Es noticia
Menú
Fin de la sequía del crédito: el 80% de las empresas no encuentra trabas al financiarse
  1. Economía
según el tercer barómetro del ief

Fin de la sequía del crédito: el 80% de las empresas no encuentra trabas al financiarse

Los tiempos están cambiando para las empresas. Un 79% de las firmas familiares asegura no tener problemas para financiarse y señala el final del túnel

Foto: Mariano Rajoy junto a los dos últimos presidentes del IEF, Javier Moll (izquierda) y José Manuel Entrecanales (derecha). (EFE)
Mariano Rajoy junto a los dos últimos presidentes del IEF, Javier Moll (izquierda) y José Manuel Entrecanales (derecha). (EFE)

Corría el mes de octubre de 2013. José Manuel Entrecanales clausuraba el Congreso del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) que se celebraba en Jerez. Lo hacía en calidad de presidente de la institución y ante la número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Con una crítica clara: las empresas no podían acceder al crédito. “Financiarnos nos cuesta un 70% más”, llegó a lamentar. Algo más de un año después, ese frente se ha mitigado. Al menos así se desprende del últimoBarómetro Europeo de la Empresa Familiar, elaborado por KPMG, en el que un 79% de las firmas asegura no tener problemas para acceder a financiación.

El porcentaje no es baladí, en tanto consolida todo un cambio de tendencia. No en vano, en la muestra dediciembre de 2013 sólo un 39% afirmaba no encontrar obstáculos para financiarse. Seis meses después, en junio de 2014, ese porcentaje subía hasta el 69%, también en línea con las tesis que avalaban una sólida recuperación económica. “Muestra clave de la estabilización del mercado es el hecho de que el acceso a financiación, que ya dejó de ser un problema para la mayoría de empresas familiares en el transcurso de 2014, plantee cada vez menos dificultades”, subraya el documento.

El Barómetro en cuestión, el tercero que hace público el IEF, mide semestralmente el nivel de confianza de los propietarios y directivos de 180 empresas familiares distribuidas por todo el territorio nacional. El Instituto asocia a casi un centenar de empresas que facturan 160.000 millones de euros al año y suponen un 26% del PIB si se contabilizan sus asociaciones territoriales. Históricamente vinculado al gran empresariado catalán, cuenta en sus órganos de gobierno con apellidos ilustres comoRodés, Lara, Carulla, Puig, Osborne, Andic, RoigoPolanco.

La financiación bancaria es la fórmula que los empresarios prefieren para acometer sus inversiones. Hasta un 41% recurre a ella, si bien un 33% –desde apenas un 5% en el sondeoanterior– ha conseguido fondos mediante el incremento de la participación de sus socios. Apenas un 12% apuesta por alianzas en el sector y sólo un 3% confía en los mercados alternativos. En las compañías comunitarias, la ecuación varía ligeramente. “A diferencia de las empresas españolas, el segundo puesto para las europeas lo ocupa el uso de fondos propios, señalado por un 28%”, remacha el informe.

Exceso de avales y garantías

No obstante, y como freno fundamental para obtener el plácet de las entidades financieras, las empresas familiares se quejan –en un 69%– del aumento de las garantías necesarias para obtener préstamos de los bancos. En segundo término, un 49% menciona la disminución de las sumas concedidas. “Preguntados por la búsqueda de financiación no bancaria, el 38% de los directivos se inclinan hacia la ampliación de capital para incorporar nuevos socios, opción seguida del recursos a inversores no bancarios como hedge funds o private equity, con un 28%”, expone el Barómetro.

Superado el trauma de la financiación, que ocupa ya el octavo lugar en las inquietudes de las sociedades familiares, estas no ocultan su preocupación por la disminución de la rentabilidad, seguida por la incertidumbre política y el incremento de los costes de la energía. “A nivel europeo, los desafíos que las empresas europeas sitúan en segundo y tercer puesto guardan poca relación con los señalados por las españolas. Así, mientras un 42% de las europeas detecta un problema en la guerra por el talento, menos de un quinto de las españolas comparte esta opinión”, apuntala en su estudio KPMG.

placeholder Fuente: KPMG
Fuente: KPMG

Entre los cambios regulatorios que los encuestados creen más necesarios, se lleva la palma la reducción de los impuestos. De hecho, hasta un 67% de las firmas reclama tributos más bajos, petición que se produce en plena aplicación de la reforma fiscal. Paradójicamente, esta cuestión sólo perturba al 43% de las compañías familiares en Europa. El 76% prevé inversiones en sus planes estratégicos y el 64% tiene una visión optimista para los próximos seis meses, más de 20 puntos por encima en relación con la toma de 2013. En suma, los tiempos están cambiando. Al menos, y por ahora,para los empresarios.

Corría el mes de octubre de 2013. José Manuel Entrecanales clausuraba el Congreso del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) que se celebraba en Jerez. Lo hacía en calidad de presidente de la institución y ante la número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Con una crítica clara: las empresas no podían acceder al crédito. “Financiarnos nos cuesta un 70% más”, llegó a lamentar. Algo más de un año después, ese frente se ha mitigado. Al menos así se desprende del últimoBarómetro Europeo de la Empresa Familiar, elaborado por KPMG, en el que un 79% de las firmas asegura no tener problemas para acceder a financiación.

Recuperación económica Préstamos Reforma fiscal José Manuel Entrecanales
El redactor recomienda