La Caixa no presentó oferta por Caja Castilla-La Mancha
  1. Economía
SÓLO HAY OFERTAS DE BBK, IBERCAJA Y CAJASTUR

La Caixa no presentó oferta por Caja Castilla-La Mancha

La Caixa, la mayor caja de España, finalmente no se ha presentado a la subasta de Caja Castilla-La Mancha (CCM), según confirman fuentes conocedoras del proceso.

placeholder Foto: La Caixa no presentó oferta por Caja Castilla-La Mancha
La Caixa no presentó oferta por Caja Castilla-La Mancha

La Caixa, la mayor caja de España, finalmente no se ha presentado a la subasta de Caja Castilla-La Mancha (CCM), según confirman fuentes conocedoras del proceso. De esta forma, el presidente de la entidad catalana, Isidre Fainé, decepciona el interés que tenía el Banco de España en que participara en la puja. Tras el cierre del plazo para presentar ofertas el jueves por la noche, sólo lo han hecho BBK, Ibercaja y Cajastur. Y de las tres, la aragonesa es la que tiene mayores probabilidades de llevarse el gato al agua.

Según fuentes solventes, tanto La Caixa como Caja Madrid habían recibido serios “estímulos” del Banco de España para que se involucrasen en alguna de las operaciones de saneamiento y reestructuración del  sector, en especial la adquisición de CCM. El gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez quería una entidad de gran tamaño para poder absorber CCM sin problemas y, sobre todo, sin necesidad de recurrir al dinero del FROB, o sólo en una cantidad muy reducida.

Sin embargo, Caja Madrid ya descartó hace semanas participar en la puja. Y La Caixa, aunque ha mantenido la opción abierta hasta última hora, finalmente tampoco se ha presentado. La entidad catalana pretende mantenerse al margen de cualquier proceso de fusión -de hecho, no ha participado en ninguna de las dos fusiones de cajas catalanas-, ya que no necesita aumentar su presencia en España, donde cuenta con la mayor red de oficinas de toda la banca. La entidad está más centrada en su expansión internacional, como prueba el aumento de su participación en el austriaco Erste Bank el pasado jueves con una inversión de 687 millones.

Otra cosa es que finalmente consiga mantenerse al margen, puesto que en el sector todo el mundo coincide que hay varias cajas que actualmente no participan en ninguna de las fusiones en curso y que tendrán que ser absorbidas o intervenidas ante el negro panorama de 2010 para la banca española. Eso sí, Fainé y su director general, Juan María Nin, prefieren quedarse con una entidad más pequeña y con menos problemas que CCM.

Tres candidatos muy diferentes

Tras esta decisión de La Caixa, sólo quedan tres entidades en liza, según las fuentes consultadas: BBK, Ibercaja y Cajastur. La aragonesa es la que, en teoría, tiene más papeletas para hacerse con la caja castellana. En primer lugar, porque es la más grande, habida cuenta del interés del Banco de España porque el comprador sea lo más grande posible. En segundo lugar, aunque sus ratios no son tan buenos como los de las otras dos, se encuentra entre las cajas más sólidas. Y en tercero, existe afinidad política, puesto que se trata de dos comunidades autónomas gobernadas por el PSOE.

Otras fuentes conocedoras del proceso afirman que BBK es la que menos probabilidades tiene, hasta el punto de haber sido invitada para dar cuerpo al proceso. De hecho, la caja vizcaína ha anunciado que su intención no sería una fusión completa con CCM, sino la creación de un instrumento de inversión que detentaría la mayoría de los derechos políticos en CCM; es decir, la convertiría en una especie de filial. Y la apuesta de MAFO en todo el proceso de reestructuración de las cajas son las fusiones completas.

Finalmente, Cajastur aparece como el 'tapado' en esta subasta; así, causó honda sorpresa en el sector la noticia de que se presentaba a la puja, adelantada por El Confidencial a mediados de octubre. En su contra juega claramente su tamaño, inferior a la de la propia CCM: 15.700 millones de activos frente a los 26.800 de la caja intervenida. A su favor, la solidez de sus ratios de solvencia, sus importantes participaciones industriales (valoradas en 1.000 millones) y la afinidad política (Asturias también es socialista). Además, cuenta con sus dificultades para participar en otra fusión, al estar encajonada entre las cajas gallegas -en conversaciones preliminares de fusión entre ellas-, las castellano-leonesas (con un proyecto ya avanzado para ello) y las vascas (que se espera retomen el viejo proyecto de integración).

Noticias de La Caixa Caja Castilla-La Mancha Banco de España Unidades de Intervención Policial