TODO SOBRE EL CASO DEL 'OFFSHORE LEAKS'

Paraísos fiscales al servicio del dinero con domicilio en España

Las revelaciones generadas a raíz del ‘Offshore Leaks’ descubrieron un reducido número de clientes españoles entre más de 120.000 sociedades

Foto: Vista del distrito de negocios en Singapur. (REUTERS)
Vista del distrito de negocios en Singapur. (REUTERS)

España es un país con tradición en regatear a su Ministerio de Hacienda. Esta costumbre ha hecho que con el tiempo el peso de la economía sumergida respecto al PIB supere con creces el 25%, un porcentaje que nos separa de los países de nuestro entorno y nos iguala con otros donde sus instituciones públicas están poco desarrolladas. El agujero sería aún mayor si se sumara la cantidad de dinero no declarado que reside fuera de las fronteras de España, refugiado en paraísos donde se paga poco o nada en materia de impuestos, independientemente de cuál sea su procedencia.

En primavera de este año, un trabajo global desarrollado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), una red mundial de profesionales especializados en reporterismo de investigación, junto a medios de comunicación de distintos países (The Guardian, BBC, Le Monde, Süddeutsche Zeitung, The Washington Post, El Confidencial…), puso al descubierto la identidad de miles de particulares y empresas que contrataban los servicios de firmas para registrar sociedades en destinos tan singulares como Islas Vírgenes Británicas, Islas Cook o Singapur.

Las revelaciones generadas a raíz de este trabajo, bautizado como ‘Offshore Leaks’, descubrieron a un reducido número de clientes españoles entre los datos de más de 120.000 sociedades analizadas que contrataron los servicios de los proveedores locales Portcullis Trustnet y Commonwealth Trust Limited. Ahora El Confidencial publica una recopilación de todos los nombres relacionados con nuestro país, junto con las opiniones de aquéllos que han sido localizados y han querido hablar: 72 personas, además de tres empresas, repartidas casi todas entre Madrid, Cataluña y Costa del Sol, los mismos centros que protagonizaron el mayor número de regularizaciones con la amnistía fiscal realizada por Hacienda.

El grueso de los datos (actualizados hasta 2010) reúne a clientes que usaban las caribeñas Islas Vírgenes Británicas como refugio de sus fortunas. Sin embargo, dos de los nombres españoles más populares, Carmen Cervera (Baronesa Thyssen) y Ana Gamazo (mujer de Juan Abelló), aparecían como titulares o beneficiarias de sociedades registradas en las Islas Cook y Samoa, respectivamente. Todas estas islas paradisíacas tienen en común una legislación favorable a la protección del patrimonio y el secretismo corporativo, que hacen que sea casi misión imposible acceder a información tributaria.

Todos los clientes que figuran en la lista de El Confidencial tienen como domicilio de referencia una dirección en España, lo cual no quiere decir que sean residentes y, por tanto, tengan que pagar impuestos aquí. Podría haber más españoles que no estén listados, si han dado una dirección de otro país, aunque todos los nombres se pueden consultar online en esta aplicación interactiva. Además, la identificación como beneficiario de una sociedad en un paraíso fiscal no representa ninguna irregularidad, pues sólo se incurre en delito cuando esa situación no está declarada a Hacienda. Sin embargo, como explican los expertos, esta práctica es habitual para dotar al dinero de la mayor opacidad y flexibilidad posible y eso hace que sea muy difícil descubrir su existencia.

La identificación como beneficiario de una sociedad en un paraíso fiscal no representa ninguna irregularidad, a no ser que esa situación no esté declarada a Hacienda. Sin embargo esta práctica es habitual para dotar al dinero de mayor opacidadLas reacciones a este trabajo en nuestro país han sido muy distintas a lo ocurrido en otros. Más allá del gran impacto mediático alcanzado por la identidad de algún protagonista, no hubo ningún pronunciamiento público al respecto. La Agencia Tributaria sólo ha asegurado tener conocimiento de la información revelada, negándose a confirmar si está investigando a los españoles del 'Offshore Leaks'. En otros países, como Corea del Sur ya ha habido resultados y han anunciado la recuperación de más de 48 millones de euros en impuestos evadidos. Reino Unido, Estados Unidos y Australia reconocieron de inmediato que trabajarían con información similar a la obtenida por ICIJ, mientras que países como Irlanda o India ya han manifestado que quieren esa información.

La dimensión global del fenómeno 'Offshore Leaks' ha provocado reacciones en los cinco continentes. El presidente francés François Hollande pidió la "erradicación" de los paraísos fiscales, mientras que algunas de las figuras de relevancia que tenían sociedades en paraísos fiscales han tenido que dimitir, como el caso de un dirigente mongol o el consejero delegado de la primera entidad financiera austriaca. Y el debate sigue vivo, pues esta misma semana la televisión danesa reveló cómo algún banco privado de referencia instruye a sus clientes sobre las formas de evitar el pago de impuestos. Hasta la cumbre del G-8 incluyó en su agenda de trabajo como asunto prioritario el problema de los paraísos fiscales. La cruzada acaba de comenzar.

*Este artículo ha podido ser elaborado gracias a la colaboración de la periodista Paula Guisado. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios