II FORO PIMCO-EL CONFIDENCIAL

"España se ha beneficiado de los bajos tipos de interés, pero es necesario que suban"

Así lo ha manifestado este jueves Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña, durante su intervención en el III Foro organizado por PIMCO y El Confidencial

Foto: De derecha a izquierda: Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture; Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña; Jaime Echegoyen, presidente de Sareb y Carlos Sánchez, subdirector de El Confidencial.
De derecha a izquierda: Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture; Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña; Jaime Echegoyen, presidente de Sareb y Carlos Sánchez, subdirector de El Confidencial.

"España ha sido uno de los países más beneficiados por los bajos tipos de interés en Europa. Estábamos hiperendeudados y hemos sabido aprovechar de una manera excepcional ese contexto para que las empresas hayan saneado sus balances y las familias hayan reducido su endeudamiento". Así lo ha manifestado este jueves Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña, durante su intervención en el III Foro organizado por PIMCO y El Confidencial.

"La mejora de la salud de la economía familiar y empresarial ha sido espectacular, si bien, este contexto de bajos tipos de interés también ha tenido un efecto negativo, puesto que ha provocado un aumento brutal de la deuda pública, que representa actualmente el 100% del PIB. Y, aunque el coste de la deuda está bajando, cuanto antes salgamos de los tipos negativos, mejor que mejor".

Por su parte, Jaime Echegoyen, presidente ejecutivo de Sareb, ha asegurado que tarde o temprano asistiremos a una subida del precio del dinero. "Esto no es para siempre. Si bien es cierto que no todos los sectores o las empresas se han visto afectados de la misma manera por este contexto de tipos históricamente bajos. Hay negocios a los que les viene bien, pero a otros, como a nosotros, no nos ha afectado". Sin embargo, no prevé un incremento fuerte ni inmediato. "No van a subir tanto como en Estados Unidos, ya que todavía hay muchos países en Europa que no se lo pueden permitir".

Por su parte, Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture, ha manifestado que, "independientemente de la evolución de los tipos de interés, lo que verdaderamente resulta necesario es reducir el endeudamiento público, y la reforma de la Administración Pública es una de las vías". En su opinión, "debemos estar muy atentos a lo que está pasando en el mundo y movernos conforme a ellos. No debemos centrarnos en resolver problemas puntuales".

Un vez superada la crisis, los tres directivos españoles ven el futuro con moderado optimismo, una vez que España ha vuelto a situarse en el punto de mira de la inversión internacional. "Soy optimista. Hay una inercia difícil de parar que va a continuar durante bastante tiempo", ha señalado Echegoyen. "Los españoles somos más negativos que quienes nos miran desde fuera y si en 2014 nos hubieran dicho que en los dos últimos años íbamos a estar creciendo a una media del 3%, en línea con lo que han crecido las economías emergentes, no lo habríamos creído", ha apuntado Garralda, quien considera que se han dado los pasos y tomado las decisiones en la dirección correcta y valora positivamente cómo la crisis ha forzado a las compañías y a los empresarios españoles a salir fuera y a adoptar un modelo nuevo de exportaciones que nos ha favorecido.

Mucho más cauto se ha mostrado Moreno al señalar que "vivimos un momento crucial para la economía porque, aunque hemos salido de la crisis, se nos presenta ahora el reto de cómo afrontar la transformación que se está produciendo en el mundo entero. Hay que reconocer lo mucho que se ha hecho para salir de la crisis, pero también es cierto que había ciertos vientos de cola que nos han ayudado como el turismo o los bajos tipos de interés, que nos han permitido mejorar nuestra competitividad exterior. Sin embargo, hemos sufrido una devaluación interior muy fuerte que no nos gustaría repetir".

Según Moreno, algunos de estos vientos de cola podrían dejar de favorecernos en algún momento (subida de tipos, revalorización del dólar), "y, cuando desaparezcan, la clave de nuestra competitividad estará en la diferenciación, la calidad y la innovación de nuestros productos y servicios".

Precisamente el presidente de Accenture considera que "la mejor manera de vencer el proteccionismo (en alusión a la reciente elección de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos) pasa por que las empresas estén preparadas para competir y esto no se basa solo en el precio. Hay que competir con el talento. Al proteccionismo se le combate con flexibilidad y rapidez.".

Respecto a la situación política actual, Ignacio Garralda detecta "muchas ganas de llegar a acuerdos y lo ideal es llegar a acuerdos que no supongan deshacer lo bueno que se ha hecho hasta ahora, sino en asignaturas pendientes. No solo en lo que respecta a los presupuestos, sino en otros asuntos de vital importancia que no se pueden quedar en el tintero".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios