EL DÉFICIT SE VA AL 10,63% EN CONTABILIDAD NACIONAL

El Estado gastó el año pasado 111.641 millones más de lo que ingresó

Las cifras son impactantes. Y no dejan lugar a dudas sobre la crisis fiscal del Estado. Los datos que hoy mismo publicará Hacienda, y que remitirá

Foto: El Estado gastó el año pasado 111.641 millones más de lo que ingresó
El Estado gastó el año pasado 111.641 millones más de lo que ingresó

Las cifras son impactantes. Y no dejan lugar a dudas sobre la crisis fiscal del Estado. Los datos que hoy mismo publicará Hacienda, y que remitirá a Eurostat en la primera comunicación  correspondiente a 2013,  revelan que el año pasado la diferencia entre lo que las Administraciones Públicas fueron capaces de ingresar y lo que gastaron ascendió a 111.641 millones de euros. O lo que es igual, el 10,63% del producto interior bruto (PIB), incluyendo las ayudas a la banca según ha confirmado Eurostat.

Se trata de la segunda cifra más alta de la reciente historia económica española -tan sólo superada por los 117.098 millones de déficit público registrado en 2009-, y pone de relieve los problemas de financiación del Estado a consecuencia de la crisis económica. Hasta el punto de que las necesidades de financiación de las Administraciones Públicas desde 2008, cuando empezó la crisis, ascienden a una increíble cifra de 479.493 millones. Eso es lo que ha tenido que pedir prestado el Estado a los mercados en el último quinquenio para poder hacer frente a la brutal caída de ingresos y el aumento de los gastos derivado, principalmente, del desempleo y el servicio de la deuda pública. El gasto público representó en 2012 el 47% del PIB frente al 45,2% del año anterior

Las cifras de 2012 están sesgadas al alza por las ayudas a la banca, que finalmente se contabilizan a efectos de déficit público, pero aun así son superiores a los 100.440 millones generados en 2011. Un año antes, en 2010, el desequilibrio entre ingresos y gastos en Contabilidad Nacional ascendió a 101.469 millones, algo por debajo de los 117.098 millones de déficit registrados en 2009, que marca el peor año para las cuentas públicas desde que se tienen series históricas.

Dicho en otros términos, mientras que el año pasado el conjunto de las Administraciones Públicas logró unos recursos equivalentes a 509.711 millones, los gastos representaron 621.327 millones, tal y como hoy remitirá el Gobierno central a Bruselas de acuerdo con el calendario preestablecido.

Servicio de la deuda

Entre las causas de este intenso aumento del déficit público se encuentra el hecho de que el pago por intereses de la deuda se ha disparado. El año pasado, según la Contabilidad Nacional, se destinaron a esta partida nada menos que 31.297 millones de euros. Es decir, prácticamente el doble de los 16.963 millones que se pagaron en 2007, justo al comienzo de la crisis.

La única gran partida del presupuesto que el año pasado tuvo una importante reducción fue la destinada a pagar las nóminas del sector público. Fundamentalmente, por la supresión de una paga extraordinaria. En concreto, la remuneración de los asalariados del sector público pasó de 123.550 millones a 116.087 millones, pero aun así continúa siendo la segunda gran rúbrica de las cuentas públicas tras el pago de las prestaciones sociales, fundamentalmente pensiones.

La crisis, en todo caso, se percibe con mayor nitidez desde el lado de los ingresos. Sólo hay que tener en cuenta que entre 2007 y 2012 la recaudación del sector público -los recursos en la jerga de la Contabilidad Nacional- se han desplomado en nada menos que 64.982 millones de euros. Por el contrario, los empleos, el gasto público, han crecido en 66.880 millones, algo que explica la crisis fiscal del Estado.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios