Extremadura y Andalucía se resisten a hacer las maletas: menos movilidad, más paro
  1. Economía
SEGÚN LA ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

Extremadura y Andalucía se resisten a hacer las maletas: menos movilidad, más paro

La movilidad laboral —es decir, los cambios de residencia para encontrar un empleo o cambiar de trabajo— sigue siendo mínima. Así lo revela la Encuesta de Población Activa

Foto: Vista de la entrada de una oficina de empleo en Madrid. (Reuters)
Vista de la entrada de una oficina de empleo en Madrid. (Reuters)

Se trata de un viejo problema de la economía española: la movilidad geográfica, pero ahora el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha puesto los números. Y el resultado es significativo. Apenas el 4% de los parados ha cambiado de lugar de residencia en el último año para encontrar un empleo. Si se analizaun periodo más prolongado —parados de larga duración—, el resultado es, igualmente, singular. Casi cuatro millones de desempleados (el 81,8% del total) lleva viviendo en el mismo municipio de residencia al menos cinco años.

Los datos proceden de la Estadística de Movilidad Laboral y Geográfica correspondiente al primer trimestre de 2016, y reflejan cómo el nivel de paro afecta de forma irrelevante a la hora de buscar un puesto de trabajo en otra ciudad. Hasta el punto de que dos de las comunidades autónomas con mayor tasa de desempleo, Andalucía (28,5% de la población activa) y Extremadura (25,6%), son, precisamente, las que tienen menor movilidad laboral. A continuación se encuentran Asturias, Murcia y La Rioja, las dos primeras, regiones con altos niveles de desempleo. En sentido contrario se encuentran Baleares, Navarra y País Vasco, cuya tasa de paro es inferior a la media nacional.

Hay que tener en cuenta que la movilidad laboral se puede producir por estar en situación de desempleo o, por el contrario, porque un ocupado quiera modificar sus condiciones laborales por razones económicas, profesionales o, simplemente, por horario de trabajo. En este caso, Cataluña es la comunidad autónoma con mayor movilidad laboral entre trabajadores que tienen un empleo. A continuación, se encuentran Baleares y Madrid.

En sentido contrario se encuentran, nuevamente, algunas de las regiones con más paro, como Extremadura o Asturias, lo que parece indicar un comportamiento que no tiene que ver con un factor estrictamente laboral. La cualificación profesional, en este sentido, parece relacionarse con los índices de movilidad laboral, toda vez que los trabajadores con mejor formación tienen por delante una carrera profesional y, por ende, un incentivo al cambio de residencia. Ya sea desde una posición de paro como de empleo. Algo que puede explicar por qué las regiones 'ricas' tienen más movilidad que las 'pobres'.

Otro factor a tener en cuenta tiene que ver con la nacionalidad. Lo que sugiere la Encuesta de Población Activa (EPA) es que la movilidad geográfica de los extranjeros es sensiblemente superior a la de los españoles. En el último año, ha cambiado de municipio de residencia el 8,5% de los ocupados extranjeros, frente al 1,8% de los ocupados españoles. La antigüedad de los ocupados en su puesto de trabajo, igualmente, está muy relacionada con la movilidad. Según la encuesta, en el último año han cambiado de municipio de residencia un 5,6% de los ocupados que llevaban trabajando menos de un año en el empleo actual, frente al 1,3% de los que llevaban trabajando seis años o más en el empleo actual.

Ayudas fiscales para la movilidad

La encuesta del INE, en todo caso, refleja que la movilidad laboral continúa siendo muy reducida en España, pese a los problemas estructurales del mercado de trabajo. Y ello a pesar de que desde el Gobierno central se ha incentivado, incluso, con ayudas fiscales.

La norma establece, en concreto, que aquel trabajador que acepte un trabajo en un municipio distinto al de su residencia habitual, debiendo trasladar su residencia al mismo, tendrá derecho a la aplicación de gastos deducibles por movilidad geográfica en su declaración de la renta. En concreto, en 2015 se incorporó a la legislación un nuevo gasto deducible del rendimiento íntegro por importe de 2.000 euros.

La escasa movilidad se manifiesta en un dato extraído de la encuesta del INE. Uno de cada tres ocupados no ha cambiado de municipio de residencia desde su nacimiento. Entre los trabajadores que sí han cambiado de municipio de residencia, el 40% tenía su residencia anterior en la misma provincia, el 4,3% procedía de otra provincia de la misma comunidad autónoma, el 14,6% de otra comunidad y el 8,2% de otro país. Es decir, que más del 80% de los trabajadores con empleo nunca ha salido de su región para cambiar de empleo o mejorar sus condiciones laborales.

Paro Instituto Nacional de Estadística (INE) Baleares Población Horario Declaración de la Renta Encuesta de Población Activa (EPA) IRPF
El redactor recomienda