PANEL DE PREVISIONES DE FUNCAS

La ralentización del PIB costará 120.000 puestos de trabajo en 2017

La ralentización del crecimiento económico en 2017 pasará factura en términos de empleo. Ese año se crearán unos 120.000 puestos de trabajo menos que en 2016

Foto: Oficina de empleo en Madrid. (Reuters)
Oficina de empleo en Madrid. (Reuters)

La previsible desaceleración de la actividad económica en 2017 —el consenso de los expertos prevé un avance del PIB del 2,3% frente al 3,1% de este año— tendrá consecuencias relevantes en el mercado de trabajo. En concreto, según esas estimaciones, el ritmo de creación de empleo pasará del 2,8% anual al 2,1%.

¿Qué significa eso? Pues que en lugar de crearse alrededor de 473.000 empleos a tiempo completo en términos de contabilidad nacional, como este año, la economía española será capaz de crear unos 120.000 puestos de trabajo menos. Aun así, se generarán algo más de 350.000 empleos netos, lo que significa que el número equivalente de ocupados a tiempo completo (donde se integran tanto los de tiempo parcial como los de jornada ordinaria) se situará en 17,7 millones.

Es decir, todavía por debajo de los niveles alcanzados en 2010, cuando, según el Instituto Nacional de Estadística, el número de empleos a tiempo completo (incluyendo los asalariados y los trabajadores por cuenta propia) alcanzó los 18,14 millones. Pero ligeramente por encima de los que estimaba el INE en 2011: 17,64 millones.

En todo caso, todavía muy por debajo de los 19,84 millones que llegó a alcanzar la economía española en 2008, inmediatamente antes de que la explosión de la burbuja inmobiliaria se llevara por delante los cimientos del crecimiento económico. Faltan, por lo tanto, unos dos millones de empleos a tiempo completo respecto de la situación precrisis.

Las previsiones de empleo proceden del panel de Funcas, en el que participan 17 institutos de coyuntura españoles, y que coinciden en que la economía ha entrado a partir del tercer trimestre del año en una senda de desaceleración. En concreto, se prevé que el avance del PIB entre julio y septiembre de este año se haya situado en el 0,6%, dos décimas por debajo de los últimos tres trimestres. Pese a ello, y según esas mismas previsiones, la tasa de paro se situará en el 19,8% este año (media anual) y en el 18,3% el próximo, todavía muy lejos de los niveles de desempleo anteriores a la crisis.

El Gobierno, en el Programa de Estabilidad, ya advirtió de esta ralentización en el ritmo de creación de empleo. Espera, en concreto, que el empleo equivalente a tiempo completo en los dos próximos años crezca el 2,3%.

Velocidad de crucero

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos. (Reuters)
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos. (Reuters)

La causa de esta ralentización tiene que ver, fundamentalmente, con el comportamiento del consumo de los hogares, que tenderá a desacelerarse en la medida que se vayan agotando algunos de los impulsos que ha recibido en los últimos dos años. En particular, el desplome de los precios del petróleo y la caída de los tipos de interés, que han permitido importantes ganancias de la renta disponible de las familias, además de las reformas económica que han impulsado la actividad desde el lado de la oferta. Hay que tener en cuenta que el consumo de los hogares representa el 57% del PIB, lo que pone de relieve la importancia de esta rúbrica de la contabilidad nacional.

En todo caso, y si no se producen grandes cambios exógenos, el perfil del crecimiento se estabilizará en el entorno del 0,5% a lo largo del año 2017, lo que significa una velocidad de crucero que se situará dentro de una horquilla del 1,9% (la peor previsión) y el 2,6% (la mejor). La media, como se ha dicho, es que el PIB avance un 2,3%.

A partir de las estimaciones de consenso de crecimiento del PIB, del empleo y de las remuneraciones salariales, Funcas obtiene la previsión implícita de crecimiento de la productividad por ocupado y de los costes laborales unitarios. Y según sus conclusiones, para la primera se espera un ascenso en torno al 0,3% en 2016 y el 0,2% en 2017, mientras que para los costes laborales unitarios (CLU) se prevé un crecimiento del 0,4% y del 0,9% en 2016 y 2017, respectivamente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios