NO NEGOCIARÁ SI NO SE EXCLUYE A CIUDADANOS

En Comú insiste a Sánchez sobre la exigencia de plasmar el referéndum en un acuerdo

La voluntad de diálogo que pretende recalcar el diputado le lleva a negar la existencia de líneas rojas, pero insiste a Sánchez en que "el Gobierno futuro debe afrontar los retos de la plurinacionalidad"

Foto: El portavoz parlamentario de En Comú, Xavier Domènech. (EFE)
El portavoz parlamentario de En Comú, Xavier Domènech. (EFE)

El documento programático elaborado por el PSOE para llegar a un acuerdo de investidura con el resto de fuerzas tiene luces y sombras para En Comú, la candidatura catalana con la que confluyó Podemos las pasadas elecciones. El portavoz parlamentario, Xavier Domènech, ha resaltado como “positivas” las medidas sociales incluidas en el documento socialista, pero al mismo tiempo ha subrayado la importancia de que aparezca la palabra 'referéndum' en el texto del acuerdo final.

En la línea de lo expresado por Pablo Iglesias, presidente del grupo parlamentario confederal del que forman parte los diputados catalanes, el portavoz de En Comú vincula las negociaciones con el PSOE a que estos excluyan a Ciudadanos. “Ni aceptamos que nuestro voto se juegue entre PP y PSOE ni aceptamos que este Gobierno de cambio tenga como referente a los socialistas y Ciudadanos”. En Comú solo ve dos opciones: o un Gobierno de coalición con el PSOE, junto a Podemos, En Marea e IU, o una gran coalición.

Optimista sobre la posibilidad de que Sánchez “se decida” sobre la opción que defiende Podemos y sus confluencias, Domènech insiste en la “gran oportunidad” que estarían sirviendo en bandeja al líder socialista para ser presidente del Gobierno. “Finalmente, tendrá que escuchar a sus electores y sus bases”, y a pesar del “interregno” de estos días, que califica como un mero teatro, “creemos que el camino será el que apuntamos”, zanja el diputado por Barcelona. Hasta que esto no ocurra, no van a sentarse a negociar.

Para En Comú, el documento presentado por el PSOE se quedaría en papel mojado sin su presencia en un Gobierno, para que, asegura, las palabras se puedan convertir en hechos. A pesar de todo, critica la “timidez” expresada con respecto a la reforma de la Constitución y reconoce su “preocupación” por la tibieza de las medidas para garantizar el acceso a la vivienda (exige que se plasmen las medidas propuestas en este sentido por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca), la derogación de la reforma laboral y acabar con la pobreza energética. El portavoz de la confluencia catalana también echa en falta la reforma de las pensiones, entre otras cuestiones.

La solución a la "peor crisis"

La voluntad de diálogo que pretende recalcar el diputado lo lleva a negar la existencia de líneas rojas, pero insiste a Sánchez en que “el Gobierno futuro debe afrontar los retos de la plurinacionalidad”. De hecho, según la propuesta inicial de pacto de gobierno lanzada por Pablo Iglesias, el propio Domènech ocuparía la cartera de un nuevo Ministerio de la Plurinacionalidad.

La cuestión territorial ha abierto una de las peores crisis políticas, según Domènech, y su resolución pasa “por el derecho a decidir”. La única propuesta plausible, insiste, “no es otra que la celebración de un referéndum”.

Esta solución a la crisis territorial ya fue trasladada por el propio portavoz de En Comú a los representantes de DiL, enterrando el primer desplante de los independentistas catalanes. En el encuentro mantenido la semana pasada entre ambas formaciones, Domènech les aseguró que su formación no se movería de su hoja de ruta, la cual incluye el derecho a decidir, vía artículo 92 de la Constitución. Una exigencia para la investidura que ya habían trasladado a ERC en un encuentro previo.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios