El banco central europeo ha pedido más fusiones

Guindos pone en marcha la unión de Bankia y BMN e inicia otra ola de fusiones bancarias

El actual ministro en funciones aprovecha uno de los temas pendientes de su mandato para mandar un guiño a Bruselas antes de entrar en negociaciones por el déficit excesivo

Foto: Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, y José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Efe)
Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, y José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Efe)

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha dado el pistoletazo de salida para simplificar la banca en posesión del FROB. La operación ya venía descontándose desde hace meses, pero no ha sido hasta este miércoles en que ha tomado cuerpo. Se ha escenificado con un hecho relevante de Bankia enviado a la CNMV. El Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB), controlado por el ministerio de Economía, "pone en marcha las medidas necesarias para analizar la reordenación de sus entidades de crédito participadas mediante la fusión de Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN)".

Con esta operación, que dice estar en fase de estudio y sin descartar posibles alternativas, Guindos pone la primera piedra de una nueva oleada de fusiones dentro del sector bancario. En España, sería la tercera ola de fusiones en los últimos años, después de consolidar todo el entramado de cajas de ahorro que había previo a la crisis financiera que estalló en 2008. Pero la consolidación bancaria apunta a toda Europa. El presidente del Banco Cenral Europeo, Mario Draghi, viene remarcando de manera insistente que deben producirse fusiones y adquisiciones para que el sector alcance unas cotas de rentabilidad más aceptables a las actuales. La política monetaria impuesta desde Francfort, con tipos de interés en negativo, presiona a la baja con fuerza los márgenes de las entidades, lo que provoca una merma significativa en sus beneficios

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. (Reuters)
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. (Reuters)

El movimiento impulsado por De Guindos, ministro en funciones desde hace casi un año, satisface una de las peticiones que recalca Bruselas. La última vez la semana pasada. Draghi volvió a señalar un exceso de bancos en Europa y pidió acelerar la concentración del sector. Dicho y hecho, por lo menos en lo que respecta al redil que puede controlar Guindos: las entidades participadas por el FROB. Con este movimiento, el ministro de Economía se apunta un tanto ante sus socios comunitarios y muestra la voluntad de España de hacer sus deberes ante Bruselas. Cabe destacar que España debe vérselas con las autoridades europeas el próximo 8 de diciembre para negociar la multa por la desviación excesiva del déficit.

La fusión de Bankia y BMN estaba descontada desde hace meses. Tal y como adelantó El Confidencial en abril, el FROB pidió luz verde a Bruselas para una integración de ambas entidades. Hasta ese momento, las autoridades comunitarias se negaban a ofrecer una ventaja competitiva a la banca que había recibido ayudas públicas (más de 24.000 millones) con respecto al resto de entidades. Sin embargo, fue precisamente la idea de crear bancos más grandes el apoyo más importante para sacar adelante esta operación.

El ministro de Economía se apunta un tanto ante sus socios comunitarios y muestra la voluntad de España de hacer sus deberes ante Bruselas

Para Bruselas también es importante este gesto ahora que el BCE pide que se acelere la consolidación a nivel Europeo. España ya tiene experiencia en estos menesteres, pero la idea de las autoridades europeas es que la consolidación se extienda por varios países en problemas. El sector bancario italiano está pasando por un momento muy difícil, algo parecido a lo que le pasa a Portugal. Pero no sólo los países más débiles del sur tienen problemas. La mismísima Alemania se está viendo muy comprometida por el momento que atraviesa su mayor entidad, el Deutsche Bank. Hace pocas fechas se barajó la fusión entre Commerzbank y Deutsche Bank.

Mucho tiempo sin devolver las ayudas

Al margen del gesto de cara a Europa, la fusión entre Bankia y BMN no resuelve el principal problema del FROB: sus entidades participadas a penas son capaces de devolver las ayudas públicas a las que accedió en 2012. BMN es una ínfima parte del volumen de Bankia. Ambas entidades fueron rescatadas con dinero público por más de 24.000 millones de euros (22.400 para Bankia y 1.600 para BMN). Desde 2012 en que les fue inyectado el dinero, sólo han sido capaces de devolver algo más de 1.600 millones.

Tras cuatro años, el momento de mercado no puede ser peor. La primera opción para BMN era sacarla a bolsa, pero al nivel en que se encuentran las bolsas, se descartó. Con los bancos en mínimos, la posibilidad de vender la participación del Estado dejaría una agujero de dimensiones siderales para los ciudadanos. La fusión permitirá mejorar la capacidad competitiva de Bankia. Tanto el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, como el consejero delegado, José Sevilla, han señalado esta misma semana que la operación tiene sentido desde el punto de vista industrial, ya que ambas entidades son complementarias.

Sin embargo, el Estado sólo ha recuperado un 5% de las ayudas públicas a la banca. De los 61.495 millones que se inyectaron sólo se han devuelto 2.686. De Guindos deja con esta fusión un problema en lugar de dos al Ejecutivo, aún incierto, que entre a gobernar España.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios