su cotización como materia prima se desploma

La guerra contra el azúcar hunde su precio casi a mínimos: cae un 40% en cinco meses

Los analistas lo atribuyen al cambio en los hábitos de consumo y a la tendencia de las empresas a reemplazar este producto. También influye la sobreoferta en India y el declive del etanol en Brasil

Foto: El azúcar es el nuevo tabaco... ¿O no?
El azúcar es el nuevo tabaco... ¿O no?

El azúcar es el nuevo tabaco, y basta con echar un vistazo a la evolución de los precios a nivel mundial para comprobarlo. Su cotización como materia prima se ha desplomado casi un 40% desde febrero, hasta situarse en 11,7 céntimos de euro por libra de azúcar este lunes. ¿A qué se debe? El cambio en los hábitos de consumo tiene mucho que ver, pero el descenso ha sido demasiado brusco como para deberse exclusivamente a ello.

"Es cierto que el azúcar se ha convertido en el enemigo público número uno y la caída de la demanda influye, pero la verdadera clave está en Brasil", sostiene el director de investigación del IMF Business School, Lorenzo Dávila. En concreto, en el etanol. Este biocombustible se obtiene a partir de la caña de azúcar y "se consume más cuando el petróleo está más caro", explica el economista Javier Santacruz, profesor en la Universidad de Essex (Reino Unido).

Así se han despeñado los precios del azúcar como materia prima. (Fuente: Bloomberg)
Así se han despeñado los precios del azúcar como materia prima. (Fuente: Bloomberg)

Ahora se da la situación contraria con los bajos precios del petróleo: los brasileños no tienen tanta necesidad de consumir etanol y prefieren destinar el azúcar a las exportaciones. A esto se suma un nivel de producción mayor al previsto en otros países como India, donde se esperaba una caída importante —que no ha sido tal— por los efectos climatológicos.

La 'sobreoferta' dejó los precios del azúcar como materia prima casi en mínimos el pasado fin de semana, ligeramente por encima de los 11,2 céntimos de euro registrados el pasado 28 de junio. La cotización se ha recuperado hasta los 12,2 céntimos a última hora de ayer lunes, aún a gran distancia de los 19,3 céntimos por libra del pasado 21 de febrero.

Así se están moviendo las marcas de bebidas azucaradas. (Fuente: Anfabra)
Así se están moviendo las marcas de bebidas azucaradas. (Fuente: Anfabra)

Coca-Cola o Nestlé, en guerra contra el azúcar

Pero la 'corriente saludable' que recorre los países occidentales también está detrás de la caída de precios. Los analistas consultados por este periódico no solo se refieren al cambio de hábitos de consumo en los hogares, sino a las numerosas empresas que ya están reduciendo o reemplazando el azúcar por otros ingredientes menos perjudiciales. Coca-Cola ha sido la última en anunciar que recortará un 12% los azúcares añadidos en sus bebidas de cara a 2020, porcentaje que se suma al tijeretazo del 38% que viene aplicando desde el año 2000.

No es la única. PepsiCo también prometió productos más saludables poco después de que la OMS pidiese un impuesto del 20% para gravar las bebidas azucaradas y poco antes de que Cristóbal Montoro anunciase su intención de hacer lo propio en España, aunque reculase más tarde. Pero Cataluña sí ha ido hasta el final: el tributo catalán —en vigor desde mayo— va dirigido a refrescos, bebidas energéticas, batidos o aguas con sabores, entre otros.

"Existe presión por parte de la demanda en Estados Unidos y Europa —no en países emergentes—, y no solo por lo que quieren los consumidores sino por lo que dicen los estados: existe una tendencia normativa a desincentivar el consumo de azúcar", matiza Javier Santacruz.

Eso sin contar con los productos sustitutivos en auge (como la stevia) o el repunte de las variantes 'light' o 'zero'. Andrés Revert, analista de XTB, prevé un "descenso estructural de la demanda" (y de los precios) de aquí a los próximos 15 o 20 años, y lo atribuye en buena parte al cambio de estrategia en empresas como Danone o Nestlé. Esta tendencia obedece a los deseos de los consumidores, destacan fuentes de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra) tras dejar claro que la reducción de azúcares arrancó hace una década.

Fuente: Anfabra y Unesda.
Fuente: Anfabra y Unesda.

La ofensiva contra el azúcar se da incluso entre las cuatro paredes de los supermercados. Lidl ha sido el último en comprometerse a reducir esta sustancia en el 50% de sus bebidas de marca blanca (Freeway y Solevita), como ya hiciera con los cereales en 2016. Mientras tanto, los precios de la materia prima siguen (y seguirán) desplomándose.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios