el rendimiento, en mínimos históricos

El bono español vive la mejor semana de su historia tras el 26J

El mercado está borrando de un plumazo la prima de riesgo política que venía aplicando a la deuda española. El dinero ha vuelto de forma intensa a los bonos en los últimos días

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, esta semana en Bruselas./EFE
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, esta semana en Bruselas./EFE

La apuesta del mercado es clara: el resultado de las elecciones del 26 de junio ofrece los argumentos suficientes como para pensar que, tras meses de espera, España por fin tendrá gobierno. Esta lectura le ha sentado de maravilla a la deuda española, que ha firmado la mejor semana de la historia

En el caso del bono a 10 años, las compras han permitido que su rentabilidad, que baja cuando el precio de los títulos sube, haya bajado del 1,63% al 1,15%. Es decir, ha registrado un descenso semanal próximo al 30%, una marca sin precedentes. Además, se ha quedado muy cerca de sus mínimos históricos -en términos nominales, que no reales-, situados en el 1,14% desde marzo de 2015. 

Como consecuencia, la prima de riesgo, que mide la diferencia entre la rentabilidad de los bonos españoles y alemanes a 10 años, se ha moderado de los 168 a los 128 puntos básicos en el conjunto de las cinco últimas jornadas. Esta bajada semanal, del 24%, es la mayor desde la primera semana de septiembre de 2012. Es decir, desde que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció el lanzamiento del programa de Transacciones Monetarias Directas (OMT, por sus siglas en inglés), con el que reforzó en la práctica el mensaje que había lanzado en julio de que estaba dispuesto a "hacer lo que sea necesario para salvar al euro"

Al mismo tiempo, esa moderación ha hecho posible algo que no ocurría desde el verano de 2015: que España pague ya menos intereses que Italia por sus títulos a 10 años. Con el bono italiano en el 1,23%, el mercado exige ahora ocho puntos básicos menos a España. 

La entrada de dinero se ha dejado notar igualmente en los bonos a cinco años, cuya rentabilidad se ha moderado del 0,59 al 0,19%. Y ha ocurrido lo mismo en los títulos a dos años, cuyo rendimiento ha pasado del 0,06 al -0,17%. En ambos casos, los rendimientos han bajado en las últimas jornadas hasta los niveles nominales más bajos de siempre. 

Aunque las compras se han impuesto esta semana en el conjunto de la deuda pública y especialmente en la periférica, después de que el 24 de junio los rendimientos subieran con fuerza por el Brexit, en el caso español las adquisiciones han sido más intensas. Fuentes del mercado explican que esta reacción responde a que, tras el resultado del 26J, los inversores han relajado la prima de riesgo política que venían aplicando a la deuda española. Advierten, eso sí, de que si finalmente no se forma gobierno o vuelve a demorarse su formación el dinero que ha entrado volverá a irse con el regreso de la incertidumbre. 

El mercado bursátil ha vivido una situación similar. El Ibex 35 se ha anotado un avance superior al 6% en el conjunto de las cinco últimas semanas, su mayor avance semanal desde octubre y que además supera los registrados por los principales índices de Italia y Portugal, que han subido entre un 3% y un 3,5%. 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios