FORO DE INNOVACIÓN EN EL SECTOR DEL CONSUMO

"El debate de fabricantes y distribución es erróneo, el futuro del sector es internet"

Tiempo de tregua en el mundo de la alimentación. Aunque la caída del consumo y la transformación total del sector han dejado posturas muy separadas.

Foto: Juan Antonio Seijo (2i), Ignacio Larracoechea (3i), Fernando Burgaz (3d) y César Valencoso (d). (E. Villarino)
Juan Antonio Seijo (2i), Ignacio Larracoechea (3i), Fernando Burgaz (3d) y César Valencoso (d). (E. Villarino)

Tiempo de tregua. Aunque la caída del consumo y el cambio estructural del sector de la alimentación han dejado posturas muy separadas, el desarrollo de la Ley de la Cadena Alimentaria, aprobada antes del verano, hace albergar esperanzas a fabricantes y distribuidores. En torno a este asunto y a otros de actualidad, como el factor de la innovación en el sector del gran consumo, la asociación Promarca y el diario El Confidencial han organizado una mesa redonda en la que han participado un grupo de representantes y expertos de la industria agroalimentaria para debatir e intercambiar reflexiones.

Más allá de las turbulencias provocadas por la crisis, una buena parte de la reciente actualidad de la industria agroalimentaria del país ha estado sujeta al desarrollo de la nueva Ley de la Cadena Alimentaria. Un nuevo marco legal, como le gusta resumir a Fernando Burgaz, director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, que define las reglas de juego que deben regir entre los agentes. Aunque introduce como novedad la potestad sancionadora de Agricultura, el fin de la norma es correjir los desequilibrios que se han desarrollado en el sector durante los últimos años.

"El debate de fabricantes y distribución es erróneo, el futuro del sector es internet"

La Ley de la Cadena ha dejado moderadamente satisfechos a todos, como reconoce Ignacio Larracochea, presidente de Promarca, aunque la industria espera que su desarrollo incorporare alguna de sus demandas. Uno de los puntos calientes es el acceso de las marcas de fabricante al lineal de las cadenas de distribución. La política de surtido limitado de algunas enseñas deja sin acceso al mercado a productos de grandes industriales y, como recuerda César Valencoso, director de la consultora Kantar Worldpanel, el consumidor condiciona su compra a la composición de surtido a su alcance.

Una de las palancas que la industria agroalimentaria quiere potenciar para argumentar su reclamación de acceso al lineal es el componente innovador de sus productos. A diferencia de la marca blanca, según Juan Antonio Seijo, director técnico de ESADE Brans Institute, que asimila y copia tendencias con gran facilidad, la industria del gran consumo construye sobre el elemento de la innovación uno de los principales drivers competitivos, ya sea para ampliar categorías o crear productos. Y como subraya César Valencoso, ese esfuerzo suele verse recompensado cuando tiene opción de llegar al cliente.

Las políticas de surtido limitado de algunas enseñas condicionan la conducta de compra del consumidor

Uno de los aspectos que los grandes fabricantes pretenden que el desarrollo de la Ley de la Cadena recoja es la creación de un Observatorio de la Innovación. Igual que hace años el Ministerio de Industria tuteló un Observatorio de Precios, cuando la inflación era un problema a resolver, desde Promarca consideran pertinente impulsar este espacio público/privado desde donde se monitorice el esfuerzo innovador de los fabricantes y su capacidad de acceso al mercado. Como subraya Larracoechea, el consumidor tiene derecho a que los productos más innovadores lleguen al supermercado.

El punto de conflicto es llegar al canal de venta. A partir de ahí, competencia. Para la gran industria, el factor precio no es un obstáculo para competir, como iniste en recordar Larracoechea, y hay espacio para todos los segmentos. En esta línea, Velencoso considera que el debate del precio es incorrecto, pues el cliente realiza una ecuación calidad/valor para realizar su compra. Para el responsable de ESADE, el factor innovación es visualizado como un elemento capaz de añadir más valor al producto, no sólo más precio, por lo que resultaría simplista centrarse sólo en ese aspecto.

Para Burgaz, el cliente incorpora más factores a su orden de prioridades para comprar, no todo es precio. Sin embargo, el debate entre fabricantes y distribuidores por disputarse el último centímetro del lineal "está equivocado". Para el director general de Industria Alimentaria, el futuro del sector está en la red. La posibilidad de que Google o Amazon irrumpan en el negocio de la distribución alimentaria es cuestión de tiempo. El resto de ponentes comparte el análisis. Adelantarse a los cambios y desarrollar nuevos formatos es el verdadero reto de la industria, aunque sería objeto de otro debate.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios