Cero avances: los estibadores pararán los puertos el lunes y presionan a Fomento
  1. Economía
otra reunión infructuosa

Cero avances: los estibadores pararán los puertos el lunes y presionan a Fomento

Mantener el empleo, mejorar la competitividad de las empresas y seguir negociando "hasta que esto se arregle" son las tres prioridades de las partes. Pero el acuerdo tendrá que esperar

Foto: Los estibadores de Algeciras se manifiestan en defensa de sus puestos de trabajo. (EFE)
Los estibadores de Algeciras se manifiestan en defensa de sus puestos de trabajo. (EFE)

Todo sigue igual. Las casi cuatro horas de reunión entre patronal y sindicatos tan solo han servido para definir las tres prioridades de ambas partes: mantener el empleo y gestionar las subrogaciones que se acuerden, mejorar la competitividad de las empresas por la "vía organizativa" y continuar con las negociaciones "hasta que esto se arregle". Así lo ha confirmado el mediador designado por Empleo y presidente del Consejo Económico y Social, Marcos Peña, a la salida del encuentro celebrado este martes. Y reconoce que será "muy difícil" alcanzar un acuerdo antes del próximo lunes, fecha en que arrancarán las tres semanas de huelga en los puertos en días alternos.

Las empresas estibadoras se comprometieron a comunicar este martes a los sindicatos cuántos trabajadores necesitan en cada terminal, pero "aún no han tenido tiempo" para concluir dicho análisis puerto por puerto. Son las palabras de Antolín Goya, secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, pues el presidente de la patronal Anesco ha vuelto a marcharse sin responder a las preguntas de los periodistas. Pedro García Navarro se ha limitado a leer un acta firmada para iniciar formalmente el proceso de negociaciones, donde figuran las tres prioridades ya citadas.

"Las empresas nos dicen que aún tienen que hacer sus números y todavía no pueden confirmar si subrogarán al 100% de la plantilla", reitera Goya. Mientras la patronal no aclare este extremo, será imposible alcanzar un acuerdo en el ámbito de la negociación colectiva. No obstante, ambas partes se reunirán mañana por separado con Peña y volverán a verse las caras a lo largo de esta semana, lo que en ningún caso abre la puerta a una posible suspensión de los paros. "La huelga no tiene nada que ver con lo que se hable aquí. Para que la situación se normalice, el Gobierno debería retirar el real decreto ley" y presentar otro donde se incluyan los puntos de encuentro entre compañías y sindicatos, explica Goya. La coordinadora vuelve a dejar así la pelota en el tejado de Fomento, como ya hiciera la semana pasada.

La patronal Anesco y el sindicato mayoritario de los estibadores han vuelto a salir de la reunión sin avances, cuatro días después de que Fomento presentase el real decreto ley (R/DL) en el Consejo de Ministros. Este mero trámite no servirá de nada si el Congreso no convalida la reforma de la estiba en el plazo de un mes, y las perspectivas no son nada buenas para el Gobierno.

Foto:  El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna. (EFE)

El PSOE ya garantizó su negativa al cambio de modelo en los términos en que está planteado —sin haber alcanzado acuerdos con los trabajadores y sin incluir ninguna de sus reivindicaciones en la ley—, al igual que Podemos y Coalición Canaria. Sin el apoyo o la abstención de los socialistas, el Gobierno lo tendrá complicado para sacar adelante una reforma con la que pretende establecer la libertad de contratación en el sector de la estiba, en línea con lo que dictamina la sentencia emitida por el Tribunal Europeo de Justicia en 2014.

Hasta ahora, las empresas del sector estaban obligadas a participar en el capital de las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (Sagep) y a contratar a los empleados inscritos en ellas, algo que el Gobierno está intentando cambiar con un R/DL que ya ha levantado ampollas. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, apeló el pasado viernes a la “responsabilidad” de los partidos políticos para que los españoles no tengan que pagar “de sus bolsillos” una multa diaria de 134.000 euros por cada día de retraso.

Pero el coste de un conflicto enquistado en los puertos podría ser aún mayor. Los sindicatos solo suspenderán las tres semanas de huelga en días alternos previstas a partir del próximo lunes si el Gobierno incorpora sus peticiones a la ley, ya sea vía enmiendas o presentando un nuevo R/DL que recoja los acuerdos alcanzados en el ámbito de la negociación colectiva. Fomento ya lo descartó, tras matizar que la Comisión Europea jamás lo aceptaría.

En concreto, los más de 6.100 estibadores exigen que las empresas se comprometan a subrogar al 100% de la plantilla en las mismas condiciones económicas, es decir, con sueldos que a menudo oscilan entre los 60.000 y 100.000 euros brutos anuales. La patronal está efectuando un análisis para determinar cuántos trabajadores requiere en cada uno de los puertos donde operan las compañías estibadoras, algunas de las cuales ya estarían replanteándose su futuro en España.

Foto: Los estibadores, en pie de guerra por la reforma que liberalizará su sector. (EFE)

La red de puertos españoles mueve cada año mercancías por valor de 200.000 millones de euros, un importe equivalente al 20% del PIB. En su conjunto, canalizan el 57% de las exportaciones de bienes de consumo y el 78% de las importaciones. La amenaza de huelga ya ha puesto en guardia tanto al sector de la distribución como a las firmas de automóviles, si bien Fomento prepara planes de contingencia y velará por que se cumplan los servicios mínimos, sobre todo en productos de primera necesidad, perecederos o peligrosos.

Huelga estibadores portuarios
El redactor recomienda