MÉNDEZ Y TOXO SE VEN CON GARAMENDI

Cumbre entre empresarios y sindicatos para agilizar las reformas en plena crisis política

La idea de la patronal es ir avanzando y cerrando temas pendientes antes de que 'otros' se les adelanten, sobre todo, en aspectos relativos a la contratación de trabajadores

Foto: Los representantes empresariales y sindicales, junto al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
Los representantes empresariales y sindicales, junto al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

A buen hambre no hay pan duro. El presidente del Consejo Económico y Social (CES), el socialista Marcos Peña Pinto -nombrado por Jesús Caldera en la época del Gobierno de Zapatero en el año 2006 y que ha continuado presidiendo dicho organismo bajo el Ejecutivo del Partido Popular-, convocó a una representación de empresarios y a los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT. El ágape se llevó a cabo en un reservado del afamado restaurante vasco Zerain, lugar de encuentro habitual también entre la vieja guardia socialista y su líder histórico Felipe González.

Al encuentro, además del anfitrión Peña, asistieron Cándido Méndez -que deja su actual responsabilidad en la Unión General de Trabajadores el próximo mes de marzo-; Ignacio Fernández Toxo, jefe del sindicato CCOO, y el presidente de la patronal Cepyme y vicepresidente de CEOE, el bilbaíno Antonio Garamendi. Estaba también convocado el presidente de la gran patronal, Juan Rosell, quien al final no pudo asistir por encontrarse en Barcelona.

“Se habló de muchas cosas, entre ellas, sobre la situación general del país, y en concreto de la situación política, incapaz de formalizar un Gobierno con garantías”, subraya uno de los comensales. En este sentido, los empresarios ven con “preocupación extraordinaria” el 'impasse' institucional y político que puede dar al traste con la incipiente recuperación económica, amenazada también por el contexto internacional. Y plantearon soluciones.

Se habló de muchas cosas, entre ellas, sobre la situación general del país, y en concreto de la situación política

En concreto, la idea de los empresarios es ir avanzando y cerrando temas pendientes antes de que 'otros' se les adelanten, sobre todo, en aspectos relativos a la contratación de trabajadores y determinados asuntos que los empleadores consideran clave para poder mantener los estándares de productividad y de competitividad exterior, que “son elementos clave para la sostenibilidad de nuestras empresas y la creación de puestos de trabajo”. 

“Con las cosas de comer no se puede jugar”, señala un relevante empresario, que también tiene representatividad corporativa dentro de las organizaciones patronales. De ahí que los empresarios pretendan adelantarse a futuros escenarios en los que se termine por imponer, en función de necesidades políticas, “lo que no puede ser desde el punto de vista del mantenimiento de las empresas y las reclamaciones que llegan desde la Unión Europea”.

Falta de unanimidad

Fuentes de toda solvencia subrayan, asimismo, que no hay unanimidad de criterio dentro de las direcciones de UGT y CCOO respecto a la conveniencia de un determinado color en el próximo Gobierno. Así, Fernández Toxo no ve con malos ojos que Podemos se incorpore al futuro Ejecutivo; básicamente, según lo tiene expresado, porque ello le permitiría “suavizar” sus posiciones una vez en el poder y darse un baño de realidad. Es decir, como en Grecia o Portugal.

Entre los patronos tampoco parece existir unanimidad de criterio al respecto, salvo que ninguno de ellos quiere que las huestes de Pablo Iglesias pise moqueta

Cándido Méndez, sin embargo, que fue diputado del PSOE durante el 'felipismo', apuesta por un Gobierno del Partido Socialista con el apoyo de Ciudadanos y la abstención del Partido Popular. El jefe de UGT se situaría, en cualquier caso, en la misma o parecida línea expresada por otros miembros de la vieja guardia socialista, entre ellos, Felipe González.

Entre los patronos tampoco parece existir unanimidad de criterio al respecto, salvo que ninguno de ellos quiere que las huestes de Pablo Iglesias pisen moqueta. Los grandes empresarios, básicamente el Ibex, sostienen que tiene que haber un entendimiento PP, PSOE y Ciudadanos en un Gabinete presidido por una persona que elija el partido ganador. Consideran que el ciclo de Mariano Raoy ha terminado, si bien estiman que el paso del tiempo lo reconocerá como un magnífico jefe de Gobierno en unas situaciones muy difíciles.       

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios