La cúpula de Telefónica se queda sin 'stock options' por primera vez en la historia
  1. Economía
POR EL IRREGULAR COMPORTAMIENTO EN BOLSA DE LA COTIZACIÓN

La cúpula de Telefónica se queda sin 'stock options' por primera vez en la historia

La caída en bolsa de Telefónica afecta a los grandes fondos de inversión, a miles de accionistas particulares y, desde ahora, a unos 1.900 directivos de

placeholder Foto: La cúpula de Telefónica se queda sin 'stock options' por primera vez en la historia
La cúpula de Telefónica se queda sin 'stock options' por primera vez en la historia

La caída en bolsa de Telefónica afecta a los grandes fondos de inversión, a miles de accionistas particulares y, desde ahora, a unos 1.900 directivos de la operadora. Por primera vez en la historia, este colectivo de ejecutivos de la primera multinacional de España no recibirá cerca de seis millones de acciones gratuitas que les fueron asignadas cuando valían unos 100 millones de euros.

Telefónica ha confirmado que el cuarto ciclo del Plan de Incentivos para la alta dirección del grupo quedará sin efecto al comprobar que la cotización de la empresa de telecomunicaciones se ha comportado mucho peor que la de sus competidores. En concreto, la española ha quedado en el puesto 22 por retribución al accionista de un total de 25 compañías que componen el índice FTSE Telecom en el periodo que va desde el 1 de julio de 2009 al 1 de julio de este año.

Esa era la condición clave para que los ejecutivos de Telefónica tuvieran derecho a recibir ese premio por buena gestión. Para haber podido recibir esos 6,3 millones de acciones gratuitas, el grupo presidido por César Alierta debía haber quedado entre las seis primeras. Si hubiera quedado en la zona media de la clasificación, los agraciados se hubieran embolsado la mitad de los títulos. Pero por debajo del puesto número 12, la retribución en especie se anulaba.

Desgraciadamente, así ha sido. La evolución de Telefónica en bolsa solo fue superada negativamente por France Telecom y Portugal Telecom. Pese a los esfuerzos de Alierta por mantener una alta retribución al accionista con el reparto de un generoso dividendo, lo cierto es que las acciones de la española bajaron un 32,7% durante el periodo de cómputo. Un comportamiento decepcionante si se compara con las fuertes subidas de Vodafone, BT Group, Verizon, Telus o AT&T.

Se trata de la primera vez en la historia de Telefónica que los directivos de su matriz se quedan sin poder ejecutar un plan de incentivos. Si hubo casos en filiales, como en Terra Networks y Telefónica Móviles, donde se dio una circunstancia similar y su cúpula ejecutiva y la mayoría de empleados también se quedaron con las manos vacías.

Otro nuevo plan

El plan actual fue aprobado en la junta general de accionistas de 2006 con un coste para la multinacional de hasta 745 millones de euros. Está dividido en cinco ciclos de tres años de duración cada uno. Los tres primeros (2006-2009, 2007-2010 y 2008-2011) sí los cobraron los directivos de Telefónica, que gracias que la acción batió a sus competidores pudieron recibir de forma gratuita 17,37 millones de acciones. El cuarto -2009-2012- es el que ha resultado fallido, mientras que el quinto y último vence el 1 de julio del próximo año. Ese ciclo tiene un premio de 5,025 millones de títulos.

En cualquier caso, la operadora participada por BBVA y La Caixa ya puso en marcha el pasado año un nuevo plan de incentivos, por un importe máximo de 450 millones de euros, a cobrar en tres años. Su comunicación se hizo casi a la par del anuncio del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a unos 6.500 empleados en España.

Noticias de Telefónica