LA ACADEMIA ES UN EXITOSO NEGOCIO DE 73.507m²

El imperio de Rafa Nadal choca con su alcalde: "Llevan desde 2016 sin pagar el IBI"

Miquel Oliver, alcalde de Manacor, no piensa tolerar un solo privilegio a la familia Nadal, a la que el Gobierno balear ha bendecido con leyes a la carta para facilitar su lucrativo negocio

Foto: Rafa Nadal junto a los alumnos graduados de su escuela en sus instalaciones.
Rafa Nadal junto a los alumnos graduados de su escuela en sus instalaciones.
Adelantado en

El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, sigue esperando que algún miembro de la familia Nadal o un directivo de la Rafa Nadal Academy by Movistar acuda a su despacho a explicarle cómo va a afectar al municipio la ampliación del fastuoso negocio del clan familiar. O que le llamen para preguntarle qué pueden hacer los Nadal para minimizar el impacto que tendrá sobre el territorio y el medio ambiente local la urbanización para uso privado de 26.000 m² de suelo rústico, en los que destaca un pabellón multiusos de 8.000m2. Las obras comenzarán en unos días gracias al visto bueno del Consejo de Gobierno de las Islas Baleares, que simplemente ratifica lo que el Parlamento autonómico aprobó por ley en junio de 2018: permitir, gracias a una enmienda hecha 'ex profeso', que los Nadal amplíen su megacomplejo deportivo y de ocio en Manacor sin tener que pasar por todos los cauces burocráticos habituales. Se ahorran tramitar el cambio de uso del suelo (algo muy complicado de hacer en Mallorca) y someterse a un informe de impacto ambiental que, según los expertos, habrían tenido muy difícil superar. La ampliación añadirá un 54% de terreno al negocio que los Nadal abrieron en Manacor en 2016, gracias también entonces a una ley a medida. La extensión total alcanzará los 73.507 m². El objetivo es convertir el Centro de Tenis Rafael Nadal en un referente a nivel mundial, y la familia dispone de una verdadera autopista política para conseguirlo.

"No existe ninguna relación entre los Nadal y el Ayuntamiento de Manacor. Ni hablaron con el anterior alcalde ni ahora han venido a hablar conmigo. Viven al margen del municipio, sin interesarse siquiera por saber cómo afecta su negocio a los vecinos, algunos de los cuales, por cierto, lo están pasando bastante mal desde que abrieron el complejo deportivo", lamenta Oliver, quien sentencia: "La Rafa Nadal Academy se llena la boca de manacorinidad, no paran de decir lo bueno que es su negocio para Manacor, cuánto hace Rafa por Manacor, pero la manacorinidad no se verbaliza, sino que se practica. Y ellos no lo están haciendo".

"No paran de decir cuánto hace Rafa Nadal por Manacor, pero la manacorinidad no se verbaliza, sino que se practica", protesta el alcalde

Como muestra, un botón: la Rafa Nadal Academy, patrocinada y financiada por Movistar, no ha pagado nunca el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ni la tasa de recogida de basuras. "Ni siquiera habían hecho el cálculo de los impuestos a pagar, no se les había ocurrido. Parece que el anterior consistorio [coalición de PP y Proposta per les Illes] nunca lo reclamó. Llevan desde que abrieron en 2016 sin pagar el IBI. Les tocará pagar este año la cantidad correspondiente con todos los atrasos". Tampoco han pagado el 3% de licencia de obra al municipio en ninguna de las dos fases, aunque de eso se libran porque así lo especifica la enmienda aprobada por el Govern socialista del PSIB. Dicha enmienda se denomina sin tapujos 'enmienda Nadal' y fue aprobada en junio de 2018 como un añadido a la nueva Ley de Vivienda.

Infografía con la ampliación del complejo deportivo de la familia Nadal en Manacor. (RNA)
Infografía con la ampliación del complejo deportivo de la familia Nadal en Manacor. (RNA)

La relación de Oliver (MES per Mallorca) con los Nadal no es precisamente idílica. Todo comenzó en los meses de 2015 en que Oliver fue alcalde por primera vez, antes de que una moción de censura de PP y PI le expulsara del cargo. Eran los inicios del ambicioso proyecto empresarial y los Nadal andaban engrasando los detalles en despachos políticos. Sebastià, padre del tenista y gran impulsor de la academia, acudió a ver al alcalde junto al arquitecto Pere Serra, mano derecha del clan y exdiputado autonómico por el PSOE. Querían pedirle un favor: que intercediese por ellos ante la Consejería de Turismo, gestionada entonces por MES, para que les aprobasen el uso turístico de la instalación por la vía rápida. "Les dije que si querían podían ir ellos a la consejería, que tiene las puertas abiertas a todo el mundo".

Los Nadal no volvieron a importunar a Oliver, pero el político se quedó algo mosqueado. Y no dudó, ya desde la oposición, en denunciar que la academia de tenis estaba ofertando habitaciones en plataformas como Booking sin disponer de la licencia hotelera. Eso obligó a los Nadal a dar de baja esos anuncios y gestionar, en una nueva ronda de despachos, que el Govern ahora sí les concediera el uso hotelero de su instalación, en concreto como "alojamiento de uso deportivo".

Miquel Oliver, alcalde de Manacor.
Miquel Oliver, alcalde de Manacor.

El destino ha vuelto a poner frente a frente al alcalde Oliver y a los Nadal, aunque en realidad este hecho ya no tiene relevancia, pues todo el proyecto empresarial ha sido respaldado por el Gobierno de las Islas Baleares. "La paradoja es que el megacomplejo deportivo se ubica en Manacor pero ni la sociedad local ni el ayuntamiento han tenido derecho a decir nada. Yo recibí hace días la documentación de la ampliación de parte del Govern y no pude hacer más que firmarla, ya que poner objeciones sería inútil. Está aprobado por ley y no hay más que decir".

Cuando termine la ampliación, el complejo contará con 34 pistas de tenis al aire libre, cuatro pistas cubiertas, siete semicubiertas, un campo de fútbol, siete pistas de pádel, dos pistas de squash, una piscina semiolímpica, una piscina al aire libre, un espectacular centro de 'fitness' y un 'spa'. Aparte, el complejo ampliará en 80 las plazas destinadas a turismo deportivo para alcanzar 214 plazas de uso hotelero. En paralelo, la academia de formación de tenistas mantiene otras 140 plazas a razón de 56.000 euros anuales la matrícula. Los alumnos también tienen la opción de formarse en la American International School of Mallorca, ubicada en el recinto.

Sebastià Nadal, junto a Xisca Perelló y Ana María Parera, en un evento en la Rafa Nadal Academy. (EFE)
Sebastià Nadal, junto a Xisca Perelló y Ana María Parera, en un evento en la Rafa Nadal Academy. (EFE)

Urbanismo a la carta

El meollo de la polémica, que es lo que realmente escuece en un sector de vecinos de Manacor y en distintas entidades sociales de Mallorca, es que Rafa Nadal haya aprovechado esta autopista legal para levantar un imperio comercial y no solo una academia de tenis de élite como se planteó en origen hace ocho años. Sebastià, padre del tenista, impulsó la creación de un centro de alto rendimiento para jóvenes talentos de la raqueta (la Academia) bajo la garantía de éxito de Rafa Nadal. La sociedad local vio con muy buenos ojos el proyecto, pese a ser moldeado en los despachos del Parlamento balear, donde la familia, concretamente Rafael Nadal, tío del tenista, tiene buen acceso como diputado autonómico del Partido Popular. El Govern del PP de José Ramón Bauzá (2011-2015) consideró que la Rafa Nadal Academy era un proyecto de "interés autonómico" y dio su visto bueno a su construcción de forma exprés mediante la Ley 5/2012, eximiéndolo del informe de impacto ambiental y ahorrándole casi una década de farragosa burocracia.

Lo que ya no sentó tan bien es que los Nadal aprovecharan la alfombra roja urbanística para no solo levantar la Rafa Nadal Academy, sino para construir un fastuoso complejo deportivo, el Rafa Nadal Sports Centre, que incluye gimnasio, piscina, pistas de tenis y pádel y otros servicios como alojamiento hotelero y restauración, lo que entra directamente en competencia con el tejido empresarial local y genera una importante presión sobre los recursos del municipio, principalmente el agua (Manacor tiene graves problemas de suministro) y el uso energético. "Si quieren abrir un complejo deportivo, que se sometan a la misma burocracia que el resto de empresarios", decían las voces discordantes. Ahora, con esta ampliación, el problema se repite: más terreno edificado, más presión sobre los recursos del municipio y más oferta comercial que no todos en el pueblo de Rafa Nadal consideran competencia justa. El Ayuntamiento de Manacor tiene derecho a una compensación de 464.958 euros, cantidad ya satisfecha, y al aprovechamiento de 2.600m² como zonas verdes todavía por especificar.

El fabuloso gimnasio de la familia Nadal tiene más de 2.500 abonados. (D. B.)
El fabuloso gimnasio de la familia Nadal tiene más de 2.500 abonados. (D. B.)

Contactada por este periódico, la Rafa Nadal Academy ha rechazado valorar los posibles perjuicios que su actividad genera sobre Manacor, y menos aún tocar el punto de la autopista burocrática que les ha facilitado el Govern. Sencillamente, no ven motivo de controversia sobre un proyecto que cumple la legalidad a rajatabla y que, consideran, solo aporta beneficios al tejido laboral y económico de esa parte de la isla. En todo caso, les parece de mala fe que alguien pueda criticar su proyecto empresarial, pues es gracias a Rafa Nadal que Manacor es conocida en todo el mundo y es gracias a él que los vecinos (40.873 habitantes) gozan de un espectacular centro deportivo y de salud a precios asequibles, además de turistas que acuden durante todo el año a visitar el lugar. El museo de Rafa Nadal recibió 53.000 visitantes el año pasado.

"La ampliación consolidará la Academia como uno de los principales motores económicos de la zona", asegura el director general de la empresa

Javier Perelló, director general de la Rafa Nadal Academy, asegura que "además del beneficio que supondrá para los jugadores poder disponer de pistas cubiertas en días de meteorología adversa, la ampliación consolidará la Academia como uno de los principales motores económicos de la zona impulsando la riqueza de Manacor e incrementando el número de puestos de trabajo directo (actualmente tenemos 302 empleados, cifra que en verano llegó a los 350) e indirecto a través de las empresas locales que son proveedores de materiales y servicios".

El alcalde responde: "Es evidente que la academia genera empleo, pero en este caso 1+1 no son 2. Por cada empleo generado hay otros que se pueden resentir. La piscina municipal tal vez no abrirá el verano próximo por la competencia del Nadal Sports Center; hay gimnasios que han tenido que dedicarse a dar clases de judo porque la clientela se les iba, sin entrar a valorar cómo afecta el hotel [234 plazas], el restaurante y otros servicios que el complejo deportivo ofrece a modo de gran centro comercial". El nuevo edificio multiusos de 8.000m² tendrá espacios destinados a la preparación física, fisioterapia, psicología, nutrición y medicina deportiva. “Los profesionales que se dediquen a esto en Manacor se van a resentir, y el que quizá quería abrir consulta se lo pensará dos veces. Es un asunto muy difícil de valorar, no es tan sencillo como pintan desde la academia", dice el alcalde.

Imagen aérea del centro de tenis de Rafael Nadal en Manacor. (Rafa Nadal Academy)
Imagen aérea del centro de tenis de Rafael Nadal en Manacor. (Rafa Nadal Academy)

El miedo, en resumen, es que los Nadal estén gozando de bula papal para establecer un monopolio sobre el deporte y la salud en Manacor y su área de influencia. De hecho, desde la academia se subrayan los precios asequibles que tienen estas instalaciones de auténtico lujo como ejemplo de la acción social de su empresa. "Desde los comienzos Rafa quiso que este proyecto estuviera concebido para el uso y disfrute del público local con servicios de primera calidad a precios populares. Por eso estamos muy felices por el cariño y agradecimiento constante que nos trasmiten los ciudadanos de Manacor que utilizan nuestras instalaciones a diario”, opina Perelló mediante un comunicado. El gimnasio del Rafa Nadal Sports Centre tiene más de 2.500 abonados.

Un informe de impacto económico elaborado en 2017 por la fundación Impulsa Baleares, entidad gestionada por la patronal autonómica, concluyó que tanto la academia como el complejo deportivo y de ocio han aportado ingentes beneficios económicos y laborales a Mallorca. Según sus datos, un 26,3% de los proveedores de la empresa son de Manacor, de un total de 66,3% con sede en el archipiélago, y antes de la ampliación tenía potencial para generar "servicios por valor de 16,42 millones de euros anuales". El proyecto, sentencia el informe, “contribuye a sentar las bases para posicionar Mallorca como un referente internacional en turismo deportivo, hecho que podría activar la atracción de capital extranjero para el desarrollo de proyectos similares".

Graduación de la primera promoción de la American International School of Mallorca en la Rafa Nadal Academy. (EFE)
Graduación de la primera promoción de la American International School of Mallorca en la Rafa Nadal Academy. (EFE)

Crisis de gobierno

La reciente aprobación en consejo de Gobierno de este proyecto empresarial ha generado un pequeño terremoto en la alianza que forman el Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB) y Podemos. Los dos 'consellers' morados del Govern, el vicepresidente Juan Pedro Yllanes y Mae de la Concha, se desmarcaron del acuerdo y lo calificaron de "urbanismo a la carta" que cede "privilegios a personas determinadas".

"Un gobierno progresista jamás debería firmar algo así”, afirma Podemos Baleares a este diario: “Lo importante aquí no es si tiene más o menos impacto económico, sino que en la anterior legislatura pactaron PSIB y PP para beneficiar a un empresario famoso. Mallorca tiene un territorio especialmente frágil y por lo menos se debería estudiar el impacto ambiental de un proyecto de esta envergadura. No es ético utilizar un Parlamento para beneficiar a una persona famosa, por muy simbólica que sea su figura, en detrimento de entorno natural tan frágil como el que tiene Mallorca y sin valorar el malestar que puede generar en parte de la población”.

La ley obliga a la familia Nadal a terminar las obras de ampliación antes del 31 de diciembre de 2022. El alcalde de Manacor, pese a las discrepancias, tiende la mano a los Nadal: “Dudo que Sebastià me llame, pero ahí tiene mi teléfono, es el mismo de siempre. Estoy a su disposición para hablar de lo que sea. Tanto él como Rafa, igual que cualquier otro manacorí, tienen abierta la puerta de mi despacho".

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios