Es noticia
Menú
Un millón de contribuyentes, a la espera de que Hacienda les devuelva el IRPF
  1. Economía
QUEDAN POR PAGAR 1.000 MILLONES DE EUROS

Un millón de contribuyentes, a la espera de que Hacienda les devuelva el IRPF

Los expertos recomiendan acudir a preguntar por qué está paralizado el pago. Frente a los retrasos del pasado ejercicio, Hacienda ha abonado ya el 92%

Foto: Vista de una delegación de Hacienda en Madrid. (EFE)
Vista de una delegación de Hacienda en Madrid. (EFE)

Pasó el verano de 2012. El otoño. La Navidad. La cuesta de enero de 2013y las rebajas. En marzo de este año, la inquietud se transformó en pánico, cuando en el buzón de la casa deTrinidad(39 años, empleada en el sector de las telecomunicaciones) apareció una misiva de Hacienda. Hasta entonces, desde que ella y su marido presentaron su declaración de 2011 (a devolver poco más de 200 euros), no habían tenido ninguna noticia de la Agencia Tributaria. Tampoco un ingreso en su cuenta. El miedo era infundado: la notificaciónvenía a decir que Hacienda les pagaba los intereses de demora (que están en el 4% anual desde 2010) por los retrasos en su devolución, que no llegó hasta unos días más tarde a su cuenta: "Los intereses fueron unos dos euros; yo creo que les costaba más la propia carta certificada", ríe hoy ella.

Trinidad fue una de las muchas personas a las que se les retrasó el pago de la devolución del IRPF de 2011 más allá de diciembre de 2012.No fue la única: si se revisan los datos de devoluciones de años anteriores, la cifra de enero de 2013 (pagos a los contribuyentes por IRPF por un valor de625.417.000 euros) fue considerablemente superior a la del mismo mes de 2012 (226.375.000 euros) y años previos. En Hacienda explican que esa cantidad englobaba no sólo las devoluciones de las rentas presentadas en2012 sino otras aplazadas, pero aun así la cifra (a la que se añadían retrasos en los pagos también del Impuesto de Sociedades y del IVA)era demasiado llamativa. Las devoluciones se habían retrasado respecto a su ritmo habitual. La clave quizá estuviera, según se apuntó desde algunos sectores,en que, mientras Hacienda no daba el visto bueno a las declaraciones, no contabilizaba esas devolucionesen el déficit público: es decir, en el déficit de 2012 que presentóel Gobierno, no estaban reflejadas, pues se pagaron a partir de 2013.

Tras el tirón de orejas de la Unión Europea, que obligó a corregirel déficit y dejó en evidencia a Cristóbal Montoro, y la polémica consiguiente (de "maquillaje muy burdo" de las cuentas públicas lo calificó la socialistaSoraya Rodríguez, mientras el Gobierno se escudaba en un supuesto cambio de criterio en la metodología de Eurostat), la cuestión está ya clara: el déficit debe incluir las devoluciones en el momento en que se solicitan, y no cuando Hacienda las corrobora y paga. Es decir, este año "ya no habrá incentivo para 'maquillar' las cifras. Antes se podía pensar mal, en el sentido de que se retrasaron devoluciones para que no contabilizaran en el déficit, pero este año yano. Si se dieran retrasos, en principio entiendo que se deben a revisiones de las declaraciones", comenta José Ignacio Conde Ruiz, subdirector de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

placeholder Cristóbal Montoro. (EFE)

Así las cosas, según los últimos datos aportados por la Agencia Tributaria (de 21 de octubre), de los 14,75 millones de declaraciones de IRPFque se han presentado este año con derecho a devolución, se ha procedido ya al pago en un 92% de los casos (13,56 millones). En euros: el importe teórico por devolver a los contribuyentes (a falta de las revisiones pertinentes) esde 10.888 millones de euros, de los que se han abonado ya 9.305 millones, un 85,5%. "Los ritmos son más altos que el pasado año, tanto en número de devoluciones como en su importe", señalan desde Hacienda. Trinidad, por ejemplo, este añoya ha cobrado lo que le corresponde. Así tantos otros. Pero queda más de un millón de contribuyentes que, como ella en la anterior declaración de la renta, aún tiemblan, sin saber bien si es por no tener noticias de Hacienda o más bien, por temor a tenerlas en forma de notificación. ¿Cabe hacer algo más que esperar?

Perder el miedo al fisco

Los retrasos más habituales suceden por la discrepanciaentre los datos que declara el contribuyente y aquellos de los que dispone Hacienda. Por ejemplo, pueden darse casos entre quienes aún gozan de una deducción por vivienda y algún préstamo de un familiar. Si a Hacienda le consta sólo el primero, la declaración quedará paralizada. También suelen ser habituales los retrasos entre losautónomos, personas que desarrollan su actividad en estimación directa (se calcula por ingresos y gastos), que para Hacienda pueden ser más susceptibles de contener un pequeño 'engaño' por parte del contribuyente, por ejemplo, en lo que respecta a los gastos deducibles. En este último caso, seguramente, se procederá a una investigación, pidiéndoles facturas. Hacienda puede también hacer una 'paralela' después de notificar al contribuyente las discrepancias que encuentra: se trata de una declaración con los datos que le constan al organismo, contra la que se puede aportar documentación y que en todo caso puede ser recurrida.

Los expertos aconsejan acudir a la delegación de Hacienda para preguntar las causas del retraso en el pago

La recomendación, a estas alturas del año, para quienes presentaran una declaración de 2012 a devolver y aún no tengan noticias de Hacienda es clara: "Muchos tendrán el ingreso antes del 1 de enero, porque el retraso en el pago conlleva un coste para la Hacienda pública [los citados intereses de demora, del 4%]. Sin embargo, les aconsejaría que acudiesen a su delegación de Hacienda y preguntasen por el estado de su devolución y qué problema hay. Muchas veces se puede reducir el tiempo de espera del cobro, porque en muchos casos se debe tan sólo a que a Hacienda no le costa determinada información que el contribuyente tiene a mano", asegura Marta González, directora de Estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF).

A veces, quizá haya que insistir.Hace unos meses, Marisa, periodista, con una declaración como autónoma a cuestas y cerca de 2.000 euros de devolución pendientes de cobrar, se encaminó a las oficinas de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. La respuesta ante su consulta fue la de que, hasta fin de año, tenían tiempo para efectuar el ingreso. Ninguna explicación más. Sin embargo, allí "están obligados a dar esa información. Yo recomendaría que quienes aún no han cobrado fuercen un poco para obtenerla", reitera González. "Ir a Hacienda imponerespeto, pero hay que liberarse de ese miedo", señala.

Pasó el verano de 2012. El otoño. La Navidad. La cuesta de enero de 2013y las rebajas. En marzo de este año, la inquietud se transformó en pánico, cuando en el buzón de la casa deTrinidad(39 años, empleada en el sector de las telecomunicaciones) apareció una misiva de Hacienda. Hasta entonces, desde que ella y su marido presentaron su declaración de 2011 (a devolver poco más de 200 euros), no habían tenido ninguna noticia de la Agencia Tributaria. Tampoco un ingreso en su cuenta. El miedo era infundado: la notificaciónvenía a decir que Hacienda les pagaba los intereses de demora (que están en el 4% anual desde 2010) por los retrasos en su devolución, que no llegó hasta unos días más tarde a su cuenta: "Los intereses fueron unos dos euros; yo creo que les costaba más la propia carta certificada", ríe hoy ella.

Cristóbal Montoro IRPF Fedea Unión Europea
El redactor recomienda