Es noticia
Menú
Cuando la voluntad supera al talento: el gran secreto del heroico Rafa Nadal en Australia
  1. Deportes
  2. Tenis
LA CONSTANCIA Y EL TALENTO

Cuando la voluntad supera al talento: el gran secreto del heroico Rafa Nadal en Australia

El tenista español hizo historia en el Open de Australia con una victoria épica, pero que no está basada ni en la suerte ni en el talento, sino especialmente en el trabajo constante

Foto: Rafa Nadal, posando con el título en Australia. (EFE/EPA/Joel Carrett)
Rafa Nadal, posando con el título en Australia. (EFE/EPA/Joel Carrett)

Rafa Nadal ya es leyenda. Ya no existen calificativos para describir lo que ha conseguido a lo largo de su carrera el tenista español, coronada tras su épica final en el Open de Australia ante el ruso Daniil Medvedev. Con una de las remontadas más impresionantes de su vida -y eso ya es mucho decir-, el balear conseguía convertirse en el tenista más grande de todos los tiempos, logrando su 21º Grand Slam en, posiblemente, una de las pistas que más problemas le han dado a lo largo de su carrera. Y, por si fuera poco, lo ha logrado cuando hace seis meses creía que no tan siquiera podría volver a jugar al tenis.

Lo que es evidente es que Nadal está hecho de otra pasta y que su portentosa mente es uno de los puntos claves de su exitosa carrera. Recordemos que llegó a ir dos sets por debajo, perdiendo 2-3 y 0-30 con su servicio… o, lo que es lo mismo, tenía el agua al cuello y era incapaz de encontrar soluciones en un partido donde Medvedev lo estaba bordando. Solo hizo algo diferente: pensar bola a bola y no ir más allá. Fue así, con una voluntad de hierro, con la que consiguió superar al talento de su rival y sus propias barreras para firmar una de las victorias más grandes de toda su vida y hacer historia.

Foto: Nadal posa en rueda de prensa con el Open de Australia. (Reuters/Loren Elliott)

Pero, ¿cuál es la clave del éxito de Nadal? Una de las imágenes de la jornada, que ha dado la vuelta al mundo, tuvo lugar escasos minutos después de su triunfo. Acababa de ganar el título más importante de su carrera, en una remontada inenarrable después de más cinco de horas de esfuerzo... y ¿saben qué es lo primero que hizo? Montarse en una bicicleta estática para hacer trabajo físico de recuperación. Puede parecer una tontería, pero precisamente ese es uno de los secretos de su carrera: no escatimar un solo segundo en su preparación y cuidados físicos, llueva, hago calor, tenga un mal día o acabe de ganar en la Rod Laver.

"Una de las claves de su éxito es la constancia. No es solo grande por las condiciones de base con las que cuenta, sino que en realidad es su trabajo el que le ha llevado hasta donde está. Esa imagen de la bici no es otra más que trabajo activo de limpieza y confirma la implicación que tiene a la hora de invertir tiempo en su cuerpo. Es un trabajo pensado para prevenir lesiones y alargar su carrera", explica a El Confidencial el doctor David Rodríguez Sanz, experto en lesiones deportivas y profesor titular de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense de Madrid.

Por ello, una de las preguntas claves que aparecen en el horizonte es evidente: ¿qué hubiera sido de Nadal de no haber sufrido tantas lesiones? La respuesta no es fácil pues, haciendo un ejercicio de elucubración, la lógica te lleva a pensar que hubiera sumado muchos más títulos en sus vitrinas, pero quizá la respuesta sea otra. A lo mejor, el hecho de saber que sus lesiones limitan su cuerpo es lo que le ha llevado a contar con una mente privilegiada, con una voluntad de hierro y a superar todas las adversidades que se le presentan en el camino. 'Lo que sucede, conviene', elevado a la enésima potencia.

"En el año 2014, Nadal sufrió cinco lesiones serias o, lo que es lo mismo, se lesionó más que el resto de jugadores del Top 5 juntos. Y, a pesar de ello, ha seguido ganando. ¿Por qué? Porque el trabajo siempre tiene recompensa. Ese lunes que no le apetece entrenar, no solo lo hace, sino que lo hace al máximo nivel; el martes, lo mismo; el miércoles, igual. Porque si un día no lo hace, sabe que hay otro en cualquier punto del mundo que está entrenando para ganarle. Seguro que ayer quería celebrar y disfrutar pero, en vez de eso, decidió seguir el patrón de recuperación que tiene instaurado para cuidar su cuerpo", explica el doctor Rodríguez.

"La suerte es el control de los detalles"

Pensemos que hace escasos cinco meses Nadal estaba metido en un quirófano con el objetivo de tratar de recuperarse de sus problemas en el escafoides izquierdo y que ni tan siquiera sabía si podría volver a competir. Incluso el fantasma de la retirada llegó a pasar por su cabeza, consciente de que no podría volver a jugar si los problemas físicos persistían. No solo ha conseguido volver a las pistas, hacerlo a gran nivel y disfrutar del tenis, sino que lo ha hecho ganando en Australia y dando una lección de vida en la pista. Un verdadero ejemplo de superación y constancia con un gran secreto: trabajo, trabajo y más trabajo.

"La suerte es el control de todos los detalles", explica el doctor Rodríguez. "Evidentemente, tienes que tener talento de base, pero tienes que saber qué comer, cuándo dormir, cómo entrenar, de qué manera descansar... Para ser excelente como Nadal no vale con serlo puntualmente, hay que serlo todos los días. Y, el que no lo hace y tiene talento, se queda en proyecto de deportista. Su mentalidad por cuidar hasta la mínima cuestión es la que le ha hecho grande", afirma el experto. Nadal lo tiene todo, pero su fuerza de voluntad es la que le ha llevado a ser el deportista más grande de todos los tiempos. Y tenemos la suerte de que es español.

Rafa Nadal ya es leyenda. Ya no existen calificativos para describir lo que ha conseguido a lo largo de su carrera el tenista español, coronada tras su épica final en el Open de Australia ante el ruso Daniil Medvedev. Con una de las remontadas más impresionantes de su vida -y eso ya es mucho decir-, el balear conseguía convertirse en el tenista más grande de todos los tiempos, logrando su 21º Grand Slam en, posiblemente, una de las pistas que más problemas le han dado a lo largo de su carrera. Y, por si fuera poco, lo ha logrado cuando hace seis meses creía que no tan siquiera podría volver a jugar al tenis.

Rafa Nadal Australia
El redactor recomienda