Es noticia
Menú
Los Rodés, Lara, Andic y Roig se preparan para 'bendecir' la llegada de Rajoy
  1. Economía
ARRANCA EL CONGRESO DE LAS EMPRESAS FAMILIARES

Los Rodés, Lara, Andic y Roig se preparan para 'bendecir' la llegada de Rajoy

Santander. 26 de octubre del 2010. Congreso del Instituto de la Empresa Familiar (IEF). Los principales compañías españolas se reúnen apenas días después de que Alfredo

Foto: Los Rodés, Lara, Andic y Roig se preparan para 'bendecir' la llegada de Rajoy
Los Rodés, Lara, Andic y Roig se preparan para 'bendecir' la llegada de Rajoy

El giro apuntado entonces por Botín podría escenificarse un año después. Con las elecciones a la vista y Rubalcaba designado aspirante oficial, las compañías familiares vuelven a verse las caras hoy y mañana en Valladolid. Y Rajoy ganará por nolo contendere. El candidato socialista, invitado por el IEF, ha excusado su presencia y no será de la partida. En su lugar estará el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui. Mal trueque para el PSOE si quería ganarse la simpatía de los empresarios, por lógica más interesados en conocer propuestas de futuro que explicaciones a toro pasado. La ausencia de Rubalcaba concentra todo el interés de la cita en la hoja de ruta que pueda plantear el líder popular, al que los empresarios reciben como presidente 'in pectore' y ávidos de soluciones a una crisis ya demasiado profunda.

El IEF asocia a casi un centenar de empresas que facturan 169.000 millones de euros al año y suponen un 26% del Producto Interior Bruto (PIB) si se contabilizan sus asociaciones territoriales. Históricamente vinculado al gran empresariado catalán, el Instituto cuenta en sus órganos de gobierno con apellidos ilustres como Rodés, Lara, Carulla, Puig, Osborne, Entrecanales, Andic, Roig o Polanco. Desde la organización se ha dejado tradicionalmente clara la equidistancia política de la casa, que en todos sus congresos ha tenido representantes de las dos principales formaciones políticas. Otra cosa es la querencia de Rajoy con el foro. Él mismo se define como “un clásico”; de hecho, se prepara para su séptima participación consecutiva en el cónclave tras haberlo convertido en un cita fija desde que intervino por primera vez en Tenerife en 2005.

Medidas decididas y rápidas

La buena química también se ha cultivado entre congreso y congreso. Como publicó El Confidencial, la Junta Directiva del IEF ya mantuvo el pasado mes de febrero un almuerzo con el presidente del PP en el Nuevo Club de Madrid, en Cedaceros 2. Además de los miembros de la Junta, también asistieron otros pesos pesados integrados en el Instituto como Alicia Koplowitz (Moreinvest), Santiago Ybarra (Vocento), Joan Gaspart (Husa) o Rafael del Pino (Ferrovial). La cumbre se interpretó como un acercamiento definitivo entre Rajoy y los grandes empresarios familiares, inquietos entonces ante la falta de sintonía entre los principales partidos políticos y por la ausencia de reformas para recuperar la confianza de los mercados. Rajoy prometió entonces medidas decididas, y rápidas. Ahora tendrá que concretarlas.

Y es que Rajoy salvó el trance del año pasado haciendo suyos buena parte de los postulados de Botín y sin plantear demasiados compromisos a futuro. Sobre la reestructuración financiera, coincidió con el banquero en que el proceso no había hecho “más que comenzar” y advirtió que la recuperación económica dependía de que impulsara “un sector financiero sólido y confiable, capaz de canalizar el crédito”. Ademas, en la misma línea que el presidente del Santander, pidió que se afrontara la reforma del sistema de pensiones. Una actuación que consideró imprescindible y sobre cuyo retraso ironizó: “Falta el indispensable acuerdo con los sindicatos”. Los empresarios, con el 20-N a la vuelta de la esquina, esperan algo más que chispa.

También tendrá que dar sus particulares explicaciones Isak Andic, fundador de Mango, que el año pasado se marcó un ambicioso objetivo para sus dos años de mandato. En su primera rueda de prensa al acceder a la presidencia del IEF, dijo que “la remuneración del personal de las Administraciones Públicas debe ser variable”, al tiempo que “su estabilidad debe ser similar a la empresa privada para las nuevas incorporaciones”. Aunque doce meses después no parece que su planteamiento haya hecho fortuna, la cuestión laboral sí estará sobre la mesa. Sobre todo después de que la patronal CEOE abogara la semana pasada por rebajar de 45 a 20 días por año trabajado el coste del despido improcedente y a 12 el objetivo por causas económicas.

El giro apuntado entonces por Botín podría escenificarse un año después. Con las elecciones a la vista y Rubalcaba designado aspirante oficial, las compañías familiares vuelven a verse las caras hoy y mañana en Valladolid. Y Rajoy ganará por nolo contendere. El candidato socialista, invitado por el IEF, ha excusado su presencia y no será de la partida. En su lugar estará el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui. Mal trueque para el PSOE si quería ganarse la simpatía de los empresarios, por lógica más interesados en conocer propuestas de futuro que explicaciones a toro pasado. La ausencia de Rubalcaba concentra todo el interés de la cita en la hoja de ruta que pueda plantear el líder popular, al que los empresarios reciben como presidente 'in pectore' y ávidos de soluciones a una crisis ya demasiado profunda.