BBVA eleva al 3,3% su previsión de crecimiento para España en 2017
  1. Economía
En 2018 también crecerá un 2,8%

BBVA eleva al 3,3% su previsión de crecimiento para España en 2017

La entidad ha señalado que este dato, tres décimas superior a la tasa del 3% fijada por el Gobierno, se debe al sesgo alcista de los patrones de crecimiento en España

Foto: Luis de Guindos. (EFE)
Luis de Guindos. (EFE)

BBVA ha mejorado sus previsiones de crecimiento para España al 3,3% para 2017. Esta valoración positiva llega gracias al "sesgo al alza" de los patrones de crecimiento, e incrementa una décima la previsión para 2018 (2,8%), al tiempo que estima que en el bienio 2017-2018 se crearán alrededor de un millón de puestos de trabajo.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este miércoles por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech. Esta estimación supone una mejora de tres décimas respecto a la previsión del 3% actualizada en abril, y es tres décimas superior a la tasa del 3% fijada por el Gobierno en la última actualización del cuadro macroeconómico, en la que se indicaba que el PIB habría recuperado los niveles existentes antes de la crisis. Es decir, su valor se habría situado entorno a 1,125 billones de euros (cuatro últimos trimestres), por encima de los 1,116 billones registrados en 2008, cuando la economía española comenzó a deshincharse. Sicilia ha destacado que los últimos datos han confirmado un "buen comportamiento".

placeholder  Jorge Sicilia. (EFE)
Jorge Sicilia. (EFE)

Doménech ha apuntado a dos trimestres de crecimiento "ligeramente por encima de sus previsiones", si bien, el resultado de esta mejora no es producto del consumo privado, ya que se han agotado los estímulos temporales conocidos como 'demanda embalsada'. Sicilia ha explicado que de cumplirse este escenario la tasa de paro se reduciría en más de dos puntos cada año, hasta el 17,1 % en 2017 y el 15,3 % en 2018, lo que implicaría la creación de algo más de un millón de puestos de trabajo a lo largo de los dos años.

Factores de crecimiento

La revisión al alza de las previsiones es consecuencia de la aceleración observada en el crecimiento del segundo trimestre, que podría haber llegado al 1 %, dos décimas más que en el primero, según ha explicado Doménech. Ello se debe en buena medida a la aceleración del gasto de los hogares por la recuperación de la riqueza de las familias, la disminución del ahorro y el aumento del crédito, si bien Doménech ha destacado que la demanda interna (consumo e inversión) no está creciendo por encima de la economía en su conjunto. Además, también ha destacado el aumento que ha mantenido el crecimiento de las exportaciones.

Esto apunta a una "composición saludable" del avance económico en el que el sector exterior mantiene una aportación positiva, que en el segundo trimestre habría sido de 0,3 puntos, frente a los 0,7 puntos de la demanda interna. Según BBVA Research, la recuperación va a seguir siendo posible por factores tanto internos como externos, dado que la buena evolución de las exportaciones, los bajos precios del petróleo, las condiciones monetarias expansivas y la corrección de desequilibrios estructurales apoyarán el avance de la demanda interna.

Respecto a la inflación, la entidad espera una desaceleración de la subida de precios en los próximos meses que permitirá cerrar 2017 con una media del 1,9 % y 2018 con una media del 1,7 %, si bien para el próximo año prevé un repunte de la remuneración media por asalariado hasta el 1,7 %. Eso significa, según Doménech, que habrá subidas salariales mayores, dado que los nuevos empleos suelen tener salarios inferiores y tiran a la baja de la media.

Posibles riesgos

No obstante, la entidad hace hincapié en que una cosa es el objetivo general y otro el establecido por las administraciones, que en el caso de la Administración central y la Seguridad Social serán difíciles de alcanzar, lo que afecta a la credibilidad del proceso de consolidación fiscal, aunque finalmente puedan ser compensados con el superávit de las corporaciones locales. Dentro de sus previsiones, BBVA Research también contempla riesgos que podrían limitar el crecimiento, entre ellos la incertidumbre sobre el rumbo de la política económica, que a pesar de haber disminuido sigue restando dos décimas al avance de la economía.

Asimismo, está el riesgo de que los salarios crezcan a mayor ritmo que la productividad, lo que restaría competitividad a las empresas, con el consiguiente efecto negativo sobre las exportaciones y la creación de empleo. A nivel externo, se mantienen las dudas sobre el futuro del comercio global y sobre el momento y la intensidad con que el Banco Central Europeo (BCE) retirará los estímulos monetarios.

El redactor recomienda