesca. (M. V.)
La semana pasada se creó la Comisión Mixta Euro-Marroquí de profesionales de la pesca. (M. V.)

Las seis empresas de este grupo cubren todas las fases de producción, desde la pesca hasta la comercialización de productos que exportan a los cinco continentes. Europa es su segundo cliente (33% de las ventas) por detrás de África (50%), y España es ya su tercer mercado en sardina congelada y su quinto mercado en conservas. Fabrica para algunas marcas gallegas como Frinsa o Vigilante. Otras, como Atuneros del Sur, especializada en caballa, sardina y palometa, trabajan la marca blanca de Mercadona y Lidl.

Más del 70% de la economía de Dakhla depende de la pesca, según la patronal marroquí

“Más del 70% de la economía de esta zona [Dakhla, Sáhara Occidental] depende de la pesca. El Gobierno marroquí invierte aquí siete veces más que en cualquier otra región”, asegura Mohamed Zebdi, vicepresidente de la Federación de Pesca Marítima y Acuicultura de ese país y presidente de la Unión de Empresarios de Dakhla. Al menos 30 de los 40 millones anuales de inversión previstos en el acuerdo pesquero provienen de Bruselas y van destinados a derechos de acceso, infraestructuras como la lonja o los puertos o proyectos específicos en apoyo de la política sectorial local. Los otros 10 millones corren a cuenta de los armadores europeos.

Más allá de las pérdidas económicas, Marruecos y la Unión Europea se juegan la buena marcha de sus relaciones diplomáticas, o así lo han dejado ver los portavoces gubernamentales. Si algo queda claro es que el Gobierno marroquí no dará su brazo a torcer en el conflicto saharaui. Queda por ver qué dirá el Tribunal Europeo de Justicia este martes.

Noticias de Marruecos Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Unión Europea Comisión Europea Pescado blanco Pescado azul
El redactor recomienda